viernes, 31 de agosto de 2007

Filosofía para bufones


Éste es un librito de filosofía en el que se hace un repaso por la historia del pensamiento a través de las anécdotas que protagonizaron ilustres filósofos de todas las épocas. Su autor es Pedro González Calero, que ejerció múltiples oficios hasta llegar a profesor de Secundaria, un trabajo que le gusta, pero que a la vez le deprime por la dificultad que encuentra para interesar a los alumnos en aprender y en preocuparse por algo más que las notas. Su libro puede ser un útil instrumento para transmitir las principales ideas de la historia de la filosofía de forma breve y amena y también para conocer un poco mejor a los filósofos y descubrir que muchos de ellos no eran tan "plastas" como parece y algunos hasta tenían sentido del humor.


Hace unos días, en la sección La Contra de La Vanguardia, se publicó una entrevista de Víctor Amela con Pedro González Calero. En ella se pueden encontrar algunas de las anécdotas que aparecen relatadas en su libro. La entrevista puede leerse en la página del Portal de Filosofia Internàutica que aparece en el siguiente enlace, :


GONZÁLEZ CALERO, Pedro, Filosofía para bufones, Editorial Ariel, Barcelona, 2007

jueves, 30 de agosto de 2007

Perdidos


La 2 está reponiendo estos días la segunda temporada de la serie Perdidos, antes del estreno de la tercera temporada en septiembre. Perdidos cuenta las peripecias de un grupo de pasajeros supervivientes de un accidente de avión en una isla que oculta muchos misterios. A medida que pasan los días, los supervivientes se dan cuenta de que nadie irá a rescatarlos y buscan la mejor manera de adaptarse a la nueva situación. La estancia en la isla supone para todos un paréntesis forzoso entre su vida anterior y el futuro y cada uno la afronta de forma distinta. Los guionistas de la serie intercalan las historias previas de los personajes, de manera que resulte más fácil entender sus motivaciones y su forma de afrontar los retos que plantea la vida en la isla. Hay quienes se crecen ante la adversidad, quienes muestran su lado más mezquino, quienes no pueden deshacerse de sus debilidades o quienes consideran el accidente de avión como una oportunidad para desarrollar su verdadero potencial. La isla y sus enigmas (los números, el búnker, los Otros,…) transforman la vida de los supervivientes en un desafío constante a su capacidad de comprensión y adaptación al medio. Tras la aparente seguridad de algunos personajes, descubrimos que casi todos ellos se encuentran perdidos no sólo geográficamente y que la estancia en la isla en cierto modo se convierte en una forma de reencontrar su propio camino. John Locke, uno de los personajes que experimentan mayor transformación en la isla, dice en un momento que “la mejor manera de encontrar algo es dejar de buscarlo”. La isla obliga a todos a dejar de buscar y comenzar de nuevo, aunque el pasado siga condicionando sus vidas y su forma de actuar. Se ha escrito mucho sobre el significado filosófico de Perdidos. Cada uno puede interpretarla como desee, pero indudablemente es un buen entretenimiento y una de las mejores series de televisión de los últimos tiempos.

A dos metros bajo tierra


En su política de maltrato a las grandes series cuyos derechos de emisión posee, la 2 ha emitido durante este verano las cinco temporadas completas de A dos metros bajo tierra en horario de madrugada. Ahora vuelven a programar la serie de principio a fin. Sin embargo, el maltrato de los programadores no puede ocultar la calidad de A dos metros bajo tierra, considerada como una de las mejores series de los últimos años. Con guiones de Alan Ball, responsable de la escritura de American Beauty, A dos metros bajo tierra se centra en la vida de la familia Fisher, propietaria de una funeraria. En cada capítulo la vida y la muerte se mezclan con naturalidad y se plantean temas tan cotidianos como la inseguridad, la infidelidad, el compromiso, las ambiciones, las frustraciones, la búsqueda de uno mismo, los deseos inconfesables, la enfermedad o el miedo a la soledad. Los Fisher distan mucho de las típicas familias ideales de muchos seriales televisivos. Son seres que dudan, callan, se equivocan, intentan controlarse y a veces explotan. A pesar de que el centro de la acción se desarrolla en la funeraria, la serie está impregnada de un peculiar sentido del humor, que se hace patente desde el episodio piloto, en el que aparecían unos geniales anuncios de productos funerarios. Aunque sea de madrugada, vale la pena volver a disfrutar de esta gran serie.

martes, 28 de agosto de 2007

Lo nuevo de Springsteen


Ayer se conoció un adelanto del nuevo disco de Bruce Sprinsgteen, Magic. En España el honor de estrenar la primera canción, Radio Nowhere, correspondió a RNE y RTVE. Después de varios discos intimistas y dedicados a la música tradicional de EEUU, vuelve el Springsteen rockero acompañado de la E- Street Band. En la web de RTVE se pueden ver algunos vídeos de pasadas actuaciones de Bruce Springsteen en España y se puede descargar gratis durante una semana Radio Nowhere (Radio Ninguna Parte), una canción llena de ritmo, cuya letra se pregunta si hay alguien vivo todavía en alguna parte.


RADIO NOWHERE


I was staring in a big time
just another lost number in a file
dancin down a dark road
it's just searching for a world to fool

this is radio nowhere
is there anybody alive out there
this is radio nowhere
is there anybody alive out there
is there anybody alive out there

I just wanna hear some rhythym
I just wanna hear some rhythym
I just wanna hear some rhythym
I just wanna hear some rhythym

I want girls and guitars
I want pounding big drums
I wanna million voices to hear the tunes

this is radio nowhere
is there anybody alive out there
this is radio nowhere
is there anybody alive out there
is there anybody alive out there
do it

I was driving through the misty rain
it's just a searching for a mystery dream
romping through the wild blue
turn on the radio came dancin' with you

this is radio nowhere
is there anybody alive out there
this is radio nowhere
is there anybody alive out there
is there anybody alive out there

I just wanna hear some rhythym
I just wanna feel some rhythym
I just wanna hear your rhythym
I just wanna feel your rhythym
I just wanna hear that rhythym
I just wanna hear that rhythym
I just wanna hear that rhythym

En este enlace se puede escuchar la canción y descargarla gratis durante una semana:

sábado, 25 de agosto de 2007

Comienza la liga del derroche


Ya está aquí la liga. La avaricia de la FIFA y la UEFA y de los clubs que las integran hacen que cada año las competiciones comiencen más temprano para dar cabida a tantos partidos ( para ellos, lucrativos negocios de los que sacar pasta). Este año se han batido todos los récords de despilfarro en la liga española. ¿Garantiza esto mejor espectáculo? Seguro que no. Habrá que contentarse con algún rato de buen juego, si es que se da.

sábado, 18 de agosto de 2007

L´équipier


Quienes traducen los títulos de las películas han hecho nuevamente una curiosa transcripción con esta película francesa, que en español se ha titulado El extraño. Dirigida por Philipppe Lioret e interpretada por Philippe Torreton, Sandrine Bonnaire, Grégori Derangère y Émilie Dequenne, El extraño narra una historia que se desarrolla en Ouessant, una isla bretona en los confines de la Europa continental. Allí se encuentra La Jument, un faro en medio del mar, que concentra buena parte de la acción. La película cuenta la dura vida de los fareros antes de que los faros fuesen automatizados y también una historia de amor, que se interpone en la relación entre los principales personajes y acaba transformándolo todo. El extraño al que se refiere el título es un joven mutilado de la guerra de Argelia que llega a la isla para trabajar como ayudante (équipier) de farero. Hay que destacar el gran trabajo de los veteranos, tanto Sandrine Bonnaire como el gran Philippe Torreton, que con una mirada son capaces de transmitir multitud de matices y hacer que las palabras se tornen innnecesarias. Los paisajes de la Bretaña francesa, en los confines del mundo, dan a la película un tono especial y el mar embravecido que rodea el faro puede ser una buena metáfora de las tormentas que agitan a los personajes. El contexto en el que se desarrolla L´équipier y los personajes que la protagonizan convierten la historia aparentemente sencilla en una buena ocasión para reflexionar sobre la tentación, la lealtad, las esperanzas frustradas y el sacrificio por los demás.

Página oficial de la película:


Dossier de prensa, con datos adicionales:


Críticas:


miércoles, 15 de agosto de 2007

Unas líneas para pensar



- Lo que no se dice puede resultar la mayor de las mentiras. Henning Mankell.

- El hombre es el ser que se acostumbra a todo. Fiodor Dostoyevski.

- El sentimiento que se convierte en sufrimiento deja de serlo en cuanto nos formamos una idea clara y precisa del mismo. Baruch Spinoza.

- El que tiene un “porqué” para vivir, puede soportar casi cualquier “cómo”. Friedrich Nietzsche.

- ¿Quién es en realidad el hombre? Es el ser que siempre decide lo que es. Viktor Frankl.

- También hay que sembrar después de una mala cosecha. Séneca.

- Nuestra conducta es la única prueba de la sinceridad de nuestro corazón. Thomas Wilson.

- La libertad no se encuentra en el hecho de escoger entre blanco y negro, sino en evadirse a esta elección. Theodor Adorno

- Si lloras porque has perdido el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas. Rabindranath Tagore
- Los que no esperan ningún regalo de la casualidad tienen dominado su destino. Matthew Arnold.

- La ignorancia puede ser curada, pero la estupidez es eterna. Matt Artson.

- La vejez es la pérdida de la curiosidad. José Martínez Ruiz, Azorín.

- Los animales feroces no matan nunca por placer. Sólo al hombre divierte la tortura y la muerte de sus semejantes. J. A. Fraude.

- Es amigo mío el que me socorre, no el que me compadece. Thomas Fuller

- Los recuerdos no pueblan nuestra soledad, como suele decirse, antes al contrario, la hacen más profunda. Gustave Flaubert.

- Nada puedes enseñar a un hombre; sólo ayudarle a encontrarlo por sí mismo. Galileo Galilei.

- Si otro te injuria, puedes olvidarlo; si injurias tú, nunca olvidarás. Khalil Gibran

- El orgullo más barato es el orgullo nacional, que delata en quien lo siente la ausencia de cualidades individuales de las que pudiera enorgullecerse. Goethe.

- Nunca somos engañados; nos engañamos nosotros mismos. Goethe

- Obrar es fácil, pensar es difícil. Obrar según se piensa es aún más difícil. Goethe.

- Nuestra mayor gloria no está en no haber caído nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos. Oliver Goldsmith.

El hombre en busca de sentido


Viktor Frankl fue un psiquiatra austriaco que logró sobrevivir al confinamiento en diversos campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Sus padres y su esposa murieron durante el cautiverio. La experiencia vivida por Frankl en los campos le sirvió para desarrollar la llamada logoterapia, una técnica terapéutica para ayudar a los pacientes a encontrar el sentido a su existencia. Durante su estancia en Auschwitz Frankl atravesó por diversos estadios emocionales: el choque con la realidad, la apatía, el dolor ante la humillación y las injusticias, la indiferencia ante el sufrimiento ajeno, la esperanza de la liberación, la sensación de estar suspendido en el tiempo, de haberse quedado al margen de la vida de los demás, la tentación de rendirse… Frankl aprendió sobre la marcha cómo encontrar sentido al sufrimiento que debía soportar y contemplar y se dotó de estrategias para resistir la brutalidad y las humillaciones, como desarrollar una vida interior, dejar volar la imaginación y evadirse mentalmente del campo. También la vida en el horror le permitió darse cuenta de que, aun en las peores circunstancias, siempre existe la posibilidad de elegir, de escoger entre dejarse llevar o seguir un camino distinto. Y comprobó su incapacidad para juzgar la actuación de los demás, porque fue testigo de que cualquiera puede ser capaz de lo mejor y de lo peor. Frankl consideró que el tiempo pasado en Auschwitz y otros campos le había permitido conocer mucho mejor la naturaleza humana y también a sí mismo. Descubrió que la vida puede ser mucho más llevadera si se es capaz de encontrar razones para seguir vivo y que su experiencia podía servir para ayudar a otras personas a mejorar su existencia. El hombre en busca de sentido se divide en dos partes: en la primera Viktor Frankl narra su paso por los campos nazis. Muchas de sus reflexiones podrían ser equiparables a las de Primo Levi en Los hundidos y los salvados, aunque a mi entender Frankl consigue infundir cierto grado de optimismo entre tanta desolación al hablar de esperanza, de razones para vivir y del poder del amor como columna que permite sostener una vida, por miserable que ésta sea. En la segunda parte se explican de forma breve los fundamentos de la logoterapia, la importancia de tomar las riendas de la propia vida y cómo los médicos pueden contribuir a ello. El hombre en busca de sentido aporta reflexiones muy interesantes sobre la condición humana y sobre el papel que cada uno de nosotros tiene en la construcción de su destino, que no está determinado de antemano, aunque en ocasiones las circunstancias nos lleven a pensar que así es.

FRANKL, Víctor, El hombre en busca de sentido, Editorial Herder, Barcelona, 2004

Más Fast Food Nation


El estreno de la película Fast Food Nation ha permitido la reedición del libro del mismo título en el que se basó el guión. En 2001 Eric Schlosser publicó un documentado estudio sobre la industria de la comida rápida en EEUU y sus ramificaciones en el resto del mundo. Schlosser rastreó la evolución de la comida rápida desde sus inicios en las primeras décadas del siglo XX hasta la actualidad. Schlosser explica el surgimiento de las principales cadenas de restaurantes de comida rápida y las estrategias en las que se basó su éxito: la aplicación de las técnicas de la cadena de montaje a las cocinas, el sistema de franquicias, la drástica reducción de costes mediante la contratación de personal joven o escasamente cualificado, la presión a los pequeños productores para obtener precios más competitivos y ampliar su margen de beneficios. Pero también va más allá e investiga cómo el desarrollo de la industria de la comida rápida ha producido cambios trascendentales en otros ámbitos de la vida americana: la fisonomía de las ciudades, las formas de producción de las materias primas necesarias para elaborar las hamburguesas y las patatas fritas, las condiciones laborales de los trabajadores de los nuevos complejos agroindustriales y los riesgos sanitarios derivados de la nueva forma de producir y de alimentarse. También se pone de manifiesto el papel de los políticos en el favorecimiento de la expansión de la industria de la comida rápida mediante subvenciones, reducciones de impuestos o leyes protectoras de sus intereses, lo cual no deja de ser chocante si se tiene en cuenta que la industria de la comida rápida pasa por ser uno de los símbolos del libre mercado y de la economía capitalista. Los grupos de presión (lobbies) de las grandes cadenas de alimentación y restauración de EEUU se las han arreglado durante décadas para obtener la aprobación de leyes que preservan sus intereses frente a los de los consumidores o los contribuyentes. El libro aborda cuestiones como la laxa legislación en materia de seguridad alimentaria, las estratagemas de las compañías para evitar pagar horas extra o los seguros de enfermedad y accidente de sus trabajadores, los pactos de precios entre las grandes procesadoras de alimentos que hunden a los pequeños productores que no se someten a los dictados que les imponen y la desaparición de toda una forma de vida relacionada con el cuidado de la tierra para obtener alimentos que permitan sobrevivir. Como ejemplo de hasta dónde ha llegado la codicia de las grandes empresas, Schlosser investiga la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB), más conocida como la enfermedad de las “vacas locas”, un mal derivado de la alimentación del ganado con piensos elaborados con restos de animales muertos. Muchos de los datos del libro producen y repugnancia e indignación. Pero Schlosser explica también que hay otra forma de hacer las cosas, que nadie está obligado a comprar o comer productos sospechosos y que los consumidores tienen en sus manos un gran poder que se ha demostrado que puede introducir cambios significativos en la forma de trabajar de las empresas. Pero para presionar a las empresas se requiere estar informado. En este sentido Fast Food proporciona una amplia información que permite comprender muchos de los aspectos del funcionamiento de la idolatrada economía de mercado, que, como la ciencia o la tecnología, no es mala en sí, sino en la forma en que se utiliza. El libro amplía la perspectiva que aportó la película y confirma que nada de lo que se vio en ella es una exageración.

SCHLOSSER, Eric, Fast Food Nation, Editorial De Bolsillo, Barcelona, 2007

sábado, 11 de agosto de 2007

¿Quién narices es mi tío?



En la revista de verano del diario El País este año colabora el genial Juan Carlos Ortega. Sus pequeñas historias aparentemente sencillas encierran con frecuencia grandes verdades. Como la historia de su tío Juan, que se negaba a ser considerado sólo un nombre. Para mucha gente sólo somos nombres, imágenes o números. Pero detrás hay mucho más: ilusiones, frustraciones, miedos, recuerdos,… Quizás todo sería más fácil si hiciésemos un esfuerzo por definir lo que somos. Pero la definición tiene que ser leída por alguien y eso ya no está garantizado.




¿Quién narices es mi tío?

Juan Carlos Ortega 11/08/2007

El hermano de mi madre es una persona extrañísima. No hace mucho se compró un piso en Barcelona y, como todo el mundo, colocó una placa con su nombre y su piso en el buzón. Juan Moreno García. 2º A.

Pero no le gustó el resultado. Se dijo a sí mismo que la placa no le definía con precisión, que él no era simplemente un tal Juan Moreno García que vivía en la puerta A del segundo piso. Así que decidió añadir su profesión: Juan Moreno García. Lampista. 2º A. Pero tampoco se sintió satisfecho. Él era muchas más cosas.

Y encargó una nueva ampliación de su placa, esta vez añadiendo su fecha y lugar de nacimiento. Juan Moreno García. San Pedro, Albacete, 2 de abril de 1945. Lampista. 2º A. Eso estaba mejor, pero seguía teniendo la sensación de dejarse algo. Cada uno de nosotros somos muchas cosas, y un buen buzón debería reflejarlo todo.

Siguió añadiendo: Juan Moreno García. San Pedro, Albacete, 2 de abril de 1945. A veces tengo ansiedad. Lampista. 2º A.

Pero, ¿y su vida entera, con sus primeros y segundos amores, con sus alegrías y sus proyectos? Eso debería constar en su buzón.

Amplió otra vez la placa, que empezaba a ser angustiosamente grande. Medía ya 40 centímetros cuadrados y empezaba a tapar al resto de los buzones: Juan Moreno García. San Pedro, Albacete, 2 de abril de 1945. Me enamoré de una niña a los 12, pero no me hizo demasiado caso. A veces tengo ansiedad. Soy lampista, pero me hubiera encantado ser profesor. 2º A.

Mi tío no pudo parar y fue ampliando el texto cada semana. Al cabo de tres meses, la placa metálica medía 24 metros de alto por 14 de ancho, y tapaba completamente la fachada del edificio. Contaba su vida entera, hablando mucho de su madre, mi abuela, y también de mí. Los vecinos se quejaron, pero él estaba contento. Ahora todos sabrían quién era él exactamente.

Una grúa se llevó la placa el mes pasado, a petición de la comunidad de propietarios. Pero mi tío tenía razón. Él es mucho más que Juan Moreno García, 2º A.

domingo, 5 de agosto de 2007

Ratatouille


Generalmente se tiene la idea de que las películas de animación están destinadas casi en exclusiva al público infantil y más si llevan el sello de la factoría Disney. Pero no siempre es así. Las películas salidas de la mente de Brad Bird, cerebro de Pixar, pueden resultar muy interesantes a los adultos. Así sucede con Ratatouille, la última muestra del avance de la animación en la creación de mundos que pueden resultar más atractivos que el mundo real. Ratatouille narra la historia de Rémy, una rata dotada de un olfato y paladar especiales que sueña con convertirse en cocinero. Rémy admira a Alain Gusteau, un cocinero ya fallecido que defendía la idea de que todo el mundo puede cocinar, y anhela ir a París, la ciudad donde todos los sueños pueden hacerse realidad. Rémy se debate entre seguir la tendencia natural de los de su especie y defender su propia visión de la vida y buscar su camino. Rémy se atreve a ser diferente y a descubrir por sí mismo cómo es el mundo, pero no olvida de dónde procede e intenta que los demás compartan sus descubrimientos. La rata Rémy es un personaje entrañable que merece la pena descubrir y Ratatouille es una película muy divertida que demuestra que la técnica bien empleada puede alumbrar historias interesantes.


Página web de la película:

http://www.disney.es/FilmesDisney/ratatouille/

Crítica de l película:

viernes, 3 de agosto de 2007

Hacer ruido por Darfur


La ONG Amnistía Internacional ha editado un disco de versiones de canciones de John Lennon realizadas por varios artistas con el fin de recaudar fondos para aliviar la situación de los refugiados por el conflicto de Darfur, en Sudán. En el disco participan, entre otros, Green Day, Youssou N´Dour, Duran Duran, A- Ha, Jakob Dylan, REM, The Cure, Aerosmith, U2, Christina Aguilera y Jackson Browne. Se versionan temas clásicos de Lennon, como Imagine, Give peace a chance, Jealous guy, Beautiful boy, Working class hero, Instant Karma, #9 Dream, I´m losing you o Gimme some truth. Un buen homenaje a uno de los primeros artistas que pensaron que la música podría contribuir a cambiar el mundo.


Más información sobre la campaña y el disco:

jueves, 2 de agosto de 2007

La libertad en la Rusia de Putin


Vuelven los oscuros tiempos soviéticos, si es que alguna vez se fueron. En la Rusia de Vladimir Putin, ese aguerrido defensor de los derechos humanos y leal socio de la Unión Europea y EEUU, los disidentes siguen pagando su atrevimiento. Así ocurrió con la periodista Anna Politkovskaya, asesinada hace unos meses. Politkovskaya había revelado las atrocidades cometidas por el Ejército ruso en Chechenia y había denunciado la intervención del gobierno ruso en las masacres del Teatro Dubrovka de Moscú y la escuela de Beslán, en Osetia del Norte. Después llegó el caso de Alexander Litvinenko. Este ex – agente del FSB fue envenenado con polonio radiactivo, sin que se conozcan todavía las motivaciones de su asesinato. Lo que sí parece evidente es que detrás se encuentra la larga mano de los servicios secretos rusos. Finalmente, se ha conocido que los periodistas Larissa Arap y Andrei Novikov, críticos con el gobierno ruso han sido internados en hospitales psiquiátricos, donde se les mantiene aislados y sedados. Entretanto, los amigos del Kremlin, los llamados oligarcas (como Roman Abramovich o Oleg Deripaska) continúan haciendo sustanciosos negocios, amparados en la protección mafiosa de su gobierno, que no duda en amenazar y perseguir a sus competidores o a quienes se niegan a entrar en el juego. Nada de esto es criticable por los gobiernos del llamado mundo occidental. Mientras Vladimir Putin no cuestione el statu quo actual, no hay problemas con Rusia ni tampoco en Rusia. La hipocresía dominante en las relaciones internacionales resulta escandalosa.

Periodistas internados en psiquiátricos:

http://www.elpais.com/articuloCompleto/internacional/Rusia/interna/psiquiatrico/periodista/critica/Putin/elpepiint/20070731elpepiint_11/Tes


Implicación del Ejército ruso en la tragedia de Beslán:


Actuaciones de los oligarcas: