martes, 23 de enero de 2007

Contra las bombas de racimo


Una de las más perfeccionadas formas de matar con las que cuentan los ejércitos actuales son las bombas de racimo. Son un tipo de bombas que cuando son lanzadas, al alcanzar una determinada altitud, se abren dejando caer una gran cantidad de pequeñas bombas que se desperdigan por el terreno. Aunque sean lanzadas sobre objetivos militares, la dispersión de las pequeñas bombas que contienen alcanza inevitablemente a la población civil y siguen provocando muertes mucho tiempo después de que las guerras hayan terminado. Por si fuera poco, las pequeñas bombas que salen de la bomba de racimo tienen formas muy llamativas, como pelotas de colores o latas de refresco, por lo que atraen la atención de los niños, que se convierten en unas de sus principales víctimas.


En España se fabrican y se venden bombas de racimo. Además el Ejército español cuenta con un arsenal de bombas de este tipo. Greenpeace ha iniciado una campaña para pedir al gobierno español que prohíba la fabricación, la venta y el almacenamiento en suelo español de este tipo de bombas y que suscriba la iniciativa de promover un tratado internacional para la eliminación de este tipo de armamento. Si quieres adherirte a esta iniciativa, pincha en el siguiente enlace:




Más información sobre las bombas de racimo:



Para participar en otras campañas de Greenpeace:


No hay comentarios: