jueves, 31 de mayo de 2007

Ventanas


En su libro Las palabras andantes Eduardo Galeano recoge historias que escuchó y otras que se le ocurrieron mientras soñaba despierto. Galeano llama “ventanas” a las historias más breves, que no por ello dejan de estar llenas de significado. Éstas son algunas de las que más me han gustado:

VENTANA SOBRE LA PALABRA (III)

En lengua guaraní, ñe ê significa “palabra" y también significa “alma”.
Creen los indios guaraníes que quienes mienten la palabra, o la dilapidan, son traidores del alma.

VENTANA SOBRE LAS DICTADURAS INVISIBLES

La madre abnegada ejerce la dictadura de la servidumbre.
El amigo solícito ejerce la dictadura del favor.
La libertad de mercado te permite aceptar los precios que te imponen.
La libertad de opinión te permite escuchar a los que opinan en tu nombre.
La libertad de elección te permite elegir la salsa con que serás comido.


VENTANA SOBRE LA NUCA

Las cosas son dueñas de los dueños de las cosas y yo no encuentro mi cara en el espejo. Hablo lo que no digo. Estoy, pero no soy. Y subo a un tren que me lleva adonde no voy, en un país exiliado de mí.

VENTANA SOBRE LA CARA

¿Una máquina boba?
¿Una carta que ignora su remitente y equivoca su destino?
¿Una bala perdida, que algún dios ha disparado por error?
Venimos de un huevo más chico que una cabeza de alfiler, y habitamos una piedra que gira en torno de una estrella enana y que contra esa estrella, a la larga, se estrellará.
Pero hemos sido hechos de luz, además de carbono y oxígeno y mierda y otras cosas, y al fin y al cabo estamos aquí desde que la belleza del universo necesitó que alguien la viera.

VENTANA SOBRE LA UTOPÍA

Ella está en el horizonte - dice Fernando Birri- . Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos. Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré. ¿Para qué sirve la utopía? Para eso sirve: para caminar.


GALEANO, Eduardo, Las palabras andantes, Editorial Siglo XXI, Madrid, 2004

miércoles, 30 de mayo de 2007

Efectivamente


La viñeta de hoy de Forges se refiere a esas entidades que cada año cierran su ejercicio con beneficios astronómicos y que forman parte de la vida de todos. No hace falta decir su nombre.

martes, 29 de mayo de 2007

Vuelve Rosendo


Rosendo, uno de los viejos rockeros que nunca mueren, regresa con un nuevo disco. Reividincativo como siempre y con las ideas claras, su nuevo trabajo se titula El endémico embustero y el incauto pertinaz. En 1999 Rosendo dio un concierto en la cárcel de Carabanchel que luego se editó en disco con el título de Siempre hay una historia. En él Rosendo cantó una canción con Luz Casal titulada A la sombra de una mentira. Es una de esas baladas que sólo saben hacer los rockeros como Rosendo.


A LA SOMBRA DE UNA MENTIRA

Una sensación de merecer
me persigue sin cesar.
Un exceso de valoración
me pudiera confundir.

Dónde estás
que tan poco se te ve.
Cómo admitir como deformidad
lo que no es repetición.
Si la maldita elección
la posibilidad
es la sola solución

Y todo lo que consigo
es que nadie entienda que
a la sombra de una mentira
moriré.

Por fin la idea original
se funde con la piel
puesta en escena con tal precisión
que me llega a convencer

Dónde estás
que tan poco se te ve

Es una forma de mediocridad
que me niego a poseer.

No tengo nada que perder
para mal o para bien.

Y todo lo que consigo
es que nadie entienda que
a la sombra de una mentira
moriré.

Me puedo abandonar y olvidar
que estoy aquí
gesticular descomponer
aunque no pueda dormir.

Todo lo que consigo
es que nadie entienda que
a la sombra de una mentira
moriré.


Nuevo disco de Rosendo:


Página web de Rosendo:

Cindy Sheehan se rinde


Cindy Sheehan, el símbolo de la resistencia de las familias de los soldados de EEUU enviados a la guerra de Irak, ha decidido abandonar la lucha. Se marcha desencantada por el escaso apoyo a su causa y con duros ataques a los partidos políticos, especialmente al Partido Demócrata. Su desencanto es una muestra evidente de que la guerra de Irak es un tema menor para la mayor parte de la población de EEUU, que afecta directamente a las familias de los soldados destinados allí, pero que todavía no se ha convertido en un problema que genere airadas protestas en las calles. Irak lleva camino de convertirse en un nuevo Vietnam, pero entre la sociedad estadounidense aún no se ha extendido esa sensación, en gran parte por la enorme censura de los medios de comunicación respecto a todo lo que tiene que ver con la guerra. Cindy Sheehan comenzó su lucha cuando perdió a su hijo en la guerra y que ésta acabara ha sido durante varios años su principal objetivo. Ahora ha perdido también la esperanza.


Razones de Cindy Sheehan para abandonar su lucha:

Inhumanos


El gobierno de Malta, esa diminuta isla que forma parte de la Unión Europea, sigue dando muestras de una absoluta falta de humanidad con los inmigrantes que se acercan a sus costas buscando una vida mejor. El último episodio de su particular guerra a la inmigración ha tenido lugar este fin de semana, cuando un barco maltés se negó a recoger a 27 inmigrantes cuya embarcación llevaba seis días a la deriva, pero les permitió agarrarse a una enorme almadabra, es decir, una red utilizada para capturar atunes. Los inmigrantes permanecieron durante tres días agarrados a la red, mientras el gobierno maltés y el gobierno libio se negaban rotundamente a hacerse cargo de ellos. Finalmente un avión militar italiano acudió a rescatarlos y los trasladó a la isla italiana de Lampedusa. El gobierno maltés incumple reiteradamente las normas de la Unión Europea sobre rescate de náufragos y se niega a prestar ayuda a los barcos de otros países que recogen inmigrantes cerca de sus costas, como ocurrió el verano pasado con el Francisco y Catalina o como ha vuelto a suceder en estos días con el Montfalcó. El Gran Wyoming se ha preguntado en El Intermedio, ¿qué clase de país es ése que se deja meter 12 goles y es incapaz de hacerse cargo de 27 inmigrantes? Un país gobernado por gentes sin sentimientos que se saltan las leyes a su conveniencia.


La historia de los náufragos en la almadraba:



Rescate de inmigrantes por el Montfalcó en aguas maltesas:


lunes, 28 de mayo de 2007

Pensamientos en una línea


- El doloroso olor de la memoria enmohece los mejores recuerdos. Augusto Roa Bastos.

- En nuestros locos intentos, renunciamos a lo que somos por lo que esperamos ser. William Shakespeare.

- Cuidado con la tristeza: es un vicio. Gustave Flaubert.

- Todo es efímero, lo que recuerda y lo recordado. Marco Aurelio.

- El dolor que se calla es más doloroso. Racine.

- Mediocre y sabiendo arrastrarse, uno llega a todas partes. Pierre Augustin de Beaumarchais.

- Ser estúpido, egoísta y estar bien de salud, he aquí las tres condiciones que se requieren para ser feliz. Pero si os falta la primera, estáis perdidos. Gustave Flaubert.

- Puedes luchar contra la intolerancia, la estupidez o el fanatismo cuando llegan por separado. Pero si aparecen los tres juntos, lo más sabio, si se quiere mantener la salud, es largarse. P. D. James.

- Tuve, de muy joven , un presentimiento completo de la vida. Era como el nauseabundo hedor que se escapa de una cocina por un tragaluz. No hace falta haber probado la comida para saber que te daría ganas de vomitar. Gustave Flaubert.

- Cierra los ojos y verás. Joseph Joubert.

- Prohibir algo es despertar el deseo. Michel de Montaigne.

- La vida es una enfermedad de transmisión sexual, con un índice de mortalidad del cien por cien. Ronald D. Laing

- Un conservador es un hombre demasiado cobarde para luchar y demasiado gordo para vivir. Elbert Hubbard.

- Qué desagradable es caerle bien a la gente que te cae mal. Jaume Perich.

- La perfecta igualdad no existe, sino entre los muertos. Pitágoras.

- Camina o siéntate, pero no dudes. Proverbio zen.

- No labra uno su destino, lo soporta. Gustave Le Bon

- Para que termine una pesadilla simplemente hay que despertar. Ulises Vázquez Fernández

domingo, 27 de mayo de 2007

Cazadores de tormentas


La megatormenta de la pasada semana fue consecuencia de una supercélula, también llamada mesociclón. Buscando información en internet para comprender mejor por qué se produjeron lluvias tan torrenciales, he encontrado varias páginas interesantes sobre fenómenos meteorológicos. He descubierto que hay mucha gente que se dedica a capturar imágenes de nubes, rayos y tormentas. Son los cazadores de tormentas y su afición recuerda a la de los científicos que retrataba la película Twister, que se desplazaban por EEUU en busca de tornados. El cielo proporciona imágenes espectaculares. El problema surge cuando hay que bajar la vista a la tierra y encontrarse muchas veces con efectos indeseados.


Explicación de cómo se forma una supercélula:


Cazadores de tormentas:


Tiempo severo:


Colección de nubes en Wolkenatlas:


Instituto Nacional de Meteorología:


Fotos de la inundación de Alcázar de San Juan:

Totalitarismos en Localia


La red de televisiones locales agrupadas bajo el nombre de Localia ha iniciado un ciclo de documentales sobre los totalitarismos del siglo XX. En la noche de los jueves se emitirán documentales sobre el nazismo alemán, el fascismo italiano y la primera etapa de la Revolución Rusa. El pasado jueves se emitió El triunfo de la voluntad, un impresionante testimonio sobre el congreso del Partido Nacionalsocialista Alemán (NSDAP) celebrado en 1934 en Nuremberg. Esta película fue filmada por la cineasta Leni Riefenstahl y es considerada como una obra maestra de propaganda política. La película fue encargada a Riefenstahl por el propio Adolf Hitler para mostrar al mundo el enorme poder de su partido y su voluntad de devolver a Alemania al lugar que, según él, le correspondía. Riefenstahl utilizó todo el poder de las imágenes para conseguir los efectos deseados y el resultado es una película de belleza subyugante y a la vez repulsiva. Desasosiega sentirse fascinado por las imágenes de desfiles y cánticos nazis y horroriza pensar lo que, en un mundo cada vez más dominado por la apariencia, se puede conseguir del público con una buena escenografía, un buen maquillaje y una hábil coreografía. Los ideólogos de los regímenes totalitarios dominaban el escenario y eran capaces de remover a las masas con sus discursos. Hay que conocer las tácticas del enemigo para evitar caer en sus trampas. Por ello, hay que aprovechar la oportunidad de ver este tipo de documentales históricos en televisión. Pocas veces se puede.

Información sobre El triunfo de la voluntad:


Ciclo de documentales sobre los totalitarismos en Localia:

sábado, 26 de mayo de 2007

Descripción de la mentira


Ayer se publicó en El País otra interesante reflexión del escritor Julio Llamazares sobre la poca importancia que se concede a la mentira en la sociedad española. Llamazares recupera algunos versos del poeta Antonio Gamoneda, cuya lectura produce el efecto que deberían causar las mentiras cuando se toma conciencia de ellas: repulsión. Tanto la mentira como la ocultación o la omisión de la verdad causan un profundo daño cuando se descubren si los afectados se consideran engañados. Lo que Llamazares explica en su artículo es sin embargo algo muy habitual en un país que tiende a olvidar su pasado: que no se castiga al mentiroso ni se considera que sus actos sean tan graves, lo que les concede una impunidad que alienta a que repitan las mentiras.


Descripción de la mentira
JULIO LLAMAZARES 25/05/2007

En 1977, cuando el hoy premio Cervantes Antonio Gamoneda era un perfecto desconocido, publicó un libro de poesía que a muchos nos conmocionó. Se llamaba -se llama- Descripción de la mentira.
Cuando apareció ese libro, Antonio Gamoneda llevaba 17 años sin publicar. Así que, para los jóvenes como yo era, como para la mayoría de los que lo leyeron, Descripción de la mentira supuso todo un descubrimiento. Se trataba de una poesía distinta, hermética, pero bellísima, y, sobre todo, llena de interpretaciones. No hace falta que yo diga que para mí aquel libro sería fundamental.
Sé que a Antonio Gamoneda, tan poco amigo de las simplificaciones, la lectura que algunos hicimos entonces de su libro no le agradaría mucho, aunque, con su buen estilo, nunca dijo nada en contra. Me refiero a esa lectura que identificaba un tanto simplistamente (era la época y era también nuestra ingenuidad) la mentira del título de su libro con la que este país había vivido durante años. A través de ella, versos como el que abre el texto -"El óxido se posó sobre mi lengua como el sabor de una desaparición / El olvido entró en mi lengua y no tuve otra conducta que el olvido / y no acepté otro valor que la imposibilidad"- cobraban a nuestros ojos un sentido muy directo, tan directo quizá como distinto al que el poeta había querido darles. Y no digamos aquellos otros que expresamente apuntaban: "Los que sabían gemir fueron amordazados por los que resistían la verdad, pero la verdad conducía a la traición / Algunos aprendieron a viajar con su mordaza y éstos fueron más hábiles y adivinaron un país donde la traición no es necesaria: un país sin verdad". Esto, para mí y para mis amigos, en aquel año de 1977, era toda una declaración.
Recordaba todo eso mientras Antonio Gamoneda, con su educación antigua, leía su discurso sobre la poesía y la pobreza delante de un auditorio -el de los premios Cervantes, en Alcalá de Henares- la mayoría del cual seguramente no sabía quién era hasta esa mañana y me venía a la cabeza aquella lejana época en la que yo pensaba que la mentira era algo del pasado, algo que afortunadamente se terminaba por fin en este país. ¡Qué ingenuos éramos todos! ¡Qué infelices creyendo que aquel libro que leíamos como si fuera una revelación no era una visión del mundo, sino el epitafio de una época concreta!
Aquel país ha cambiado mucho, pero los versos de Gamoneda siguen vigentes, por desgracia para nosotros. Y continuarán estándolo, me temo, habida cuenta de hasta qué punto la mentira ha arraigado en nuestros comportamientos, sobre todo en los de la vida pública. Basta leer los periódicos, mirar las televisiones, escuchar los discursos de nuestros dirigentes o los debates de los opinadores para ver cómo esa palabra, la mentira, es la más utilizada por todos ellos, eso sí, atribuyéndosela siempre al otro. Y lo peor es que esas acusaciones ni siquiera se toman en serio, al menos no como para denunciarlas (en el caso, claro está, de que fueran infundadas), como si la acusación de mentir fuera algo natural, tan natural como la mentira en sí. Al fin y al cabo, se justifica, éste es el país de la picaresca.
Desde hace tiempo, esa situación se ha acentuado hasta el punto de que continuamente nuestros políticos se acusan mutuamente de mentir, cuando no mienten abiertamente, como ocurrió con el 11-M. Que alguien lo haga es ya grave en sí, pero más grave es la impunidad con la que tal comportamiento es tomado por el resto, impunidad que lleva a algunas personas (el ex presidente Aznar, a propósito de los motivos para la invasión de Irak, por ejemplo) a reconocer que mintieron o que no dijeron la verdad completa sin dimitir a continuación ni pedir perdón a los ciudadanos, como si el solo reconocimiento de la mentira bastase para borrarla de sus currículos y sus efectos de la vida de la comunidad. Eso cuando no se da un salto adelante y se pretende borrar la mentira con otra nueva, como ahora hacen quienes nos niegan que durante varios años han sostenido, incluso contra las pruebas, que los autores de la matanza del 11-M la ejecutaron en colaboración con ETA. Doble mentira que ofende aún más, por cuanto la primera se agranda con la segunda, como ocurre con esos errores que se pretenden subsanar con otros.
Seguimos, pues, nadando en el mismo fango que el poeta Gamoneda describía hace tres décadas ("El silencio y sus círculos, el ácido que depositas sobre mi salud / la suciedad obligatoria de mi alma: éste es el precio de la paz"), sólo que ahora sabiendo que eso es así. Ahora no hay velos que disimulen la mentira y el engaño, como antes, pese a lo cual ambos continúan vigentes. Y continúan vigentes por lo que he dicho: porque nos hemos acostumbrado a mentir y a que nos mientan, porque la mentira aquí no tiene el rechazo que en otras partes, porque en la patria de la picaresca no está mal visto -al revés- engañar al oponente, siempre y cuando se haga con gran cinismo, porque la mentira, en fin, forma parte de nuestra idiosincrasia, especialmente de la de aquellos que aprendieron a mentir en los tenebrosos años en los que "los que sabían gemir fueron amordazados por los que resistían la verdad".
Dicen los historiadores que los efectos de una dictadura tardan décadas en desaparecer y el ejemplo quizá sea España. Aunque mucha gente sostenga que estamos homologados con los países de nuestro entorno, aunque nuestra economía crezca pujante, por delante incluso de las de aquéllos, aunque, desde hace ya tiempo, el ejercicio de la política se atenga a las normas de la democracia, todavía arrastramos un déficit de normalidad que hace que sobrevivan entre nosotros comportamientos pertenecientes a otros sistemas y que ello se contemple con cierta indiferencia por la gente. Debe de ser la costumbre. Vuelvo a los versos de Gamoneda, aquellos que yo leía a finales de los setenta como si fueran una revelación: "De la verdad no ha quedado más que una fetidez de notarios / una liendre lasciva, lágrimas, orinales / y la liturgia de la traición (...) / ¿Qué lugar es éste, qué lugar es éste?".

Habana blues


Esta semana en el programa Versión española de La 2 se proyectó Habana Blues, la segunda película de Benito Zambrano. El director estudió cine en Cuba a principios de los años 90 y ya entonces escribió un guión en el que se reflejaba la vitalidad de una Habana alejada de los tópicos que siempre se repiten sobre Cuba: el turismo, las playas, el sexo,... Benito Zambrano cuenta la historia de dos amigos que desean triunfar en el mundo de la música y que hacen lo que pueden para ir tirando, recurriendo a las típicas habilidades a las que obliga la necesidad en la Cuba del bloqueo: pequeños negocios, trabajo como anfitriones de turistas deseosos de disfrutar de las maravillas de Cuba,... La película presenta el rico panorama de la música underground de Cuba y la banda sonora ocupa un papel destacado en toda la historia. Aparecen multitud de grupos que intentan sobrevivir en precarias condiciones y agudizan el ingenio para seguir adelante. La historia plantea el dilema al que todo cubano acaba teniendo que enfrentarse: marcharse o quedarse, buscar nuevas oportunidades renunciando al pasado o seguir en Cuba a pesar de todas las dificultades, afrontar la realidad aparcando los ideales o seguir peleando aunque se sepa que no hay una salida próxima. En la película vuelve a hacerse evidente que el mejor legado de la revolución cubana fue el acceso a la cultura de la mayor parte de la población. Zambrano también refleja la extraordinaria dignidad con la que muchos cubanos afrontan las carencias de casi todo y su cámara retrata una Habana bella y efervescente, pero también decadente, casi en ruinas. No se habla de política, pero las carencias derivadas del régimen de Fidel Castro se hacen evidentes en cada escena. Zambrano transmite en la película su amor por Cuba, pero también su tristeza por las consecuencias que tiene el sistema político en la vida cotidiana de los cubanos. Gran parte de la precariedad deriva del bloqueo impuesto hace más de 40 años por EEUU, pero otra parte sustancial de la responsabilidad recae en el régimen castrista, que continúa resistiéndose a las necesarias reformas que demanda gran parte de la población cubana. La enfermedad de Fidel Castro le ha apartado momentáneamente del poder y ha abierto un periodo de incertidumbre sobre el futuro del régimen. Es evidente que tarde o temprano tendrán que abordarse cambios y lo deseable sería que quienes se fueron de Cuba pudiesen regresar sin problemas y quienes quieren quedarse puedan vivir en condiciones dignas y con la libertad con la que se puede vivir en un mundo con cada vez más esclavitudes voluntarias. Mientras tanto, se puede pasar un buen rato volviendo a ver Habana blues, una buena película con buena música y con dilemas interesantes sobre los que reflexionar.

Sinopsis de Habana Blues:


Reaparición de Fidel Castro como articulista :


viernes, 25 de mayo de 2007

Ese hombre


Juan José Millás dedica hoy su columna en El País a ese hombre del que no hace falta decir el nombre. Es muy fácil identificarle por sus palabras y sus actos. Cada vez más esperpéntico. No hacen falta más comentarios. La viñeta de Forges es de cuando todavía era presidente (18 de marzo de 2003). Ya entonces anticipaba lo que seguimos comprobando cada día.


El hombre

JUAN JOSÉ MILLÁS 25/05/2007

El hombre en cuyos mítines se gritaba Pujol, enano, habla castellano. El hombre que enseguida comenzó a hablar catalán en la intimidad. El hombre que casó a su hija en El Escorial. El hombre que se fotografiaba con puro, copa y pies encima de la mesa al lado del emperador del universo. El hombre cuya mirada competía en penetración, agudeza e ingenio con la de Bush. El hombre que al dar una rueda de prensa en tejano inspiró la mejor campaña antidrogas de la historia (así te ves tú, así te ven los demás). El hombre que al alba, con viento favorable, conquistó heroicamente la isla de Perejil. El hombre que se apuntó a una ocupación ilegal. El hombre que mirando a los españoles a los ojos aseguró: créanme, hay armas de destrucción masiva. El hombre que profetizó que aquella invasión criminal pacificaría la zona. El hombre que el 11-M, tras deducir lógicamente que el atentado era una respuesta a su apoyo a la guerra de Irak, mintió y mintió a los españoles, intoxicó a los directores de los periódicos y engañó a las cancillerías. El hombre que frente al mayor atentado de la historia de España no convocó el pacto antiterrorista. El hombre que montó una manifestación sin negociar el lema ni el lugar ni la hora. El hombre que tras la derrota del 14-M corrió a la tele para decir que él no había perdido las elecciones, porque el candidato era Rajoy. El hombre que se apuntó a la teoría de la conspiración. El hombre que en sede parlamentaria habló de desiertos y montañas (nevadas). El hombre del Movimiento de Liberación Nacional Vasco. El hombre del sabremos ser generosos. El hombre del terrorismo no se usa en la lucha partidista. El hombre del responsable de un atentado es el autor del atentado. El hombre del responsable de un atentado es Zapatero. El hombre que tras dejar el Gobierno se paseó por el mundo hablando mal de su país, como un embajador inverso. El hombre que de joven no se atrevió a llevar melena. El hombre que estuvo en contra de la Constitución y del divorcio y del aborto. El hombre de fuertes principios religiosos. El hombre al que nadie dice a qué velocidad se conduce ni cuántas copas se toman. El hombre que asegura que no votar al PP equivale a votar a ETA. El bodeguero mayor de Castilla. El marido de Ana Botella. El inspector de Hacienda. El hombre. Vuelve el hombre.

jueves, 24 de mayo de 2007

Perdedores


Este texto de Juan Cruz se publicó ayer en el diario El País . Trata sobre perder y sentirse perdido.

PERDEDORES
Juan Cruz

A los chicos les tendrían que enseñar en la escuela a perder, y a perderse. No es lo mismo perder que estar perdido, como comprobaba Cela hablando de otra cosa. La gente cree que perder es un fracaso; no aprendieron a perder. Oteiza me dijo un día: "No pienso manchar mi hoja de fracasos con un triunfo de mierda". Perderse es buscar otro derrotero; hay gente perversa que insinúa que eso es malo. Perderse es maravilloso. Ahora, estar perdido -por imitar el lenguaje de Cela- es muchísimo más jodido.

Hemos perdido de todo, y nos hemos perdido. Y a veces estamos perdidos; pero existe el día siguiente. Ahora Iberia ha sacado a subasta los millones de objetos que la gente se ha dejado perdidos en los aviones. Esas son pérdidas veniales. Cualquiera que viaje un poco habrá perdido centenares de objetos en los distintos medios de transporte, y todos los que han perdido algo saben que la Oficina de Objetos Perdidos es una oficina, no un milagro. Esas oficinas siempre están a trasmano, de modo que uno se pierde buscándolas. Y, además, las cosas se suceden unas a otras, no son como la gente.

Lo que hace Iberia ahora es recuperar una nostalgia que duró minutos: dónde estará mi viejo móvil, qué habrá sido de aquel ordenador o de aquel juguete viejo que viajaba con el niño. El niño ya tiene otro juguete, tenemos otro móvil, un nuevo ordenador viaja con nosotros. Neruda tenía un verso para quitarle importancia a las cosas que se rompen, o que se pierden. "Las cosas rotas, las cosas que nadie rompe, pero se rompieron".

Buscar lo que uno ha perdido tiene la virtud de la reparación, pero perder las cosas del todo crea primero un vacío, pero en seguida se convierte en la antesala de una novedad. Lo más grave no es perder, sino no recordar dónde hemos dejado las cosas, porque en la ignorancia del destino de lo perdido sí nos quedamos nosotros.

Nos tendrían que haber enseñado a perder, y a perdernos. Perder es bueno para que la mirada y la humildad se junten en un punto fijo. ¿Perder cosas? Bah, lo que pesa no vale casi nada.



Nadie está preparado para perder. Desde pequeños se nos dice que lo importante es participar para consolarnos cuando no ganamos, pero desde ese momento nos damos cuenta de que lo importante, lo que de verdad se valora, es ganar. Se ensalza a los triunfadores y sólo en alguna ocasión se alude al heroísmo de los perdedores, cuando luchan hasta la extenuación, cuando no se rinden y entregan hasta su último esfuerzo para poder ganar. Pero saber perder, encajar los golpes de la vida, no convierte el hecho de la derrota en un triunfo, ni siquiera moral. Hay toda una estética de la derrota, un montón de gente que se empeña en verle el aspecto positivo y quizás en algún momento lo tenga. Quizás alguna vez sea bueno perder algo o a alguien, porque abre la puerta a nuevas posibilidades. Quizás alguna vez resulte interesante perderse, porque se puede encontrar algo inesperado. Pero lo que no tiene ninguna gracia es sentirse perdido y perder siempre.

Este tema me ha recordado una vieja canción de los Beatles. Apareció en 1965 en el álbum Beatles for sale. Un pequeño homenaje a los Reds, que, aunque perdiesen, para mí son los ganadores.


I´M A LOSER

I'm a loser

I'm a loser

And I'm not what I appear to be


Of all the love I have won or have lost

there is one love I should never have crossed

She was a girl in a million, my friend

I should have known she would win in the end


I'm a loser

And I lost someone who's near to me

I'm a loser

And I'm not what I appear to be


Although I laugh and I act like a clown

Beneath this mask I am wearing a frown

My tears are falling like rain from the sky

Is it for her or myself that I cry


I'm a loser

And I lost someone who's near to me

I'm a loser

And I'm not what I appear to be


What have I done to deserve such a fate

I realize I have left it too late

And so it's true, pride comes before a fall

I'm telling you so that you won't lose all


I'm a loser

And I lost someone who's near to me

I'm a loser

And I'm not what I appear to be


SOY UN PERDEDOR

Soy un perdedor

Soy un perdedor

y no soy lo que aparento ser


De todo el amor que he ganado y he perdido

hay un amor con el que no debería haberme cruzado

Era una chica ente un millón, amigo mío

Debí haber sabido que ella ganaría al final


Soy un perdedor

y he perdido a alguien muy cercano

Soy un perdedor

y no soy lo que aparento ser


Aunque me río y me comporto como un payaso

tras esta máscara se oculta la tristeza

mis lágrimas caen como la lluvia del cielo

¿Lloro por ella o lo hago por mí?


Soy un perdedor

y he perdido a alguien muy cecano

Soy un perdedor

y no soy lo que aparento ser


¿Qué he hecho para merecer este destino?

Me doy cuenta de que lo dejé demasiado tarde

Y es verdad, el orgullo llega antes de la caída

Te lo digo para que tú no lo pierdas todo


Soy un perdedor

Y he perdido a alguien muy cercano

Soy un perdedor

y no soy lo que aparento ser

miércoles, 23 de mayo de 2007

El español más importante de la historia


Era de esperar. En un país que ignora su historia, que olvida el pasado y lo considera como algo engorroso, viejo y aburrido, es lo más normal que la corta memoria de los españoles elija como personaje más importante de la historia del país al actual rey de España. Un personaje a quien la prensa proteje, del que se empeñan en mostrar sólo su cara amable y ocultar sus zonas de sombra. Está visto que para que te consideren importante has de tener buena prensa o, al menos, salir en los medios. Lo de ayer fue más bien una encuesta de popularidad que de importancia histórica: la lista de elegidos está plagada de personajes de la actualidad o del pasado más reciente y respecto a la historia, se olvida que España como país unido sólo existe desde hace poco más de 300 años. También deberían haber aclarado qué se entiende por español, porque ni El Greco ni la actual reina ni Cristóbal Colón nacieron en lo que hoy se llama España. Puestos a tomárselo a broma, estoy con Andreu Buenafuente: yo habría votado a Gila, un personaje que supo reír y hacernos reír con lo absurdo de la vida en un país gris.


Lista de los cien españoles más importantes de la historia:

http://www.antena3.com/elmasimportante/index.htm

Lo que se eligió en otros países:

Llueve


Llueve sin parar. Más bien diluvia. También ha granizado durante varias horas. El cielo sigue gris y el agua no da tregua. Las tormentas de primavera se han transformado en furias de la naturaleza que arrasan con todo a su paso. He recordado esta canción de Joan Manuel Serrat titulada Balada de otoño. No estamos en otoño, pero lo parece.


BALADA DE OTOÑO


Llueve,
detrás de los cristales, llueve y llueve
sobre los chopos medio deshojados,
sobre los pardos tejados,
sobre los campos, llueve.

Pintaron de gris el cielo
y el suelo
se fue abrigando con hojas,
se fue vistiendo de otoño.
La tarde que se adormece
parece
un niño que el viento mece
con su balada en otoño.

Una balada en otoño,
un canto triste de melancolía,
que nace al morir el día.
Una balada en otoño,
a veces como un murmullo,
y a veces como un lamento
y a veces viento.

Llueve,
detrás de los cristales, llueve y llueve
sobre los chopos medio deshojados,
sobre los pardos tejados
sobre los campos, llueve.

Te podría contar
que está quemándose mi último leño en el hogar,
que soy muy pobre hoy,
que por una sonrisa doy
todo lo que soy,
porque estoy solo
y tengo miedo.

Si tú fueras capaz
de ver los ojos tristes de una lámpara y hablar
con esa porcelana que descubrí ayer
y que por un momento se ha vuelto mujer.
Entonces, olvidando
mi mañana y tu pasado
volverías a mi lado.

Se va la tarde y me deja
la queja
que mañana será vieja
de una balada en otoño.

Llueve,detrás de los cristales, llueve y llueve
sobre los chopos medio deshojados...

martes, 22 de mayo de 2007

Continúa la caza de brujas en Polonia


Los siniestros gemelos Kaczinsky continúan con su cruzada de limpieza ideológica iniciada hace unos meses. Nadie parece estar a salvo de su furia revisionista del pasado comunista. Ahora intentan desprestigiar la figura del polaco más universal (en mi opinión. Seguro que la mayoría pensará en Juan Pablo II): el maestro de periodistas Ryszard Kapuscinski. El gobierno ha filtrado un expediente en el que se recoge que Kapuscinski colaboró como informador de los servicios secretos de la época comunista. Kapuscinski contó muchas veces que sus crónicas debían pasar el visto bueno de la censura gubernamental y que aprendió a vivir con ello. También que eligió ser corresponsal en el extranjero y hacer información internacional para tener más libertad a la hora de escribir. El intento de desacreditar a Kapuscinski ahora, cuando ya no se puede defender, es una burda maniobra, un paso más en la locura de un régimen que se llama democrático mientras niega los derechos a los homosexuales o criminaliza a buena parte de su población por lo que hicieron durante el régimen comunista. Está bien no olvidar el pasado y castigar a los responsables de los crímenes que se cometieron durante el régimen comunista, pero no se puede desatar una persecución contra todos los que se vieron obligados a colaborar con el régimen por motivos laborales o por mera cuestión de supervivencia. Los ultracatólicos Kaczinsky debería aplicarse ese refrán tan cristiano que dice "el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra". Y algo debería decir también la burocrática Unión Europea sobre la constante vulneración de derechos ciudadanos que ha emprendido el gobieno polaco con su población. En cualquier caso, basta con leer los libros de Kapuscinski para descubrir que siempre fue crítico con el totalitarismo y aportó una visión del mundo más amplia del estrecho agujero por el que lo miran los actuales gobernantes polacos.


Comienzo de la "caza de brujas" en Polonia:


Intento de desprestigiar a Kapuscinsky:

Reflexiones de Sánchez Ferlosio


En el diario El País de hoy se publica una entrevista con el escritor Rafael Sánchez Ferlosio. En ella el escritor habla de su último libro, Sobre la guerra, una recopilación de sus textos acerca de las guerras contemporáneas. Sánchez Ferlosio ha reflexionado mucho y muy bien sobre el tema de la guerra y la violencia en general y en la entrevista realiza comentarios muy profundos que invitan a recuperar en su libro una visión de conjunto sobre la locura de las guerras. En esta entrevista Sánchez Ferlosio también se refiere al terrorismo, a ETA, al papel de las víctimas, al fracasado "proceso de paz", a las equivocadas expectativas del gobierno y al papel de los políticos y de los medios de comunicación en la maginificación de determinadas noticias y el ocultamiento interesado de otras. Sánchez Ferlosio es una mente lúcida, cuya mirada sobre el mundo merece ser tenida en cuenta, aunque él esté convencido, como tantos otros agudos observadores de la humanidad, de que los esfuerzos por intentar convencer a los demás de algo son vanos. De nada sirven los más brillantes argumentos. Si no existe voluntad por parte del receptor, ningún discurso ni ninguna promesa tienen sentido.


Entrevista completa a Sánchez Ferlosio en el siguiente enlace:

lunes, 21 de mayo de 2007

¿De qué sirve el profesor?


Umberto Eco trata de responder a esta pregunta en un artículo de opinión publicado hoy en el diario La Nación. Eco llega a la conclusión de que en este mundo saturado de información, el papel del profesor consiste en presentar ordenados los datos, enseñar a seleccionar información y a descubrir las conexiones de los fenómenos cotidianos que no se ven a simple vista. No son tareas fáciles ni insignificantes. Pero la pregunta es ¿eso es a lo que nos dedicamos? Basándome en mi experiencia, dedico la mayor parte del tiempo a "desfacer entuertos", como Don Quijote, y a intentar conseguir un poco de silencio. Eso no tiene nada de heroico y la mayor parte de los días se acaban con la sensación de no haber avanzado nada, de haber perdido el tiempo. Siempre me gustaron las películas en las que profesores enfrentados a situaciones difíciles acababan consiguiendo motivar a sus alumnos, tocando la tecla necesaria para despertar su interés. Como Lecciones inolvidables, protagonizada por Edward James Olmos, que contaba la historia real de un profesor de cálculo y un grupo de alumnos deshauciados por el sistema que conseguían demostrar a todo el mundo que podían cambiar el guión, el papel de perdedores que se les había asignado. Era una historia real, pero esas cosas sólo pasan ya en las películas americanas.

Artículo completo de Umberto Eco:


Sinopsis de Lecciones inolvidables (1988):

domingo, 20 de mayo de 2007

Preguntas


Ésta es otra de las canciones del que no canta, del gran Mario Benedetti. Aquí se refiere a las incontables preguntas que se fue haciendo a lo largo de su vida, tratando de comprender el mundo. También a la desolación que experimentaba cuando no encontraba las respuestas o la efímera satisfacción de conseguir entender algo para descubrir a continuación que su tiempo ya había pasado. Este poema recuerda a una de las pintadas que Eduardo Galeano recogió en las calles de alguna ciudad: "Cuando teníamos todas las respuestas, nos cambiaron las preguntas".


PREGUNTAS


Yo nací preguntando
con los ojos abiertos
y los puños cerrados
y ellos me respondían
con caricias con mimos
pero no eran respuestas

después mucho después
las réplicas cayeron
como hojas de los árboles
y yo las repetía
en los largos insomnios
y seguí preguntando
con la boca cerrada
después se amontonaron
preguntas y preguntas
con un poco de angustia

¿hacia dónde nos llevan
y de dónde venimos?
¿hay un Dios o son varios
o no existe ninguno?
¿el mundo es un misterio
o un embuste monstruoso?

¿por qué estallan las guerras?
¿todos son asesinos
criminal el poder
y tramposo el dinero?
¿unos sufren de pánico
y otros sufren de envidia?

¿por qué no nos permiten
ser un poco mejores
amando a la mujer
que por fin encontramos
y soñamos con ella
y sin ella despiertos?

¿y por qué cuando somos
finalmente felices
nos morimos carajo?

La privatización de la guerra


Uno de los episodios más oscuros de todas las guerras es la actuación de grupos paramilitares, que no respetan las convenciones internacionales. En las últimas guerras emprendidas por EEUU han proliferado los llamados ejércitos privados, empresas de "seguridad" que actúan al margen de la ley y que se encargan de las operaciones más oscuras, en las que los ejércitos oficiales no pueden verse involucrados, porque si se descubriese, sería un escándalo. Una de esas empresas de mercenarios es la estadounidense Blackwater, que cuenta con 20.000 efectivos, muchos de los cuales han participado en las guerras de Irak y Afganistán. Blackwater cuenta con buenos contactos en la administración estadounidense y se beneficia de contratos millonarios a costa de las guerras del gobierno de EEUU. El dinero que se invierte en estos ejércitos privados se detrae de los recursos que se proporcionan al ejército oficial. Pero lo más grave de todo es que estos mercenarios actúan con total impunidad: nadie les pide responsabilidades y sus actos quedarán sin castigo. Mientras tanto, la ONU "muestra su preocupación" por estos hechos, pero nunca se les ocurrirá imponer sanciones a los gobiernos que violan las convenciones internacionales. Las sanciones y los embargos internacionales pueden imponerse a países como Irak en su momento o Irán en la actualidad, pero nunca a EEUU o el Reino Unido. Hagan lo que hagan, cuentan con la seguridad de que nadie se atreverá a levantar más que una débil vocecilla de compromiso, como la de los burócratas de la ONU.


Entrevista de la periodista Amy Goodman a Jeremy Scahill, autor del libro Blackwater. El ascenso del ejército mercenario más poderoso del mundo:


Reportaje sobre Blackwater en El País:

sábado, 19 de mayo de 2007

Wish you were here (Ojalá estuvieras aquí)


Ésta es otra canción de Pink Floyd, del álbum del mismo título, publicado en septiembre de 1975. Se ha dicho que la canción fue un homenaje a Syd Barrett, uno de los miembros iniciales de la banda, que tuvo que abandonar debido a sus problemas con las drogas. Es una gran canción que habla de sueños rotos, del choque con la realidad, del desencanto, pero sobre todo de la nostalgia de una vieja amistad, de alguien con quien se compartieron muchas cosas y que ya no está, de alguien que se sabe que ya no regresará. Es una de las canciones que más me gustan de Pink Floyd.



WISH YOU WERE HERE

So, so you think you can tell
Heaven from hell,
Blue skies from pain
Can you tell a green field
From a cold steel rail?
A smile from a veil?
Do you think you can tell?

And did they get you to trade
Your heroes for ghosts?
Hot ashes for trees?
Hot air for a cool breeze?
Cold confort for change?
And did you exchange
A walk on part in the war
For a lead role in a cage?

How I wish, how I wish you were here
We're just two lost souls
Swimming in a fish bowl,
Year after year,
Running over the same old ground.
What have we found?
The same old fears
Wish you were here


OJALÁ ESTUVIERAS AQUÍ

Así que, así que crees que puedes
distinguir el paraíso del infierno,
cielos azules del dolor
¿Puedes distinguir un campo verde
de un frío raíl de acero?
¿Una sonrisa de un cumplido?
¿Crees que puedes distinguirlo?

Y ¿consiguieron transformar
tus héroes en fantasmas?
¿Cenizas calientes en árboles?
¿Aire caliente en brisa refrescante?
¿Fría comodidad por cambio?
¿Y cambiaste tu papel secundario en la guerra
por un papel principal en una jaula?

Cómo desearía,
Cómo desearía que estuvieras aquí.
Somos sólo dos almas perdidas,
nadando en una pecera,
año tras año,
Corriendo sobre el mismo viejo terreno.
¿Qué hemos encontrado?
Los mismos viejos miedos
Ojalá estuvieras aquí...


Historia de la canción en Wikipedia:


Wish you were here fue una de las canciones que cantó el grupo en su reencuentro en el concierto Live 8 en julio de 2005. Se puede ver la actuación en este enlace:

Frases para reflexionar


- Se puede confiar en las malas personas: no cambian jamás. William Faulkner.

- El que vive de esperanzas corre el riesgo de morirse de hambre. Benjamin Franklin.

- Nadie se nos montaría encima si no dobláramos la espalda. Martin Luther King.

- Los cobardes mueren muchas veces antes de morir. William Shakesperare.

- Las vidas basadas en tener son menos libres y felices que las basadas en hacer o en ser. Bertrand Russell.

- El hombre siempre fue y será un imbécil. Voltaire.

- El pánico es más contagioso que la peste y se comunica en un instante. Nikolai Gogol.

- Las bestias son superiores al hombre, porque ignoran el arte de destruirse. Voltaire.

- Hay tres clases de mentiras: las mentiras, las malditas mentiras y las estadísticas. Mark Twain.

- Cuando se tienen 20 años, uno es incendiario, pero después de los 40 uno se convierte en bombero. Witold Gombrowitz.

- El peso de las generaciones muertas oprime el cerebro de las vivas. Karl Marx.

- No todos los que ven han abierto los ojos, ni ven todos los que miran. Baltasar Gracián.

- El camino de la sabiduría es el camino del exceso. William Blake.

- Los grandes hombres son peligrosos. Cuando sus sueños fallan, los entierran bajo las cenizas de las ciudades donde los hombres sencillos vivían en paz. Morris West.

- Ojo por ojo, el mundo acabará ciego. Mahatma Gandhi.

- El hombre es el único animal que hace daño a su pareja. Ariosto.

- Más vale ser un humano insatisfecho que un cerdo satisfecho. John Stuart Mill.

- No nos hacen sufrir las cosas, sino las ideas que tenemos acerca de las cosas. Epícteto

- La política es el arte de obtener el dinero de los ricos y el voto de los pobres con el pretexto de proteger a los unos de los otros. Anónimo.

- Vivimos en unos tiempos en los que a uno le gustaría ahorcar a toda la raza humana y poner término a la farsa. Mark Twain.

- Los hombres que no perdonan a las mujeres sus pequeños defectos jamás disfrutarán de sus grandes virtudes. Kalil Gibran.

- No se reproduzcan. No hagan a otros el mal que les hicieron a ustedes, porque imponer la vida es el crimen máximo. Fernando Vallejo.

viernes, 18 de mayo de 2007

Ése es uno de los problemas


La viñeta de ayer de Forges abordaba uno de los principales problemas en el fin del terrorismo: el hecho de que los terroristas son individuos que llevan décadas viviendo de la violencia, la extorsión y las amenazas. El terrorismo se ha convertido en su forma de vida y son incapaces de imaginarse haciendo otra cosa. Hay muchos casos de ex- terroristas que han acabado convirtiéndose en mercenarios o en asesores de guerrilleros o narcotraficantes en países lejanos, haciendo del ejercicio de la violencia su "profesión". Eso tiene muy poco que ver con las ideologías y mucho con el dinero.

Es mentira


Esta canción pertenece al disco Yo, me, mí, contigo, de 1996. Sabina canta en esta ocasión con el rockero argentino Charly García. Los dos se refieren a lo que parece o lo que todo el mundo dice y lo que en realidad es. Explican las razones de las mentiras cuando éstas son de la categoría de las mentiras piadosas. Pero las peores mentiras son las de la realidad, ésa que promete todo y nada te da. La mentira de que siempre hay esperanza, de que hay que seguir creyendo porque algún día las cosas cambiarán. Ésa es la peor de las mentiras. Prefiero la cruda realidad a la falsedad de las mentiras, por muy bonitas que sean, que nunca convertirán el mundo en mejor

ES MENTIRA

Es mentira que sepa lo que quiero,
es mentira que cante por cantar,
es mentira que sea mejor torero
con toros de verdad.

Es mentira que no tenga ambiciones,
es mentira que crezca mi nariz,
es mentira que escribo las canciones
de amor pensando en ti.

Te digo que… es mentira que fui ladrón de bancos,
es mentira que no lo vuelva a ser,
es mentira que nos quisimos tanto
(parece que fue ayer).

Te juro que… es mentira los Reyes son los padres,
es mentira que ha muerto el rocanrol;
es mentira que sepan a vinagre
los besos sin amor.

Para mentiras las de la realidad
promete todo pero nada te da,
yo nunca te mentí
más que por verte reír.

Menos piadosas que las del corazón
son las mentiras de la diosa razón,
yo sólo te conté media verdad al revés
(que no es igual que media mentira).

Es mentira que no tenga enemigos,
es mentira que no tengan razón;
es mentira que acepte que el ombligo
del mundo no soy yo.

Es mentira que nunca te he mentido,
es mentira que no te mienta más;
es mentira que un bulo repetido
merezca ser verdad.

Es una gran mentira que mientan los boleros;
non é vero que nos dieran las diez;
es mentira que sea un caballero
cuando nadie me ve.

Repito que… es mentira el cristal con que me miras;
es mentira que dude de dudar;
es mentira que más de cien mentiras
no digan la verdad.

Para mentiras las de la realidad
promete todo pero nada te da,
yo nunca de mentí
más que por verte reír.

Menos piadosas que las del corazón
son las mentiras de la diosa razón,
yo sólo te conté media verdad al revés
(que no es igual que media mentira).

Mejor que yo miente la necesidad;
sabe de sobra cómo hacerte llorar;
mi crimen fue vestir
de azul al príncipe gris.

Mira las piernas de la desolación,
llevan las medias que rompió la pasión;
yo sólo canto en blues
del que perdió el autobús.

Los sueños dicen la verdad, corazón;
dímelo todo, miénteme, por favor;
yo sólo pretendí
comer reina con alfil.

Pídele cuentas a la pura verdad
que no se pringa, que no tiene piedad;
yo sólo me colgué
medallas que no gané.

Imágenes paradójicas de M. C. Escher:

http://www.mcescher.com/

El oasis de Marinaleda


Existe un oasis en España donde desde hace 28 años gobierna la izquierda verdadera. Se trata del pueblo sevillano de Marinaleda, donde apenas hay paro y los vecinos pueden acceder a una vivienda pagando una hipoteca mensual de sólo 15 €. Los partidos mayoritarios en el resto de España son sólo una anécdota en el pueblo y la mayor parte de la población se considera satisfecha con los logros del gobierno municipal. El alcalde del pueblo es el carismático Juan Manuel Sánchez Gordillo, que lideró las luchas por conseguir tierras para los jornaleros que malvivían en su municipio. La pregunta es ¿por qué es tan difícil exportar este modelo al resto de España? ¿Acaso es que las utopías sólo pueden funcionar en lugares pequeños como Marinaleda? Probablemente así sea, como las colectividades anarquistas que se crearon en muchos pueblos de España durante la Guerra Civil.

Noticia publicada en El País sobre el caso de Marinaleda:

http://www.elpais.com/articulo/espana/imbatible/alcalde/Marinaleda/elpepuesp/20070517elpepinac_9/Tes

Página web oficial de Marinaleda:

http://www.marinaleda.com/