martes, 9 de enero de 2007

Babel


La última película de Alejandro González Iñárritu cierra una trilogía sobre el dolor, las barreras que separan a los seres humanos y las casualidades que los unen. Como en sus anteriores películas "Amores perros" y "21 gramos", González Iñárritu encadena varias historias aparentemente no relacionadas entre sí. La novedad de "Babel" es que transcurre en tres escenarios muy alejados unos de otros en el espacio: la frontera entre EEUU y México, las montañas de Marruecos y la agobiante ciudad de Tokio. En "Babel" se mezclan múltiples ingredientes, como la pobreza y la opulencia, la incomunicación, la dificultad de expresar los sentimientos que más duelen, el aislamiento, las consecuencias de las conductas imprudentes, el miedo a lo desconocido, las etiquetas que ponemos a los demás en función de su procedencia, su aspecto físico o sus recursos económicos, la necesidad de reconocerse en alguien capaz y dispuesto a entendernos,... Entre los actores de la película cabe destacar los trabajos de un maduro Brad Pitt, la mexicana Adriana Barraza y la joven japonesa Rinko Kikuchi.

El título de la película hace referencia al mundo actual, en el que aparentemente tenemos a nuestro alcance más facilidades que nunca para comunicarnos con los demás, pero en el que la realidad muestra lo difícil que es poder establecer una comunicación sincera y sin malentendidos con nuestros semejantes. "Babel" simboliza ese mundo cada vez más complejo en el que sigue siendo tan difícil como siempre conectar con los demás.

El guionista Guillermo Arriaga explica cómo se gestaron las historias que componen "Babel" en :

No hay comentarios: