lunes, 22 de enero de 2007

Thuram, más que un futbolista


Lilian Thuram es un futbolista singular. El defensa del F. C. Barcelona y de la selección francesa es, además de un gran jugador, un personaje amante de la lectura y la reflexión y concienciado con los problemas de su entorno. En Francia forma parte del Alto Consejo por la Integración, un órgano consultivo que realiza propuestas para mejorar la integración de las minorías en la sociedad francesa. En más de una ocasión ha declarado que considera la educación como el mejor antídoto contra la marginación. También se ha destacado en la lucha contra el racismo. Cuando jugaba en la Juventus de Turín, recibió una sustanciosa oferta del Lazio, un equipo en cuyo estadio son habituales los cánticos y los saludos fascistas. La respuesta de Thuram fue. "Yo no juego para fascistas". Además colabora en la lucha contra la drepanocitosis, una enfermedad sanguínea de origen genético que afecta especialmente a la población negra. En África mueren más de 300.000 niños al año porque no se les diagnostica la enfermedad. La campaña de sensibilización en la que participa Thuram intenta conseguir que a todos los niños africanos se les haga un análisis en el momento de su nacimiento para determinar si padecen la enfermedad y que se les pueda proporcionar el tratamiento médico adecuado. Thuram no da excesiva importancia a su participación en las causas que cree justas y considera que simplemente hace lo que puede por mejorar el mundo en el que vive. Un ejemplo a seguir fuera y dentro de la cancha. Y además, ahora juega en el Barça.


Página en francés sobre Thuram en Wikipedia:
Colaboración en la sensibilización sobre la drepanocitosis:

No hay comentarios: