viernes, 30 de noviembre de 2007

Libertad de expresión ¿para qué?

El Roto se plantea hoy el derecho a la libertad de expresión. En muchos casos poder decir lo que uno quiera no sirve de nada, especialmente si no hay nadie que escuche o si lo que se dice tiene muy poco sentido porque no se ha empleado el tiempo necesario para pensar lo que se iba a decir. En estos casos, el silencio es la mejor opción.

jueves, 29 de noviembre de 2007

Lo que quedará de Annapolis


Tras la reciente cumbre de Annapolis en EEUU, todos los que acudieron allí tiene la foto que deseaban. Probablemente poco más saldrá de allí. No se puede llegar a una paz definitiva mientras se sigan ignorando realidades como la de Gaza y que la solución no es crear un Estado palestino reducido sólo a Cisjordania. En su columna semanal en el diario El País, Maruja Torres aborda las escasas esperanzas que le suscita esta nueva ronda de negociaciones que tiene la misma expectativa de terminar sepultada por el fracaso como las anteriores.


ANO- POLIS
MARUJA TORRES 29/11/2007

Lo miren como lo miren, los tríos ya no son lo que eran. Ignoro, en realidad, cómo resultaban antes —antes del Triángulo de las Azores-, pues en mi veterana mente sólo retoza con asiduidad el terceto formado por Fred Astaire, Nanette Fabray y Jack Buchanan cuando, disfrazados de chiquillos con chupete en Band Vagon, interpretan el número Triplets.

Observen a esos tres —Olmert, Abbas, Bush Jr.— que aplastan con el peso de su levedad la inmerecida belleza de las hojas de otoño, o exhiben su desganada pulcritud de ejecutores en traje sastre, palmeándose las espaldas mientras junto a las macetas del pesebre de Annapolis. El comentarista Rami G. Khouri ha definido esta cumbre con acierto: “Annapolis como Madrid con tranquilizantes”. Se trata de escenificar lo mismo de siempre, de que los medios de comunicación finjan comprarlo y lo distribuyan entre el personal, que más o menos lo ingerirá, eso sí, acompañado por un par de Valiums.

Bush Jr. volverá a su Casa Blanca y le enseñará la patita a la bruja Cheney. Quizá dentro de 15 años (ahora condenan en Perú a quienes ayudaron a Fujimori en su autogolpe de 1992) un tribunal internacional decidirá ponerle en busca y captura por todo el mal realizado por él y su cuadrilla. Los otros dos regresan en horas a sus respectivos destinos: Olmert a la sede colonial de Oriente Medio llamada Jerusalén, Abbas a su corral para capones del bantustán que aún llaman Cisjordania. Para variar, todos en Annapolis apoyan un Líbano libre y democrático, en el que la lista de candidatos a presidente de confesión cristiana tiene que proponerla su Rouco Varela, y ni siquiera sus correligionarios le hacen el menor caso.

No son los de la troika quienes necesitan píldoras. La opinión pública debería ingerir poderosos sedantes cada vez que la peña orientaloide intenta metérsela doblada.

martes, 27 de noviembre de 2007

Vallas mentales


Es cierto que las vallas mentales son las más difíciles de franquear. Mucha gente no está dispuesta ni siquiera a intentarlo y prefieren mantenerse aferrados a ideas preconcebidas antes que atreverse a ver las cosas de otra manera.

Verdades y mentiras

En estos últimos días dos personajes han hablado de la verdad y de la mentira. Bruce Springsteen durante su concierto en Madrid arremetió contra el gobierno de su país y dijo que allí las verdades parecen mentira y las mentiras, verdad. En una entrevista en el diario El País, el eurodiputado italiano Claudio Fava, quien investigó los vuelos secretos y las cárceles ocultas de la CIA en Europa, declaraba que existen dos niveles de verdad: la de verdad y la que nos llega a los demás. En ocasiones el abismo entre la verdad y lo que llega a los demás es muy profundo y entonces es muy fácil que las verdades acaben transformadas en mentiras.

domingo, 25 de noviembre de 2007

Lo difícil no es llegar, sino mantenerse


Es fácil convertirse en una estrella si uno tiene una habilidad que cultiva desde niño y encuentra las condiciones adecuadas para desarrollarla. Es fácil convertirse en ídolo de la gente que llevaba esperando años a alguien que les hiciese soñar. Es fácil contagiar una sonrisa cuando todo va bien. Lo difícil es seguir manteniendo el nivel de exigencia cuando se ha alcanzado la gloria. Lo difícil es no dejarse arrastrar por la ola de aduladores y por las múltiples tentaciones que rodean a las estrellas. Lo difícil es seguir trabajando como el primer día, con la ilusión del principiante. Ronaldinho lleva tiempo demostrando que supo llegar, pero no mantenerse. Arropado, protegido durante meses, sigue mostrándose incapaz de hacer lo que uno de los grandes haría, aunque sólo fuese por orgullo o amor propio. Por ello, prefiero a Eto´o. Tal vez tenga menos cualidades naturales que Ronaldinho, pero siempre lucha, colabora con los demás, vive los partidos de principio a fin y tiene muy claro que es un privilegiado y que es un ejemplo para mucha gente. Es triste contemplar la decadencia de un jugador que dio tantas tardes de gloria al Barça. Pero más triste aún es ver que no reacciona. En el diario El País de hoy Ramón Besa escribe un contundente análisis de la última jornada en el Camp Nou. Desgraciadamente, todo lo que dice es verdad.


UN DON NADIE

RAMÓN BESA 25/11/2007

Hay gestos especialmente reveladores, por más silenciosos que parezcan, sobre todo frente a declaraciones fuertes como las de Edmilson, denuncias que al fin y al cabo acostumbran a provocar la catarsis del vestuario. Ninguno es más significativo que el protagonizado por Ronaldinho, que se borró del partido después de que la mayoría le identificara como la oveja negra de la plantilla. Su nombre está a diario en boca de sus compañeros, de los entrenadores y de los aficionados y, sin embargo, no se da por aludido, como si cuanto se discute en el Barça nada tuviera que ver con su figura. Funciona como un autónomo y a cada jornada reclama su momento.

Así que el viernes calló cuando se vio en la lista de convocados por Rijkaard pese a que sólo se había entrenado un cuarto de hora y el sábado se salió de la relación por sentirse cansado después de haber descansado. Ni siquiera las lesiones son comunes en el universo de Ronaldinho, cuya regresión en la cancha ha sido sobrecogedora. Antes marcaba goles, después transformaba faltas y al final ha dado tantos pases atrás que ha acabado por salirse de la cancha. Juega a la carta de manera tan descarada que ayer pasó del encuentro, una circunstancia muy a tener en cuenta porque se trataba precisamente de medir el sentido de la autoridad de Rijkaard desde la alineación.

Había apuestas cruzadas sobre la posibilidad de que el entrenador sentaría a Ronaldinho en el banquillo y el futbolista optó por no figurar siquiera en el acta arbitral, una manera muy cómoda de quedar a salvo en unos momentos muy delicados, de no ponerse en evidencia incluso, como ocurrió con Brasil ante Perú y Uruguay, de protegerse del referéndum de la hinchada. Una vez perdida la condición de número uno, Ronnie ha dejado de ejercer desde hace tiempo como segundo capitán del Barça y frente al Recreativo dimitió como futbolista. Hoy es un don nadie que ni siquiera merece el calificativo de "gandul" porque sería menospreciar el legado del inolvidable Romario.

La mayoría de sus actuaciones son sospechosas últimamente. Ocurrió cuando fue sustituido ante el Lyon y al día siguiente alegó una lesión, sucedió cuando reapareció de manera acolchonada en Stuttgart y pasó ayer en el momento en que se negó a asumir el rol que le asignara el entrenador. Ya no es una cuestión de tripa sino de cara. El honor se defiende en la cancha y, con su mutis de anoche, Ronaldinho dejó sin argumentos incluso a quienes le defienden de críticas como las que le señalan como el culpable de contaminar a un equipo que tiene problemas para solucionar los partidos más sencillos, señal de que la enfermedad es más seria.

De la misma manera que responsabilizar a Ronaldinho del problema del Barça sería simplificar demasiado, sí se puede afirmar que el Barça tiene un problema muy serio con Ronaldinho. Ayer reculó cuando se le pedía un paso al frente. Si el jugador no tuvo ningún miramiento con el equipo, el club no debería ser contemplativo con un futbolista que se escaqueó de manera cobarde. La grandeza de un número uno se demuestra precisamente cuando le tratan como uno más. Ronnie fue ayer el peor después de haber sido el mejor del mundo en mucho tiempo.

Mortadelo y Filemón cumplen 50


Este año se cumplen 50 años desde que el genial Francisco Ibáñez dibujó por primera vez a los dos patosos agentes de la TIA. Desde entonces han vivido mil aventuras y sus historietas se han desarrollado a la par que muchos de los acontecimientos vividos por sus lectores. Mortadelo y Filemón han estado en Juegos Olímpicos, en Mundiales, en la Vuelta Ciclista y en el Tour de Francia y en todos estos años no han dejado de hacernos reír con sus ocurrencias. Hace tiempo que se convirtieron en inmortales, pero su principal virtud es que no envejecen y que Ibáñez sigue teniendo una aguda visión de la realidad que transmite en sus historietas. Que todos ellos cumplan muchos más.

Hasta siempre, Línea 900


Tras 16 años en emisión, hoy se despide Línea 900, uno de los mejores programas de investigación de la historia de la televisión en España. Nació con la intención de dar al público la posibilidad de proponer temas y de denunciar situaciones que después el equipo de programa se encargó de investigar. En todos estos años se han tratado múltiples temas y se han puesto en el primer plano gran cantidad de situaciones silenciadas por los grandes medios de comunicación. En Línea 900 se dio voz por primera vez a Ramón Sampedro, el tetrapléjico gallego que pedía una muerte digna. También se denunció la labor de algunas ONG, como Humana, antes de que saltasen los escándalos de otras organizaciones, como Intervida o Anesvad. Se podrían destacar muchos reportajes, pero yo recuerdo especialmente los tres que se dedicaron a los españoles supervivientes del campo de concentración de Mauthausen. Constituyen un documento único de testimonio de voces que han ido apagándose con los años. Línea 900 deja un hueco difícil de llenar en la televisión española. Para mí sigue habiendo espacio para este tipo de programas en la televisión pública. Los buenos programas, como sucede con En Portada, Documentos TV o Informe Semanal, deben seguir en antena. ¿Por qué no Línea 900?

Página web del programa:

sábado, 24 de noviembre de 2007

Loukolela, un lugar en el Congo


La periodista de RTVE Conchín Fernández viajó hace unos meses a la República del Congo para conocer de primera mano la labor de su amigo, el padre Amable. Amable es un sacerdote católico que trabaja en Loukolela, un poblado de más de 10.000 habitantes a orillas del inmenso río Congo. Allí las necesidades son enormes: no hay electricidad, ni agua potable, hay muy pocas escuelas para atender a todos los niños, ni un hospital en condiciones. Faltan libros, cuadernos, medicinas, recursos para ganarse la vida. Con poco dinero se podría hacer mucho allí, pero son pocos los que se ocupan de que las cosas puedan mejorar. Lugares como Loukolela los hay a miles en África y en otros continentes. De ellos salen los más aventureros en busca de una vida mejor. Pero existe la oportunidad de poder mejorar su existencia en su tierra, aunque para ello no se pueda confiar en los políticos ni en las grandes instituciones, que no dan nada si consideran que no van a obtener nada a cambio. Para ello hay que recurrir a gente como el padre Amable. Ayudémosle a conseguirlo.

Más información en:

viernes, 23 de noviembre de 2007

Chirac en apuros


¿Cómo? ¿Por descargarme "La Marsellesa" para unos amigos de París voy a ser procesado? No me lo puedo creer.


El genial Plantu ha regresado tras unos días de ausencia y de nuevo se muestra agudo en sus viñetas. En esta ocasión combina en un mismo espacio la imputación por corrupción de Jacques Chirac y la decisión del gobierno francés de cortar la conexión de internet a quienes se descarguen contenidos ilegales de carácter cultural (música y películas principalmente).

Más información en:


Barrio Sésamo no apto para menores


La maldita correción política llega a extremos ridículos. La edición en DVD de las dos primeras temporadas de Barrio Sésamo ha sido catalogada en EEUU como contenido para adultos, no apto para menores de 18 años. Según los responsables de la calificación "moral" del programa, hay una serie de contenidos equívocos o rechazables, como la relación entre Epi y Blas o el hecho de que Óscar viviese en un cubo de basura y fuese un gruñón, como Blas. Ya hace unos años la corrección política convirtió a Triqui, el monstruo de las galletas, en devorador de vegetales, porque se dijo que su comportamiento de comedor compulsivo de galletas alentaba la obesidad infantil. Sólo unas mentes calenturientas pueden ver segundas intenciones en el mejor programa infantil de televisión de todos los tiempos. Los niños y los adultos que crecimos con Barrio Sésamo miramos siempre el programa con ojos inocentes y nunca vimos ninguna de esas retorcidas interpretaciones que se sacan de la manga psicólogos que no tienen otra cosa en la que perder el tiempo. Epi y Blas son amigos sin más adjetivos, Triqui es un monstruo encantador y Óscar fue un pionero del reciclaje. Y enfadarse a veces, como les pasaba a Epi y Blas, no traumatiza a nadie. Larga vida a Barrio Sésamo.

Ampliación de la noticia:

jueves, 22 de noviembre de 2007

Cámara abierta 2.0


Cámara abierta 2.0 es un nuevo programa de televisión que se emite en La 2 a partir de las 0´30 horas. En él se aborda el mundo de internet y todas las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías. En poco menos de 15 minutos se proporcionan muchas direcciones interesantes de internet para profundizar en los temas que se tratan: los blogs, la realidad virtual, la televisión en internet, música, videojuegos, preiodismo ciudadano, ... También se incluye un espacio en el que los espectadores pueden enviar sus vídeos con noticias o denuncias. Se emite de lunes a miércoles después de La 2 Noticias. El principal inconveniente de nuevo es el horario de emisión, no apto para madrugadores. Por eso, resulta muy útil poder disponer del programa en internet y verlo cuando haya tiempo o cuando apetezca.

Página web del programa:

Machismo No


El domingo se celebra el Día Internacional contra la violencia machista. Mientras tanto, en España ya han muerto este año 69 mujeres a manos de sus parejas o ex- parejas. Después de varios años de vigencia de la ley contra la violencia de género existe mayor conciencia social del problema, se presentan más denuncias, pero la situación continúa siendo preocupante y mucho más en otros lugares del mundo. Escandaliza una sentencia reciente de Arabia Saudí: una joven violada por siete hombres ha sido condenada a seis meses de cárcel y 200 latigazos porque antes de ser violada estaba en un coche con un concido suyo y el tribunal considera que la joven incumplió las normas de separación de sexos que impone la sharia (ley islámica). La "comunidad internacional" ha dado una tímida respuesta a esa disparatada sentencia. Por supuesto, no hay que incomodar a los saudíes, asentados sobre una de las mayores bolsas de petróleo que quedan en el mundo.

Más información sobre esta noticia:

miércoles, 21 de noviembre de 2007

Todos a declarar

La estrategia de la defensa del lehendakari Juan José Ibarretxe para hacer frente a la acusación de haberse reunido con miembros de Batasuna cuando esta organización ya era ilegal ha sido citar como testigos a otros políticos que hicieron lo mismo o negociaron con ETA. O todos moros o todos cristianos.

Información sobre este tema:

http://www.elmundo.es/elmundo/2007/11/20/espana/1195563265.html

http://www.elpais.com/articulo/espana/Ibarretxe/quiere/Aznar/Zapatero/testifiquen/contactos/ETA/elpepunac/20071121elpepinac_1/Tes

lunes, 19 de noviembre de 2007

Ahora


Una de las primeras canciones del dúo Estopa fue Ahora. Apareció en la maqueta que circuló de forma pirata al mismo tiempo que empezaron a ser conocidos con la publicación de su primer disco. Muchas de las letras de sus canciones tienen un tono festivo, pero hay otras con un trasfondo más serio, como Ahora. Aquí se abordan la soledad, la tristeza, la pérdida de las ilusiones, la depresión, la desesperación y el olvido. Dijo Borges: "Ya somos el olvido que seremos". Lo más difícil es asumirlo.


AHORA

Ahora ya no escribo cuentos,
ni tacho los días del calendario,
ni sueño que estoy preso
a la sombra de un jardín vallado.

Ya no paseo por el mercado,
ni escucho lo que hablan unos viejos
en un banco sentados,
nunca más me sentaré con ellos.

Ahora me paso todas las tardes pensando
que el teléfono no arde,
que no suena,
que no interrumpe la cena,
que no arde,
que me dice que me largue,
que se muere,
sálvame tú si puedes.

No me susurran ya las fotografías,
se apagaron los gritos de su silencio,
de su melancolía,
ya no más, ya no quiero más sueños.

Ahora me paso todas las tardes pensando
que el teléfono no arde,
que no suena,
que no interrumpe la cena,
que no arde,
que me dice que me largue,
que se muere,
sálvame tú si puedes.

Y es que por no salir
todas las puertas cierro
y tengo la mañana sólo para mí
se olvidaron de mí
éstos del infierno,
y ¿cuánto vale el precio?

No paran de llover las nubes del fracaso,
disparan las pistolas de la soledad,
ya no salgo en la guía
ni en la calle de olvidados.

Gritaré un poco más,
sangrará mi garganta,
la pared con mil huellas
de mi loca cabeza.
Ahora no puedes entrar,
estoy ordenando mi casa,
estoy ordenando mi casa,
estoy ordenando mi casa..

Página web de Estopa:



domingo, 18 de noviembre de 2007

La zona


La Zona es un rico barrio residencial rodeado de altos muros con alambradas, vigilado constantemente por cámaras de seguridad que garantizan a sus habitantes una plácida vida al margen de la pobreza que puebla las calles de una gran ciudad. Las calles de la Zona son tranquilas e idílicas, como Wisteria Lane, ese barrio de revista de decoración donde viven las protagonistas de la serie Mujeres Desesperadas. Los habitantes de La Zona consiguieron una especie de extraterritorialidad que les permite imponer sis propias leyes dentro de la comunidad y vivir al margen del resto de la ciudad. En la Zona viven acaudaladas familias blancas, que tiene sirvientes de origen indio o mestizo. Los cachorros de la Zona van a un elitista colegio privado y reciben caros regalos en sus fiestas de cumpleaños. Esta idílica vida de espaldas a la realidad de la mayoría se resquebraja una noche, cuando una tormenta derriba parte del muro y tres muchachos del otro mundo entran a robar en la Zona. Entonces se desencadena una espiral de venganza disfrazada de instinto de protección y legítima defensa, en la que casi nadie se esfuerza por ocultar el desprecio clasista hacia quienes consideran inferiores ni la chulesca insolencia de quienes cuentan con la seguridad de la impunidad. Rodrigo Plá, director de La Zona, ha retratado un mundo donde la corrupción garantiza la absolución de los delitos, donde los pobres o los que no tienen poder siempre salen perdiendo y donde el miedo al otro convierte la venganza en una forma primaria de justicia. Son pocos los que no se dejan arrastrar por la marea de odio y son capaces de ver la humanidad de los otros y contemplarlos no como enemigos, sino como personas con la misma capacidad para sentir y sufrir. En la película hay dos personajes que encarnan esa mirada diferente: el adolescente Alejandro (interpretado por Daniel Tovar) y su madre (Maribel Verdú). Las impactantes imágenes de la urbanización rodeada por casa baratas bien pueden ser una metáfora del mundo actual: las ricas sociedades protegidas por fronteras, radares y alambradas de los pobres que viven más allá de los muros, la obsesión por la seguridad y la renuncia voluntaria derechos como la intimidad o la libertad de movimientos, el miedo a perder privilegios si los derechos se amplían a los más necesitados, el implacable poder del dinero, ... El mundo retratado en La Zona es una realidad desde hace tiempo en países como México, Brasil, Argentina o Venezuela y se va extendiendo peligrosamente en las sociedades más avanzadas. La privatización el espacio público, de las calles y plazas, conduce cada vez más a la creación de feudos aislados del entorno y a la contemplación de los que quedan fuera como parásitos o, en el peor de los casos, como enemigos que amenazan una pretendida vida idílica de espaldas al mundo. Barrios como los de La Zona rompen la posiblidad de convivencia que fomentaba el espacio compartido de los barrios abiertos y plurales de un pasado no tan lejano. Los muros no sólo aíslan, sino que deforman la percepción de la realidad.


Página web de la película:


Crítica:

Leones por corderos


La última película dirigida y protagonizada por Robert Redford puede ser incluida en el género de películas políticas. En poco más de hora y media se condensan múltiples ideas para la reflexión sobre los conceptos de política y ciudadanía en los convulsos tiempos de la llamada guerra contra el terror. Redford narra tres historias que acontecen al mismo tiempo en tres escenarios distintos: el despacho de un senador en Washington, el despacho de un profesor en una universidad de California y las nevadas montañas del norte de Afganistán. En Washington, un ambicioso senador del partido republicano, interpretado por Tom Cruise, intenta "vender" su plan de combate en Afganistán a una veterana periodista interpretada por Meryl Streep. En California un viejo profesor de Ciencias Políticas encarnado por Robert Redford trata de convencer a un estudiante de que vuelva a las clases y utilice su talento de forma provechosa. Y en Afganistán dos jóvenes soldados (un hispano y un afroamericano) luchan por su vida contra los talibanes. La idea central de la película es cómo las estrategias diseñadas en Washington, en cálidos despachos, por políticos oportunistas y ambiciosos, acaban afectando a la vida de la mayoría. Los brillantes planes, los grandes objetivos, comportan un enorme sacrificio de vidas, ilusiones e ideales. Pero el sacrificio siempre recae sobre los más débiles, que en muchas ocasiones son la parte más valiosa de la sociedad, personas que creen en palabras como compromiso, sacrificio, esfuerzo, ... y que deciden hacer algo para cambiar las cosas. Leones por corderos aborda otros temas, como el papel de la prensa y su complicidad en el proceso de hipnosis colectiva que condujo a la guerra de Irak, el funcionamiento de la alta política, las cada vez mayores coincidencias entre la guerra de Vietnam y los combates en Irak y Afganistán, el desencanto de la juventud y la tentación de la cómoda alienación que proporciona la sociedad de consumo, ... En mi opinión hay dos secuencias que condensan en pocos fotogramas gran parte del mensaje de la película. En ambas aparece Meryl Streep. En la primera ella contempla las fotografías que decoran el despacho del senador Irving: fotos del halcón (Cruise) acompañado de otros halcones (Powell, Rumsfeld, Cheney, Rice y Bush), aunque también podrían ser calificados como buitres. En otra secuencia la periodista reflexiona mientras recorre en taxi las calles de Washington. El taxi pasa por delante del Capitolio, de la Casa Blanca y el cementerio de Arlington, donde se encuentran sepultados miles de soldados que dieron la vida por su país en tierras lejanas. Miles de leones encaminados al matadero no por corderos, sino por buitres disfrazados de halcones.


Sinopsis y críticas de la película:


viernes, 16 de noviembre de 2007

Forródromos


España está llena de forródromos. Podemos encontrarlos en cualquier esquina: promociones inmobiliarias que hipotecarán el futuro de miles de personas, majestuosas obras públicas que siempre acaban costando el doble de lo que se presupuestó,... Pero así es la grasa que hace funcionar el engranaje del sistema.

jueves, 15 de noviembre de 2007

Escandaloso


Una de las reivindicaciones más frecuentes de los países menos desarrollados es el fin de las subvenciones a la producción de los agricultores de los países ricos. Las subvenciones que reciben los agricultores de la Unión Europea o de EEUU hacen prácticamente imposible que los productos de los países menos desarrollados puedan competir en igualdad de condiciones con los de los países ricos. Pero existe otro aspecto igualmente escandaloso en las subvenciones a los productos agrícolas: los perceptores de la mayor parte de las ayudas no son agricultores al borde de la subsistencia, sino grandes terratenientes que en su vida han pisado el campo o si lo han hecho ha sido únicamente para ir de caza. Y algunos de los conceptos por los que reciben las subvenciones no exigen ni siquiera que el campo esté en producción, sino tan sólo que se hayan realizado en él labores de mantenimiento. En España los mayores perceptores de las subvenciones de la PAC (Política Agraria Comunitaria) son la duquesa de Alba, Mario Conde, Alberto Alcocer, los Mora - Figueroa o los Entrecanales. La misma historia se repite en otros países de la UE. Mientras las directivas de la Unión Europea han convertido a muchos verdaderos agricultores, si querían cobrar las subvenciones, en dependientes de las tendencias del momento (plantación de remolacha o maíz, arranque de viñedo, replantación de viñedo, reducción del ganado vacuno productor de leche,...), los precios de muchos productos agrícolas se han disparado. Los grandes beneficiarios de todas estas políticas dictadas desde Bruselas han sido los intermediarios, las grandes empresas procesadoras de alimentos y esos agricultores millonarios. A ninguno de ellos se le ha pasado por la cabeza renunciar a esas sustanciosas ayudas ni han sentido vergüenza de cobrarlas. Y lo que me parece más grave: las sucesivas reformas de la PAC no se han atrevido nunca a acabar con esta inconcebible situación. En mi cabeza "subvención" tiene el significado de ayuda a alguien que lo necesita. Pero está visto que para los burócratas de Bruselas y de los ministerios de agricultura de los países de la UE no significa lo mismo.

Ampliación de esta información:

martes, 13 de noviembre de 2007

Tópicos que se vienen abajo


Los estudios desmienten, uno tras otro, todos los tópicos sobre los inmigrantes. Las estadísticas del paro indican que en la actualidad, cuando mayor es el número de inmigrantes en el país, las tasas de desempleo son las más bajas de los últimos treinta años. Otro de los tópicos más extendidos es que los inmigrantes han colapsado los servicios sanitarios y que además están introduciendo enfermedades exóticas o ya erradicadas aquí hace años. Un estudio de la Sociedad de Médicos de Familia publicado recientemente indica lo contrario. Los inmigrantes suelen ser jóvenes y gozan de buena salud y van al médico la mitad que los españoles. Estudios como éstos deberían tener mayor divulgación para tapar la boca de los racistas que utilizan argumentos falsos para justificar su odio irracional. En los últimos meses han salido a la luz demasiados casos de agresiones e intimidaciones a inmigrantes y antes de que esto se convierta en una constante, deberían tomarse medidas contundentes para cortar de raíz esos comportamientos.


Más datos sobre el estudio de la Sociedad de Medicina Familiar:

lunes, 12 de noviembre de 2007

La vida te lleva por caminos raros



Ésta es otra de las canciones incluidas en en último disco de Quique González, Avería y redención #7. La letra es de Diego Vasallo, uno de los integrantes del desaparecido dúo Duncan Dhu. Trata acerca de lo que se espera y lo que al final se acaba consiguiendo, sobre esos guiones mentales que nos hacemos y que siempre acaban desviándose de lo que desearíamos y convirtiéndose en una película totalmente distinta de la imaginada. Quique González preparó su disco en un mal momento personal y muchas de sus canciones transmiten la decepción, la dificultad de entender por qué las cosas son como son y la sensación de haber tocado fondo. Al final se acaba saliendo del hoyo porque no queda más remedio. Y aceptando que en la vida, en lo que se refiere a los demás, hay muy pocas cosas que puedan cambiar.
LA VIDA TE LLEVA POR CAMINOS RAROS

La vida te lleva por caminos raros
por la esquina más perdida de los mapas
por canciones que tú nunca has cantado,
la vida te lleva por caminos raros.

La vida se acerca con los labios pintados
te elige siempre y se larga con otros
y así vamos siempre dando vueltas
la vida te elige con los labios pintados

Siempre hay algún bar que se llama Las Vegas
en alguna parte, en alguna parte
y siempre hay algún trozo averiado del día
que no puedes borrar, pero te gustaría.

Siempre voy al bar del aeropuerto
cuando quiero ponerme triste
y siempre pido y nunca tienen
aquellas galletitas de la suerte.

Mirando las gotas estrellarse
como golondrinas en la noche
como pequeños sueños con el ala rota
como pequeños sueños con el ala rota.

Dime qué hay detrás de esas sonrisas tan tristes
un motor que no funciona o sólo corazones rotos
es mejor un cielo acostumbrado a defraudar
que fábricas de anhelos esparcidas en la noche.
Es mejor unos labios tristes
que cien aviones despegando
y es mucho mejor mi vida
si tú estás dentro.

Presentación del disco en Madrid:

http://www.elpais.com/articuloCompleto/cultura/cantautor/Quique/Gonzalez/lleva/escenarios/rock/experiencia/elpepicul/20071018elpepicul_7/Tes

domingo, 11 de noviembre de 2007

Fragmentos de realidad


Una semana más, lo mejor del diario El País en su edición dominical es el rincón donde Enric González escribe sobre libros de escasa difusión. En esta ocasión se refiere a un libro sobre Meyer Bergen, reportero que dedicó toda su vida periodística a contar historias de Nueva York. Enric González lo considera un ejemplo de lo que debería ser un periodista, alguien que narra lo que ha presenciado, que no interpreta ni inventa y que deja que el lector juzgue por sí mismo sobre lo que ha leído. Lo normal es que no nos dejen pensar, que nos den hecho lo que debemos opinar y que quede muy poco espacio para formarse una idea propia de las cosas. Enric González reivindica las pequeñas historias, esos pequeños fragmentos de realidad que muchas veces ayudan a comprender mejor el mundo que las abstractas generalizaciones o los sesudos análisis de pretendidos expertos.


Fragmentos de realidad
ENRIC GONZÁLEZ 11/11/2007

El 16 de enero de 1959, un mendigo ciego fue recogido en una acera del Bowery neoyorquino y acompañado al St. Clare's Hospital. El hombre, de 82 años, se llamaba Laurence Stroetz y carecía de familia. Había sido violinista en la Orquesta Sinfónica de Pittsburgh, pero no había tocado en 30 años. La hermana Francis Marie llevó un viejo violín prestado a la habitación 203, y Stroetz, con dedos titubeantes al principio, interpretó varias piezas. Cerró el concierto privado con el Ave María, de Gounod.

Esta pequeña historia se habría perdido si Meyer Berger, el mejor reportero de todos los tiempos, no hubiera estado allí. Meyer Berger, nacido en Nueva York en 1898, era un hombre tímido y gentil, físicamente parecido a Woody Allen. Sus padres, inmigrantes checos, le buscaron un trabajo a los nueve años. A los 13 ocupaba el cargo de botones en The New York World y le encargaron, por casualidad, su primer reportaje: un tipo en los muelles estaba comiéndose todas las manzanas de un puesto callejero, 257 manzanas exactamente. Berger escribió 15 líneas, pero tenía notas para llenar cien folios.

Años más tarde cubrió el proceso a Al Capone en Chicago. Luego fue enviado a Europa para informar sobre la II Guerra Mundial, y el pobre Berger aguantó sólo dos meses: le sangraba la úlcera y añoraba Nueva York. El 7 de septiembre de 1949, un veterano de la guerra llamado Howard Unruh empezó a disparar contra sus vecinos en Camden, Nueva Jersey. Meyer Berger acudió al lugar, observó los acontecimientos (14 muertos y cuatro heridos), realizó medio centenar de entrevistas, volvió a la redacción de The New York Times y en un par de horas escribió 14 folios, sin párrafos entre comillas, suposiciones u opiniones propias. Era un relato verídico hasta la última coma. Le dieron un Premio Pulitzer, dotado con 1.000 dólares, que Berger regaló a la madre del homicida.

Berger dedicó su vida a recoger historias neoyorquinas, grandes y pequeñas. Ninguno de sus lectores, y eran millones, pudo adivinar por sus artículos si era conservador o progresista, si pensaba esto o aquello. Conseguía datos, los verificaba y escribía. Caminaba, hablaba, permanecía cerca de las cosas. No extrapolaba ni deducía.

La artesanía es rara, porque a los periodistas se nos exige una información universal e inmediata. En general, nos arreglamos con materiales aproximativos. Eso lo sabe cualquiera que, por una razón u otra, haya salido en los papeles: apenas se reconoce en la "versión periodística" de sí mismo. Manipulamos datos, impresiones e imágenes en bruto que generalmente ha obtenido alguien a quien no conocemos, y fabricamos algo más o menos verosímil. Hablo de manipulación en un sentido industrial, no malintencionada. Hablo de la necesidad de manufacturar un producto con los elementos disponibles.

Nuestro mayor error radica, quizá, en la voluntad de conectar unos datos con otros para ofrecer a nuestro cliente (usted) un relato coherente. Todo nos parece un síntoma, una tendencia. Intentamos darle un sentido a la realidad, que no suele tenerlo. Disponemos, en el mejor de los casos, de esos epifenómenos que llamamos noticia. ¿Qué hacemos? Entrecomillamos y opinamos. Reproducimos la sandez que ha dicho alguien, y en alguna columna (ésta, por ejemplo) rociamos el papel con adjetivos. Aunque no siempre podemos contarle al lector lo que pasa, siempre somos capaces de decirle si lo que pasa está bien, mal o regular.

Me gustan, como lector, las piezas artesanales y concretas, los pequeños fragmentos sin adorno. Si hay que sacar conclusiones o deducir algo, prefiero encargarme personalmente.

El artículo del violinista ciego fue uno de los últimos de Meyer Berger. El 26 de enero de 1959 contó que ocho violines habían llegado al St. Clare's Hospital, regalos de gente emocionada por la historia del ciego. A Laurence Stroetz le pusieron uno entre las manos. Siguen las palabras finales de Berger: "Tocó un rato, tierna y suavemente, y lo devolvió. Dijo: 'Es un estupendo violín antiguo, dígale al dueño que lo cuide'. La monja de blanco dijo: 'Es su violín, señor Stroetz, es un regalo'. El anciano inclinó la cabeza sobre él. Lloró".

Meyer Berger murió en 1960, a los 62 años.

New York. Recopilación de artículos de Meyer Berger. Editorial Fordham University Press. 322 páginas.

Lenguas oficiales


Una información que publica hoy el diario La Vanguardia revela la situación de las lenguas oficiales en el país. Según los datos recogidos por el diario, resulta más fácil estudiar catalán en muchos países, algunos tan impensables como Camerún, que en Andalucía u otras comunidades españolas. La demanda de la lengua existe, especialmente en colectivos que desean aprenderla para ampliar sus posibilidades profesionales, pero la respuesta de la administración es que no es un asunto prioritario. Si lo fuese, si la enseñanza de las demás lenguas del Estado fuese algo normal y no excepcional, tal vez existiría un mayor interés por conocer lo diferente y no habría tanta exasperación en las relaciones entre comunidades autónomas ni tantos reproches hacia quienes tratan de defender sus peculiaridades.


Noticia de La Vanguardia:


Página de la Generalitat de Cataluña para aprender catalán:

¿Por qué hablas?




A estas alturas, con todo el bombo mediático que se le ha dado al incidente de ayer en la sesión final de la Cumbre Iberomericana, casi todos conocerán la colérica reacción del rey de España ante las continuas acusaciones de Hugo Chávez a José María Aznar. La mayor parte de las opiniones van en la dirección de aplaudir el gesto del rey, que poco después, cuando Daniel Ortega continuó con las críticas hacia el gobierno de España, abandonó enfadado el salón de sesiones. Sin embargo, se han escuchado pocas voces que censuren la actitud del rey, que a mí me parece totalmente fuera de lugar. Si alguien debía responder a Chávez, ése era Rodríguez Zapatero, y si alguien debía ordenar callar a Chávez, ésa era Michelle Bachelet, anfitriona de la reunión y moderadora del debate. En ese tipo de reuniones importan mucho los gestos, lo que se dice y cómo se dice. Las críticas hay que escucharlas y rebatirlas con argumentos. Lo que no se puede es perder los papeles y complicar las cosas. El rey, según la Constitución, es una figura representativa, decorativa, un convidado de piedra irresponsable ante la ley, cuyas acciones deben ser refrendadas por el gobierno. Si ése es su papel, es el que debe desempeñar en cualquier circunstancia, sea ante Chávez, ante el Papa o ante Mohamed VI. Hugo Chávez es un lenguaraz que en muchas ocasiones habla para provocar, pero es un presidente democráticamente elegido por los venezolanos y en lo que repitió una y otra vez sobre la participación del gobierno español en el fallido golpe de Estado de 2002 que intentó echarlo del poder hay mucho de verdad. El gobierno español de entonces guardó un ominoso silencio durante las horas en las que Chávez fue derrocado. No es la primera vez que Chávez acusa a Aznar de lo mismo. A esas acusaciones se ha de responder firmemente si se puede demostrar lo contrario, pero quien debe hacerlo es el gobierno. Si al rey no le gusta el papel que le corresponde o se ha cansado de ejercerlo, ya sabe lo que tiene que hacer.
Comentario de Lluís Bassets:
El último año del rey:

sábado, 10 de noviembre de 2007

Pequeña Miss Sunshine


"La vida es un puto concurso de belleza detrás de otro", dice uno de los personajes de Pequeña Miss Sunshine, una de las películas más interesantes que llegaron de EEUU el pasado año. Nuestra existencia se convierte desde el principio en una competición constante, en la que hay que hacer todo lo posible por sobresalir y, al mismo tiempo, por encajar en el entorno. En Pequeña Miss Sunshine seguimos los avatares de una familia de EEUU que a lo largo de un fin de semana recorre medio país para que Olive, una regordeta niña de siete años, cumpla su sueño de participar en un concurso de belleza infantil. A lo largo de toda la película aparecen las ideas de triunfo y fracaso, de realización personal, de aceptación de las propias limitaciones, de seguir luchando por aquello que se cree que merece la pena y de la importancia del apoyo de los demás para superar todas las dificultades. También se aborda el tema de la consideración de la belleza, tanto en el sentido más valorado en el mundo actual, reducido al aspecto físico, como en el más amplio sentido, que incluiría también la belleza interior y que muy pocas veces se valora. Lo mejor es que todos estos asuntos se abordan en tono de comedia, lo cual no resta ningún mérito la película, sino que los amplifica. Los seis actores que componen el reparto están magníficos en sus papeles, pero hay que destacar especialmente a Abigail Breslin, que interpreta a Olive. Ella representa la mirada inocente de quien aún tiene sueños y cree que se pueden cumplir. Sus familiares adultos son mucho más escépticos respecto a lo que la vida puede ofrecer, pero se muestran dispuestos a ayudarla a conseguir su objetivo y entre todos nos ofrecen una entretenida película que merece la pena de principio a fin.

Sinopsis de la película:


viernes, 9 de noviembre de 2007

La cuarta espada



El escritor y periodista peruano Santiago Roncagliolo creció con la violencia de Sendero Luminoso. Primero desde el exilio en México, adonde se había trasladado su familia, y después ya en Perú, donde las motivaciones ideológicas del grupo liderado por Abimael Guzmán le resultaban incomprensibles. Por ello, decidió investigar a fondo este tema. Mientras preparaba un reportaje para el diario El País, encontró suficiente material como para escribir un libro. Se entrevistó con muchas personas que habían conocido a Guzmán y otros dirigentes senderistas y logró hablar con algunas de las presas del grupo, entre ellas Elena Iparraguirre, compañera de Abimael Guzmán y número dos de la organización. El resultado de sus investigaciones es el libro La cuarta espada. La historia de Abimael Guzmán y Sendero Luminoso, publicado en España por la editorial Debate. En muchos aspectos recuerda al libro de Peter Bergen sobre Osama Bin Laden. En la trayectoria de Abimael Guzmán y su grupo terrorista se advierten los mismos rasgos de fanatismo, de ortodoxia ideológica, de condena a la disidencia, de confianza ciega en la posesión de la verdad absoluta y de recurso a la violencia indiscriminada como el medio más eficaz de lograr los objetivos planteados. También aparece el culto a la personalidad del líder, el egocentrismo, la veneración cuasi religiosa de su figura y la organización del grupo de "iluminados" con una estructura semejante a una secta. Abimael Guzmán, profesor universitario de derecho en Ayacucho, utilizó su posición en la universidad para hacer proselitismo entre sus alumnos y difundir la ideología maoísta. Cuando su grupo fue expulsado del Partido Comunista de Perú, fundaron Sendero Luminoso, una organización que pretendía hacer la revolución comunista en Perú impulsando el levantamiento campesino contra el poder establecido. Consideraban su ideología como la "cuarta espada del comunismo", tras el marxismo, el leninismo y el maoísmo. La ideología de Sendero Luminoso pronto pasó a ser conocida como "pensamiento Gonzalo" o "gonzalismo", nombre derivado del "Presidente Gonzalo", alias de Abimael Guzmán. A partir de 1979 Sendero Luminoso comenzó sus actuaciones violentas en la zona de Ayacucho y poco a poco fue ampliando su campo de actuación, hasta llegar a Lima: ahorcamientos de perros, asesinatos de campesinos que no se sometían a la "lógica revolucionaria", voladura de torres de electricidad para provocar apagones y extender el miedo, coches bomba,... A la violencia de Sendero Luminoso el Estado peruano respondió con más violencia, lo que acabó produciendo miles de muertos, casi 70.000. Roncagliolo señala que lo más grave de todo este asunto es que la mitad de los muertos fue obra del Ejército peruano, siguiendo órdenes de gobiernos elegidos democráticamente. Roncagliolo califica estos hechos de verdadero genocidio y es inevitable pensar en el componente racista de la violencia, que afectó sobre todo a campesinos de las regiones más pobres. El libro sigue la trayectoria de Sendero hasta la actualidad e incluye las circunstancias de la captura de los principales dirigentes del grupo, el juicio al que fueron sometidos y la colaboración con el gobierno peruano en los últimos años a cambio de mejores condiciones penitenciarias. La cuarta espada es un libro muy interesante para intentar comprender los mecanismos de la violencia y el fanatismo y sus consecuencias y conocer la historia de uno de los grupos terroristas más sanguinarios de la historia. Parte de esta historia fue narrada en la película Pasos de baile, dirigida por John Malkovich. En ella Javier Bardem interpretaba al policía que consiguió detener a la cúpula de Sendero Luminoso, aunque el guionista cambió algunos aspectos para hacer la historia más atractiva para el público.


RONCAGLIOLO, Santiago, La cuarta espada. La historia de Abimael Guzmán y Sendero Luminoso, Editorial Debate, Barcelona, 2007.

Ficha del libro:


Entrevista con Santiago Roncagliolo:

jueves, 8 de noviembre de 2007

ZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZ


En los tebeos ZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZ significa que alguien está durmiendo profundamente, como un leño, ajeno a lo que pasa a su alrededor. Para algunos dirigentes del PP las Z tienen otro sentido. Su insistencia machacona en los mismos argumentos respecto a la autoría intelectual del atentado del 11 de marzo de 2004 sólo me produce un intenso sopor.

martes, 6 de noviembre de 2007

Pablo Moro, un descubrimiento


Hace unos días, en el espacio Vive la noche que se emite los sábados en Radio 1, descubrí a un cantautor asturiano llamado Pablo Moro. Buena voz y buenas letras con muchas referencias cinematográficas y de la vida cotidiana. De momento ha editado dos discos, Emepetreses y Smoking Point. En su página web se pueden escuchar algunas de las canciones del último disco. Una de las que más me han gustado se titula Empate a cero y habla de un futbolista que nunca llegó a estrella, que tuvo que conformarse con una existencia gris, alejada de los focos que sólo se centran en las rutilantes estrellas. Parece que la canción habla de fútbol, pero se puede ver en ella una metáfora sobre los que pasan tan desapercibidos que ni siquiera se les tiene en cuenta, que nunca consiguen sus objetivos porque siempre hay alguien mejor que les supera y están condenados a pasar por la vida sin pena ni gloria, como esos espesos partidos que acaban con un empate a cero y que todo el mundo prefiere olvidar cuanto antes. A veces hay gente valiente que se atreve a fijarse en este tipo de personas, pero la mayoría prefiere lo fácil, lo llamativo, lo espectacular. Ellos se lo pierden.


EMPATE A CERO

El cielo no te dio magia en los pies
las órdenes precisas:
cubrir los huecos, bajar a defender
En el centro del campo recuperando balones
soltándosela rápido al que se lleva
la gloria de los goles

Y tantos años, tantas botas
y tantos tacos, tanto esfuerzo
y no ganar ningún trofeo
ni jugar un Mundial
Y tanto barro, tantas rodillas,
tanto domingo, tantas dobles amarillas
para no llegar nunca a la final
Y pasar la vida en el centro del campo
hasta que encuentren en la cantera algún recambio
Y pasar la vida en el centro del campo
que la experiencia es un grado bajo cero
y el destino jugando siempre al fuera de juego
y en el marcador un aburrido empate a cero

Nadie se compró la camiseta con tu nombre
haciendo el trabajo sucio
o pasa el balón o sólo pasa al hombre
En el centro del campo
trabajando con los pulmones
no fuiste el fichaje estrella
ni hinchada te dedicó canciones

Y tantos años, tantas botas
y tantos tacos, tanto esfuerzo
y no ganar ningún trofeo
ni jugar un Mundial
Y tanto barro, tantas rodillas
tanto domingo, tantas dobles amarillas
para no llegar nunca a la final
Y pasar la vida en el centro del campo
hasta que encuentren en la cantera algún recambio
Y pasar la vida en el centro del campo
que la experiencia es un grado bajo cero
el destino cabrón jugando siempre al fuera de juego
y en el marcador un aburrido empate a cero


Web de Pablo Moro:


Empate a cero en Youtube:

El señor Mob y el señor Z



Mariano Rajoy continúa la línea iniciada por su predecesor Don Erre que Erre (José María Aznar), obstinado en defender lo indefendible. Se supone que esa estrategia le proporcionará rédito electoral, aunque la imagen que transmite es de indecisión, de no tenerlas todas consigo y de que a su alrededor hay varias personas esperando que se estrelle para ocupar diligentemente su puesto. En el otro bando el presidente del gobierno sigue intentando transmitir imagen de "buen rollo" con sonrisas estúpidas y patadas al diccionario, como le hizo ver ayer Juan Luis Cebrián, académico de la lengua, cuando le llamó la atención por su anuncio electoral plagado de Z. Aunque, como se descuide, también Sarkozy se le adelantará con la Z.


Las zetas peligrosas:

lunes, 5 de noviembre de 2007

Supersarko al rescate


Firma su nombre con una Z, que quiere decir "Zoé"


Nicolas Sarkozy continúa en primera plana, buscando los flashes de las cámaras y las portadas de los medios de comunicación. Ayer protagonizó las negociaciones para llevar de vuelta a casa a las cuatro azafatas españolas y los tres periodistas franceses retenidos en Chad por el oscuro caso de la supuesta ONG El Arca de Zoé. Sarkozy viajó personalmente al N´Djamena, salió en todas las fotos y dejó en bastante mal lugar tanto al ministro de Exteriores francés, Bernard Kouchner, como al español Miguel Ángel Moratinos. El resultado de su iniciativa ha sido satisfactorio. Lo llamativo son las formas y el excesivo afán de protagonismo de Sarkozy. Aunque esto no sea ya ninguna novedad.


Opiniones sobre la "misión" de Sarkozy:

domingo, 4 de noviembre de 2007

Mataharis


Queda poco tiempo para ver en los cines Mataharis, la última película de Icíar Bollaín. Cuenta la historia de tres mujeres que trabajan como detectives y dedican su jornada laboral a descubrir partes ocultas de la realidad. Al mismo tiempo, se aborda su vida personal, en la que cada una afronta problemas distintos: decidir qué tipo de persona ser, tomar partido o mantenerse al margen, aceptar las cosas como son o rebelarse, intentar salir adelante manteniendo la unidad familiar o hacer estallar todo por los aires, ...Las tres protagonistas son mujeres normales, muy alejadas del prototipo de mujer fatal que representó Matahari, la espía holandesa ejecutada durante la I Guerra Mundial. Son mujeres del siglo XXI, heroínas de la lucha diaria que trabajan, cambian pañales, preparan la cena y van a la compra, pero también se emocionan o anteponen sus sentimientos a su carrera profesional. La película sigue a estas tres mujeres (Nuria González, Nawja Nimri y María Vázquez) en su vida cotidiana y con ellas muestra tres momentos distintos de las relaciones personales: una relación que comienza, otra que se tambalea y otra que hace tiempo que murió. Por el camino surgen temas como la incomunicación, la desconfianza, la necesidad de saber y la dificultad de afrontar la verdad. También aparecen otros temas no menos importantes, como los equlibrios que hay que hacer para conciliar la vida laboral con la vida familiar, los trabajos basura, la eficiencia económica por encima de la justicia, las argucias legales para ganar más dinero a costa de recortar los derechos de los trabajadores. Icíar Bollaín vuelve a explorar las pequeñas historias de la gente corriente para conseguir nuevamente una película realista y no por ello menos interesante.

Sinopsis y opiniones sobre Mataharis:


Adiós, pequeña, adiós


¿El fin justifica los medios? ¿Tenemos derecho a tomar decisiones que afectan a la vida de los demás, aunque creamos tener razón? ¿Hacer lo correcto puede significar cometer una terrible equivocación? ¿El entorno en el que crecemos condiciona nuestro futuro o se puede cambiar? Todas estas preguntas surgen después de ver Adiós, pequeña, adiós (Gone, baby, gone), la primera película como director de Ben Affleck. Affleck ha llevado a la gran pantalla una novela de Dennis Lehane, autor también del libro en el que se basó Mystic River. Para ello ha contado con grandes actores, como Ed Harris y Morgan Freeman, aunque el peso de la película recae sobre su hermano Casey Affleck. La historia transcurre en el sórdido ambiente de un barrio obrero de Boston, entre vidas marcadas por el alcohol y las drogas, donde el camino de la delincuencia es una de las opciones más barajadas. En ese barrio se produce la desaparición de una niña de tres años y su búsqueda congrega a policías, medios de comunicación y una pareja de detectives privados, contratados por la familia de la niña. La relación de lo que se cuenta en la película con la desaparición de la niña británica Madeleine McKann es mínima (únicamente el hecho de que se trata de dos niñas rubias de tres años) y difícilmente se entiende por qué el estreno de la película fue retrasado en el Reino Unido por el tema que trataba. Adiós, pequeña, adiós es una buena historia de tema policial que plantea algunos dilemas morales interesantes y de difícil respuesta y que demuestra que Ben Affleck es mucho mejor director que actor. Su debut tras las cámaras ha resultado muy prometedor. Que continúe así.

Entrevista con Ben Affleck:


Críticas de la película:


Polònia


Existe un país de risa llamado Polònia, que no tiene nada que ver con el gobernado por los gemelos Kaczinsky. A Polònia podemos asomarnos cada semana en TV3, la televisión autonómica catalana. Polònia es la cara B de Cataluña y de España, pasada por el tamiz del humor y la crítica de un ingenioso equipo actores y guionistas que cada semana diseccionan la actualidad y se empeñan en hacer reír a los espectadores. Bajo la dirección de Toni Soler, un grupo de quince actores da vida a una amplia galería de personajes de la vida catalana y nacional. Se centran especialmente en la sátira política, pero también caben imitaciones de personajes de la cultura, como los cocineros Ferran Adrià, Carme Ruscalleda o Santi Santamaría, el deporte, como Frank Rijkaard o Leo Messi, la música, como Lluís Llach o el periodismo, como Josep Cuní, Ramon Pellicer o Mònica Terribas. En Polònia podemos deleitarnos con el ridículo optimismo de Rodríguez Zapatero, la mala uva y las obsesiones de Ángel Acebes, la falsa modestia de José Bono, la chulería de Zaplana, las conducta indecisa de Rajoy, la estupidez de la familia real, las ambiciones de Leticia, los problemas con el catalán de José Montilla o el comportamiento infantil de Maragall y Pujol. En Polònia trabajan grandes artistas de la parodia, como Queco Novell (que interpreta indistintamente a Zapatero, Rajoy, el príncipe Felipe y Pasqual Maragall), Cesc Casanovas (José Bono, Joan Saura y Ferran Adrià), Bruno Oro (Aznar, Acebes, Mª Teresa Fernández de la Vega, Matías Prats y Artur Mas), Manel Lucas (Franco y Lluís Llach), Sergi Mas (José Montilla) o Toni Albà (rey Juan Carlos, Josep Lluís Carod Rovira y Benedicto XVI). Esta temporada se ha incorporado también Carlos Latre, que parodia a Jordi Pujol, Leo Messi y Frank Rijkaard, entre otros. Entre las mejores parodias se encuentran siempre las intervenciones de Franco desde el más allá. El dictador aparece siempre en blanco y negro y en un sótano rodeado de viejas estatuas cargadas de polvo y telarañas, riéndose de sus sucesores y aportando sus propias soluciones para los problemas de hoy. Como ocurre también con los guiñoles, los parodiados acaban pareciéndose a las creaciones de sus imitadores. En el programa de esta semana se hicieron bromas sobre los socavones del AVE, el primo de Rajoy, la teoría de la conspiración del 11 de marzo y la polémica entre el rey y Jiménez Losantos. Toni Albà volvió a encarnar al rey en una pelea al más puro estilo “Matrix” con el vocero de la COPE.

Polònia llegó a TV3 en 2006. Anteriormente el mismo grupo de actores había colaborado con Julia Otero en el programa Las cerezas, en un microespacio llamado El microondas. Después pasaron a Antena 3, donde realizaron Mire usté, que sólo sobrevivió en antena durante dos meses y, según la cadena, fue retirado por baja audiencia. Tal vez fuese así, aunque es más fácil pensar que la retirada de antena tuvo que ver con el atrevimiento de tocar temas sobre los que parece que no se pueden hacer bromas, como las parodias de la familia real o el Papa Benedicto XVI. El humor que triunfa en “toda” España es el estilo chabacano de Los Morancos o de Escenas de matrimonio. Afortunadamente en Cataluña ( y en el resto de España a través de internet) de momento todavía es posible reírse de otro tipo de temas.

Quién es quién en Polònia (Blog oficial de TV3):


Blog no oficial sobre Polònia, donde se pueden ver los mejores sketches:


Información sobre el programa en Wikipedia:

sábado, 3 de noviembre de 2007

La Bolsa, casa de apuestas

Tiene razón El Roto. Las cotizaciones de la Bolsa hace mucho tiempo que no guardan relación con la marcha de las empresas. Las alzas o caídas de los índices bursátiles tienen más que ver con movimientos especulativos que con buena gestión o incrementos de la producción. Es parte del capitalismo de ficción del que hablaba Vicente Verdú para referirse a al sistema económico actual.

viernes, 2 de noviembre de 2007

Historias del calcio


Durante cuatro temporadas Enric González envió con regularidad sus crónicas futbolísticas desde Italia al diario El País. Hace unos meses la editorial RBA las recopiló en un volumen , que ofrece mucho más que la historia de cuatro temporadas de la liga italiana. Las crónicas de Enric González enmarcaban los acontecimientos deportivos de cada jornada con interesantes reflexiones sobre la realidad italiana. De su lectura se desprende una vez más que el fútbol es un reflejo de muchas facetas de la vida real: heroísmo, vergüenza, podredumbre, violencia, corrupción, desidia, incomprensión, racismo, vagancia, entrega total, trampas, engaños, solidaridad, matonismo, racanería, generosidad, ... Las canchas de fútbol se convierten en escenarios donde a veces se puede contemplar el mejor espectáculo y la mayor parte del tiempo tan sólo reproducciones a pequeña escala de la sordidez de la existencia cotidiana. Así lo explicaba Enric González en una de sus crónicas de la última temporada: "El fútbol, como la vida, está lleno de tiempo- basura. Como la vida, el fútbol se descompone al final en un puñado de momentos brillantes. El resto es un vago malestar: fenómenos metabólicos, estadísticas, humo. Y, sin embargo, ni el fútbol ni la vida son mal negocio. Hay momentos que duran para siempre". Esta crónica se refería a una noche gloriosa de Francesco Totti en un partido entre el Milan y la Roma. Hay otras que dejan un sabor amargo, otras teñidas de nostalgia, pero todas merecen la pena. Los aficionados al fútbol disfrutarán leyéndolas y quienes no lo sean pueden encontrar en ellas muchos puntos en común con esta absurda existencia. Una de las historias del calcio que más me gustaron fue la que se publicó el 13 de diciembre de 2004, sobre un futbolista diferente llamado Cristiano Lucarelli. No es una gran estrella mediática, pero en su ciudad es todo un ídolo y su actitud ejemplar no debería ser una excepción en este mundo. Pero quizás por ello mereció el protagonismo de una de las historias de Enric González.


EL SUEÑO DE UN NIÑO DE LIVORNO
ENRIC GONZÁLEZ, 13/12/2004

Dinero, celebridad y comodidad son las tres llamadas irresistibles de los tiempos que corren. Existe, sin embargo, un tipo que no cedió al reclamo y prefirió, en cambio, un sueño. Se llama Cristiano Lucarelli, tiene 29 años, juega como delantero centro y en su ciudad será recordado por muchas generaciones. Pagó mil millones de liras, digamos cien millones de las antiguas pesetas, por una oportunidad: la oportunidad de realizar sus sueños y pasar a la historia. Y no falló.

Entre quienes guardarán en la memoria las gestas de Lucarelli no figuran, seguramente, los aficionados del Valencia, que le soportaron durante una temporada mediocre en 1998-1999. Tampoco tendrá monumentos a la entrada de los estadios del Perugia, el Cosenza, el Padua, el Lecce y el Torino, todos los equipos por los que pasó en diez años de carrera profesional. Ni quedará en los anales de la selección italiana. Su carrera internacional terminó en 1997, cuando, con la Sub-21, marcó un gol a Moldavia y se quitó la camiseta azurra para mostrar a las cámaras de televisión, en riguroso directo, la que llevaba debajo: una con la efigie del Che Guevara. Por alguna razón, aquello molestó a la Federcalcio. No volvió a ser convocado, ni con los jóvenes ni con los mayores.

Lucarelli es de Livorno y comunista, lo que equivale, casi, a decir de alguien que es de Osaka y tiene los ojos rasgados. El Partido Comunista Italiano nació en Livorno, el puerto industrial de Toscana, en 1921. Y la ciudad siempre ha sido de izquierdas. Como Lucarelli, que se ha puesto en el móvil la melodía de Bandiera Rossa. Nació en un barrio marítimo de mala fama conocido como Shanghai, hijo de un estibador portuario militante del partido y del sindicato. El niño Cristiano estuvo rodeado desde el principio de banderas rojas, por el PCI, y granas, por el Livorno. De mayor quería ser el delantero del Livorno que marcara el gol del ascenso a Primera. Hoy recuerda que, pese a su pasión total por el Livorno, tenía una esquina del alma con los colores del Inter, "porque ellos tampoco ganaban nunca". Lo cual da una idea del personaje y del Livorno, una de las sociedades con menos historial del calcio. Ganó una Copa en 1987, y ya está. Por resumir: desde 1949 merodeaba entre Segunda, en las temporadas triunfales, y Regional, en las normales.

En primavera de 2003, Lucarelli estaba en el Torino y su representante, el abogado Carlo Pallavicino, le estaba buscando nuevo equipo. Las ofertas, todas de clubes de Primera, eran razonables: casi un millón de euros por año. Pero resultó que el Livorno subió a Segunda. Y Lucarelli le encargó a Pallavicino que le encontrara un puesto en su equipo del corazón, donde no había jugado nunca. El Livorno no podía pagar más que unos cientos de miles. Lucarelli aceptó, renunciando a sueldos que ascendían a más del doble, a la fama televisiva de otros clubes y a la comodidad de un puesto secundario. El propio Carlo Pallavicino ha publicado un libro sobre esa decisión y sobre lo que ocurrió después. "Quedaos con los mil millones", se titula.

Lo que ocurrió después fue que Cristiano Lucarelli volvió a su ciudad y vistió el grana de su equipo convertido en el jugador mejor pagado del Livorno y en símbolo del sueño secreto de decenas de miles de livorneses: poner el pie en Primera, 55 años después. Lucarelli, un hombre con más pasión que capacidad reflexiva, se echó la responsabilidad a la espalda como si nada y jugó como nunca en busca del sueño de su infancia.

El día en que marcó el gol número 25 de la temporada, el milagro estaba hecho. El Livorno ascendió.

Lucarelli anotó ayer otros dos tantos que valieron tres puntos. El presidente de la República, el impecable Carlo Azeglio Ciampi, livornés y livornista, debió celebrarlo por todo lo alto. El Livorno se acercó un poco más a la mitad de la tabla y al objetivo de la permanencia.

Cristiano Lucarelli es un tipo que ha cumplido sus sueños, que vive entre los suyos y que será recordado por muchísimo tiempo en su ciudad. Y sólo ha pagado mil millones de liras por todo eso.

GONZÁLEZ, Enric, Historias del calcio. Una crónica de Italia a través del fútbol, RBA Editores, Barcelona, 2007