lunes, 31 de diciembre de 2007

Ahí viene


Ya está aquí, con un perfil amenazante.

American gangster


American gangster es la última película dirigida por Ridley Scott e interpretada por Denzel Washington y Russell Crowe. La película narra dos historias paralelas: la de Frank Lucas, traficante de drogas de Harlem que consiguió introducir en EEUU heroína procedente del Sureste asiático en los aviones del Ejército que regresaban de Vietnam, y la de Richie Roberts, el policía que logró detenerle y desmantelar su red de distribución en Nueva York.

Lucas, interpretado por Denzel Washington, creció a la sombra de "Bumpy" Johnson, padrino negro de Harlem durante 40 años. De él aprendió muchas cosas que le sirvieron para poner en marcha su negocio de tráfico de drogas. Con discreción y extraordinaria visión comercial. Lucas empezó a ofrecer la Blue Magic, heroína de gran pureza, más barata y de mejor calidad, lo que puso nerviosos a sus competidores en el mercado de la droga. También se negó a someterse a la tiranía de los agentes corruptos de policía que intentaron sacar tajada de sus beneficios. La historia de Frank Lucas es la de un criminal que no dudaba en usar la violencia cuandoi lo consideraba necesario, pero Lucas fue un tipo de delincuente llamativo por su peculiar concepción de su negocio y su particular código de conducta.

La historia de Richie Roberts (Russell Crowe), el policía que detuvo a Lucas, también es llamativa. Roberts tenía una desastrosa vida personal, pero era un policía íntegro, que se negaba a entrar en el juego de la corrupción en el que participaban muchos de sus compañeros. En el curso de una de sus investigaciones encontró un millón de dólares en el maletero de un coche y lo entregó en comisaría, lo que le granjeó las burlas y el odio de sus compañeros de trabajo. Una minuciosa investigación le llevó a descubrir el negocio de Lucas y precipitar la caída de su imperio.

American gangster es una crónica de la ciudad de Nueva York en los años finales de la guerra de Vietnam, que relata una historia que parecería increíble si no supiésemos que fue cierta. Es una historia de delincuentes de un estilo distinto a los mafiosos italianos, pero con los mismos ingredientes de las buenas películas de la mafia. La película no ensalza al delincuente, pues se muestran claramente los estragos de la droga y la falta de escrúpulos en el uso de la violencia, pero sí destaca la habilidad de Frank Lucas para montar un lucrativo negocio prácticamente de la nada. Aunque las críticas no han sido demasiado buenas, American gangster ofrece lo que promete y la historia es lo suficientemente atractiva para que el interés del espectador no decaiga en sus casi tres horas de duración.


Sinopsis y críticas de la película:


La historia de Frank Lucas:


"The return of Superfly", el artículo del New York Magazine en el que se basó la película:


sábado, 29 de diciembre de 2007

Más formas de llamar la atención




2008: una idea diaria para desviar la atención de los medios de comunicación

- !Cariño, ven, mira!. !Está Sarkozy en la tele haciendo una vez más el gilipollas!

Este dibujo de Charb en el semanario satírico francés Charlie Hebdo ironiza sobre el enconado afán de protagonismo de Nicolas Sarkozy, cuya megalomanía le lleva a aparecer constantemente en los medios de comunicación, sea por la razón que sea.


Stripsjournal, página que incluye los mejores chistes gráficos de la prensa francesa:

http://stripsjournal.canalblog.com/

En ella se puede ver este dibujo con mejor calidad.

Soy leyenda


Soy leyenda es una película de ciencia ficción basada en una novela escrita en 1954 por Richard Matheson y adaptada al cine en varias ocasiones. Esta nueva versión aporta los avances tecnológicos en el terreno de los efectos especiales y la advertencia inicial sobre los peligros de la biotecnología. Will Smith encarna al doctor Robert Neville, un teniente coronel del Ejército de EEUU que se enfrenta a la vida en soledad en la inmensa ciudad de Nueva York. Acompañado únicamente por su perra “Sam”, Neville tiene una razón para seguir viviendo: encontrar una cura para el virus que acabó con todos sus semejantes. Además, debe mantenerse alerta y evitar la amenaza que acecha en la oscuridad. Algunos flashbacks explican cómo se llegó a esta situación: un virus procedente de una manipulación genética bienintencionada, pero fallida acabó extendiéndose por el mundo y convirtiendo la Tierra en un lugar desolado. Impresionan las imágenes de la ciudad de Nueva York, de lugares familiares a través del cine y la televisión, como Times Square, la estación Grand Central, la Quinta Avenida, los edificios de las Naciones Unidas o Washington Square, donde vive el protagonista. Calles desiertas, edificios abandonados, la hierba que crece en las calzadas,… No hay mejor escenario para representar la pesadilla de la soledad. A la soledad física del protagonista se une la soledad intelectual, la de no tener con quién compartir los avatares de la vida, por muy insignificantes que éstos sean. En la película se ponen de manifiesto la importancia de las rutinas diarias para no enloquecer, los trucos que inventa la mente para mantener la cordura y, por encima de todo, la necesidad de un objetivo, de una razón para seguir viviendo. Cuando ésta desaparece, la lucha deja de tener sentido. Soy leyenda puede ser vista simplemente como una película de ciencia ficción, pero también puede servir para reflexionar sobre el sentido de la vida o más bien sobre lo que da sentido a la vida.


Sinopsis y críticas:





Sobreviviremos


Gloria Gaynor, una de las reinas de la música disco de los años 70, dio hace unos días un concierto en el Palau de la Música de Barcelona y esta noche actúa en el de Valencia. Una de sus canciones más conocidas es I will survive (Sobreviviré). Esta canción se convirtió en una especie de himno gay, aunque la letra tiene mucho más que ver con la liberación femenina cuando se consigue superar un amor no correspondido. I will survive es un canto a la dignidad de las mujeres que consiguen sobreponerse a la traición y las mentiras, que se dan cuenta de lo que valen y que no tienen necesidad de malgastar su tiempo y sus sentimientos con quienes no saben valorarlas. Tomad nota, chicas. Ellos se lo pierden.


I WILL SURVIVE

At first, I was afraid,
I was petrified.
I kept thinking
I could never live without you by my side.
But then I spent so many nights
Just thinking how you did me wrong.
And I grew strong.
I learned how to get along.

So, now you're back
From outer space.
I just walked in to find you here
Without that look upon your face.
I should have changed that stupid lock.
I should have made you leave your key,
If I had known for just one second
You'd be back to bother me.

Oh, now go,
Walk out the door.
Just turn around now.
You're not welcome anymore.
Weren't you the one who tried to break me with desire?
Did you think I'd crumble?
Did you think I'd lay down and die?

Oh, no, not I.
I will survive.
As long as I know how to love, I know I'll be alive.
I've got all my life to live.
I've got all my love to give.
I will survive.
I will survive.
Yeah, yeah.

It took all the strength I had
Just not to fall apart.
I'm trying hard to mend the pieces
Of my broken heart.
And I spent so many nights
Just feeling sorry for myself.
used to cry.
But now, I hold my head up high.

And you see me
With somebody new.
I'm not that stupid little person still in love with you.
And so, you thought you'd just drop by
And you expect me to be free.
But now I'm saving all my love
For someone who's loving me.

Oh, now go,
Walk out the door.
Just turn around now.
You're not welcome anymore.
Weren't you the one who tried to break me with desire?
Did you think I'd crumble?
Did you think I'd lay down and die?

Oh, no, not I.
I will survive.
As long as I know how to love, I know I'll be alive.
I've got all my life to live.
I've got all my love to give.
I will survive.
I will survive.
Yeah, yeah.


SOBREVIVIRÉ

Al principio tenía miedo,
estaba petrificada.
Pensaba que nunca podría vivir sin ti a mi lado.
Pero después pasé tantas noches pensando
en el daño que me hiciste..
que me fortalecí y aprendí a seguir adelante.

Y ahora vuelves del espacio exterior.
Entré y te encontré aquí con esa expresión triste en la cara.
Debería haber cambiado esa estúpida cerradura.
Debería haberte obligado a dejar la llave
si hubiese sabido por un segundo
que volverías a molestarme.
Oh, vete ya
Sal por esa puerta.
Márchate ya porque ya no eres bienvenido.
¿No fuiste tú quien trató de lastimarme al decirme adiós?
¿Pensaste que me desmoronaría?
¿Pensaste que me dejaría morir?

Ah, no, yo no.
Yo sobreviviré.
Mientras sepa amar sé que seguiré viva.
Tengo toda mi vida por vivir.
Tengo todo mi amor para dar.
Y sobreviviré.
Sobreviviré. Hey, hey...

Necesité todas mis fuerzas
para no derrumbarme, esforzándome por recomponer
los pedazos de mi corazón roto.
Y pasé tantas noches
sintiendo lástima por mí..
Lloré mucho,
pero ahora tengo la frente alta.

Y aquí me ves,
soy alguien nuevo.
Ya no soy esa persona encadenada,
aún enamorada de ti.
Así que te dieron ganas de venir
y esperabas encontrarme disponible..
Pues ahora reservo todo mi amor
para alguien que me ame.

Oh, vete ya
Sal por esa puerta.
Márchate ya porque ya no eres bienvenido
¿No fuiste tú quien trató de lastimarme al decirme adiós?
¿Pensaste que me desmoronaría?
¿Pensaste que me dejaría morir?

Ah, no, yo no.
Yo sobreviviré.
Mientras sepa amar sé que seguiré viva.
Tengo toda mi vida por vivir.
Tengo todo mi amor para dar.Y sobreviviré.
Sobreviviré. Hey, hey...


Gasset, otro que se va



lAntonio Gasset es otro de los afectados por el plan de jubilaciones anticipadas de RTVE. Después de más de diez años al frente del espacio Días de cine y muchos más como cronista y crítico cinematográfico en Televisión Española, Antonio Gasset abandona. Como en tantos otros casos, de nada sirven la experiencia la sabiduría o el buen hacer. El discurso oficial se refiere a la necesidad de renovar la plantilla y deshacerse de la carga onerosa de los sueldos de los profesionales que llevaban toda la vida en RTVE. Se antepone la eficiencia económica a todo lo demás, aunque por otro lado se dilapiden millones en contratos con productoras externas de los que nadie se hace responsable. Así, en el último año, se ha ido perdiendo un inmenso “capital” humano. En el diario El País de ayer Diego Galán dedicó su comentario semanal a Antonio Gasset y tantos otros profesionales a los que no jubila la vida, sino la sinrazón.




Perlas, las de Gasset
DIEGO GALÁN 28/12/2007

Los directivos de RTVE decidieron poner en la calle a buena parte de sus técnicos y creadores con el fin de sanear las cuentas del Ente. Regla de la economía: si hay que echar a tantos, adelante, valgan lo que profesionalmente valgan; lo que importa es que los números cuadren.

De modo y manera que un montón de magníficos profesionales han tenido que abandonar sus tareas en TVE e irse a casita, con el mismo sueldo o casi, pero sin poder trabajar: oficialmente son viejos inservibles, aunque ni siquiera tengan 60. Antonio Gasset es uno de esos inútiles. Ha cumplido 61 años, así que fuera, fuera, a la calle, "de manera voluntaria", eso sí, como eufemísticamente se proclama, pero a la calle, coño.

Días de cine, que Gasset venía dirigiendo desde hace 13 años, ha tenido un éxito infrecuente para este tipo de programas, aunque su emisión haya rotado arbitrariamente por todos los horarios: a veces se transformaba en una aventura averiguar cuándo y por dónde iba a aparecer: "Soy consciente de que a la hora de emisión de mi programa sólo puede ser visto por un puñado de politoxicómanos insomnes", dijo Gasset en una ocasión.

Su personal estilo tiene numerosos fans (basta consultar YouTube o las páginas a él dedicadas en Internet), fascinados con su sarcasmo y la manera de enfocarlo todo. A qué presentador se le ocurriría hablar de "estrenos y otras depresiones", o "pedir perdón porque vamos a hablar de cine español", o prometer una "pausa publicitaria, que será tan corta como el sueldo del presentador", o dar consejos para entretenerse durante los anuncios: "Llamar a la mujer de un amigo para pedirle sexo", o "aprovechar el tiempo en perderlo, una de las mejores maneras de aprovecharlo, muy indicada contra el estrés y la ansiedad laboral"... Sus jefes le llamaron al orden.

Los comentarios de Gasset han hecho historia. Hasta se le han adjudicado ocurrencias que él nunca pronunció. Ya se sabe: crea fama y échate a dormir: "Salvo el sexo, la lectura y las artes marciales no se me ocurre ninguna otra razón para no ver Días de cine", decía. Y realmente era así. Gasset y su magnífico equipo han ofrecido puntual información cinematográfica junto a análisis sobre tendencias y autores, con ese puntito de humor añadido en las presentaciones que estimulaba a ver todo el programa. No hay precedentes en televisión, salvo el de aquel entrañable afónico, Alfonso Sánchez, y sus divertidas y agudas ironías. Sánchez fue un crítico ameno que supo no perder el tren, a pesar de las convulsiones que el cine vivía entonces. Murió en 1981 a los 70 años, eso sí, en plena actividad laboral. A nadie se le pasaba por la cabeza mandarlo a paseo para sanear las cuentas. Y quien dice Gasset, dice cientos... A todos, suerte. Y un fuerte aplauso.

viernes, 28 de diciembre de 2007

Negro futuro para Pakistán


Los últimos acontecimientos en Pakistán no hacen sino confirmar un futuro negro. Desde hace tiempo las noticias que llegan de allí son tremendamente preocupantes, aunque parezca que no vayan a afectarnos por la distancia. Pero en este mundo globalizado todo termina por estar relacionado. Hoy los diarios están llenos de noticias sobre el asesinato de Benazir Bhutto y la creciente inestabilidad en Pakistán. Uno de los mejores, en mi opinión, es el análisis de Gilles Kepel en el diario El País. Kepel es uno de los mayores expertos en el islam contemporáneo. Libros como La Yihad: expansión y declive del islamismo y Fitna. Guerra en el corazón del Islam son imprescindibles para intentar comprender la evolución de los países musulmanes y la deriva del islamismo. Gilles Kepel describe un panorama tenebroso y lo peor de todo es la ausencia de soluciones que acaben sin derramamiento de sangre en ingentes cantidades.


La fuerza de un seísmo
GILLES KEPEL 28/12/2007

El asesinato de Benazir Bhutto a la salida de un mitin electoral en Rawalpindi posee la fuerza simbólica de un seísmo. Más allá de las dificultades que habían empañado su carrera en los últimos años, las acusaciones de corrupción y los compromisos con los talibanes, la hija del antiguo primer ministro Zulfikar Ali Bhutto, que murió en 1979 ahorcado por orden del dictador paquistaní Zia ul Haq, encarnaba una imagen de modernidad en el país de las madrazas y Al Qaeda. El final trágico de esta mujer cuyo bello rostro fue portada de todas las revistas del planeta, la primera que gobernó un país musulmán, y que ha muerto asesinada durante un atentado suicida -la seña de identidad por excelencia del terrorismo islamista-, servirá para reavivar todas las preocupaciones. Pero a Benazir no la odiaban solamente los islamistas radicales; también la aborrecía una parte del aparato militar en el poder.

Tras volver del exilio por deseo del general-presidente Pervez Musharraf, que quería formar una alianza política con ella, Bhutto se distanció y emprendió una campaña contra él en la perspectiva de las elecciones legislativas de principios de enero.

El contexto en el que se ha producido este asesinato es revelador de las extremas tensiones con las que vive Pakistán y que, más allá del destino concreto del país de los puros, lo convierten en un polvorín para Asia occidental, Oriente Próximo y el mundo. Pakistán es una potencia atómica y, como tal, no puede permitirse el derrumbe de su cadena de mando político y militar, so pena de que los grupos terroristas islamistas se apoderen, con la complicidad de los sectores rebeldes del Ejército, del material nuclear. A este respecto, Pakistán ya tiene una reputación deleznable: el padre de la bomba paquistaní, A. Q. Khan, vendió los ingredientes necesarios para la fabricación del arma atómica en el mercado negro a varios Estados, entre ellos Irán y Libia. Llegado al poder con un programa más bien laico y filo occidental, el general Musharraf, admirador de Atatürk, derrocó a su predecesor Nawaz Sharif a causa de las grandes concesiones que este último había hecho a los grupos islamistas locales, que propugnaban una talibanización del país. Tras el 11 de septiembre de 2001, se comportó como aliado de Estados Unidos y persiguió en su territorio a los dirigentes de los talibanes y Al Qaeda huidos; de hecho, en Pakistán fue donde se detuvo a los más destacados. Sin embargo, en los últimos años, el general ha tenido que alinearse con una serie de fuerzas islamistas para conservar el poder, frente a los sectores democráticos de la opinión pública que le recriminaban un comportamiento cada vez más autoritario.

Contra las clases medias urbanas, los jueces, los abogados, los periodistas, que se oponían a él -y con los que se alió Benazir-, Pervez Musharraf buscó el apoyo de algunos barbudos e incluso dejó en libertad a dirigentes talibanes encarcelados. Al mismo tiempo, ordenó el asalto a la mezquita roja de Islamabad, refugio de militantes islamistas violentos que se burlaban del poder a unos centenares de metros del palacio presidencial y las grandes embajadas extranjeras, y de esa forma desencadenó un ciclo de actos violentos que se extendió a todo el país. Por otro lado, las zonas tribales situadas a lo largo de la frontera, así como el Baluchistán, la antigua región turística de Swap, están en parte fuera del alcance del poder central, y bajo el mandato de unos jefes de tribus convertidos a la ideología de los talibanes y Bin Laden.

En esta desastrosa situación se produce el asesinato de Benazir Bhutto. Las consecuencias pueden derivar en varios sentidos, que dependerán de la capacidad de movilización de cada una de las fuerzas presentes y de la influencia que estén dispuestas a ejercer las potencias extranjeras: Estados Unidos y Europa sobre todo, pero también India -directamente afectada por la expansión del terrorismo islamista y la proliferación nuclear procedente de Pakistán- y los países musulmanes, especialmente los de la Península Arábiga, que tienen mucha influencia en Islamabad.

Una primera posibilidad sería que los partidarios de Benazir logren agruparse detrás de una nueva personalidad carismática, que sean capaces de movilizar, no sólo a las clases medias, sino a la masa de electores trastornados por este crimen político sacrílego, y de ganar las elecciones que el presidente va a dejar que se celebren porque la comunidad internacional le ha obligado. En la actualidad, no existe un personaje que pueda sustituir así como así a Benazir, pero ésta puede ser la oportunidad para que uno de los grandes juristas que han desafiado el autoritarismo de Musharraf se dé a conocer y atraiga los votos. Este movimiento necesitará tener la fuerza suficiente para luchar al mismo tiempo contra el poder militar y los partidos islamistas, sustentados sobre la base de los millones de alumnos y ex alumnos de las madrazas, entre los que hay algunos radicales fanáticos. Si el poder democrático no obtiene fuertes apoyos en extranjeros, correrá el riesgo de verse rápidamente sumido en el caos.

Esa perspectiva del caos es la principal arma del presidente Musharraf: él es el único que puede pretender controlar el Ejército, mantener una imagen de funcionamiento de las instituciones paquistaníes y, como mínimo, salvaguardar la seguridad nuclear. Pero su credibilidad queda muy debilitada tras el asesinato de Benazir; es responsable de no haber sabido garantizar su seguridad, y muchos partidarios de la difunta han empezado ya a incriminarle. Criticado en Estados Unidos, podría verse sustituido por otro dirigente militar que contase con el aval de Washington, pero sería necesario el consenso de la jerarquía de un Ejército en el que los equilibrios étnicos y regionales y la penetración de las ideas islamistas entre los oficiales hacen que sea muy delicado el ejercicio de la sucesión.

La tercera opción favorece a los islamistas, que cuentan ya con una buena representación en el Parlamento, además de su implantación en la sociedad, y que se beneficiarían del estancamiento político y de la oposición entre el Ejército y las clases dirigentes civiles. Esta situación tendría consecuencias inmediatas en el entorno regional: constituiría una victoria para Al Qaeda, que podría prosperar en su santuario paquistaní, y para los talibanes, que dispondrían de una sólida base para reconquistar Afganistán.

En el estado actual de cosas, es imposible predecir hacia dónde evolucionará la situación en un futuro próximo. Pero lo que está hoy en juego es el destino de este país nacido en 1947, en las dramáticas circunstancias de la partición con India, y se corre el riesgo de que el caos acabe por poner fin a su propia existencia.

jueves, 27 de diciembre de 2007

Lo comparto


Pasemos página cuanto antes, aunque probablemente el año próximo sea tan decepcionante como éste en todos los sentidos.

martes, 25 de diciembre de 2007

El alma está en el cerebro


Eduardo Punset es un personaje atípico dentro del panorama televisivo español. Empezó a ser conocido por su papel como político, en el que llegó a ser ministro durante el gobierno de la UCD. Después abandonó el mundo de la política y se recicló como un excelente comunicador en el ámbito científico. Su programa Redes lleva más de diez años en antena, sobreviviendo a los intempestivos horarios de madrugada y contribuyendo de forma muy notable a la divulgación de los conocimientos científicos y la mejor comprensión del mundo. Para quienes no pueden ver Redes, siempre queda la posibilidad de leer los libros de Eduardo Punset, donde se explican de forma amena y didáctica los complejos asuntos que se abordan en el programa. Uno de estos libros es El alma está en el cerebro, donde Punset recopila los últimos descubrimientos sobre el complejo mecanismo que permite y regula nuestro funcionamiento. En El alma está en el cerebro se abordan temas como el papel del legado genético en el comportamiento, el origen del lenguaje, la imaginación, la percepción, la creatividad, la inteligencia, la relación de los daños cerebrales con las actitudes violentas o la delincuencia, la depresión,… También se tratan los últimos avances científicos en cuanto a la manipulación de distintas áreas cerebrales y sobre las expectativas de recreación del cerebro humano en máquinas. El alma está en el cerebro es un viaje fascinante al interior de los seres humanos, que permite conocer no sólo cómo funciona el cerebro, sino cómo se las arregla para mejorar la vida de los huéspedes en los que se aloja. El cerebro adapta el mundo para que sea más soportable, a veces nos engaña para que podamos salir adelante, por lo que es totalmente acertado considerar que el alma, ese ente inmaterial que nos guía, se encuentra efectivamente en el cerebro. Dice Punset: “Creemos que nos enfrentamos al futuro solos, con nuestro cuerpo y nuestro razonamiento, que no tenemos compañeros ni aliados para continuar nuestra vida, que no tenemos quien nos ayude a ser un poco más felices. Sin embargo, querido lector, todos tenemos en nuestro cerebro a un aliado, un amigo, un ayudante: si algo malo nos sucede, él nos ayudará a sobrellevarlo. Ni siquiera es necesario que usted se ocupe de ello: él se encargará de recordarle lo que necesita recordar para que no se autodestruya”. Un cerebro sano puede ser el mejor aliado para una vida mejor. El alma está en el cerebro es un libro muy interesante que da respuestas científicas a comportamientos aparentemente incomprensibles y nos muestra cuánto se ha avanzado en el camino de nuestro autoconocimiento y cuánto queda todavía por descubrir.

PUNSET, Eduardo, El alma está en el cerebro, Círculo de Lectores, Barcelona, 2006.


Página de Redes:


Página de Eduard Punset:


lunes, 24 de diciembre de 2007

De parte de Pérez- Reverte y también de mi parte


Para todos los responsables de la educación en España en los últimos años. Se lo han ganado a pulso.


Permitidme tutearos, imbéciles
ARTURO PÉREZ-REVERTE XLSemanal 23 de Diciembre de 2007


Cuadrilla de golfos apandadores, unos y otros. Refraneros casticistas analfabetos de la derecha. Demagogos iletrados de la izquierda. Presidente de este Gobierno. Ex presidente del otro. Jefe de la patética oposición. Secretarios generales de partidos nacionales o de partidos autonómicos. Ministros y ex ministros –aquí matizaré ministros y ministras– de Educación y Cultura. Consejeros varios. Etcétera. No quiero que acabe el mes sin mentaros –el tuteo es deliberado– a la madre. Y me refiero a la madre de todos cuantos habéis tenido en vuestras manos infames la enseñanza pública en los últimos veinte o treinta años. De cuantos hacéis posible que este autocomplaciente país de mierda sea un país de más mierda todavía. De vosotros, torpes irresponsables, que extirpasteis de las aulas el latín, el griego, la Historia, la Literatura, la Geografía, el análisis inteligente, la capacidad de leer y por tanto de comprender el mundo, ciencias incluidas. De quienes, por incompetencia y desvergüenza, sois culpables de que España figure entre los países más incultos de Europa, nuestros jóvenes carezcan de comprensión lectora, los colegios privados se distancien cada vez más de los públicos en calidad de enseñanza, y los alumnos estén por debajo de la media en todas las materias evaluadas.


Pero lo peor no es eso. Lo que me hace hervir la sangre es vuestra arrogante impunidad, vuestra ausencia de autocrítica y vuestra cateta contumacia. Aquí, como de costumbre, nadie asume la culpa de nada. Hace menos de un mes, al publicarse los desoladores datos del informe Pisa 2006, a los meapilas del Pepé les faltó tiempo para echar la culpa de todo a la Logse de Maravall y Solana –que, es cierto, deberían ser ahorcados tras un juicio de Nuremberg cultural–, pasando por alto que durante dos legislaturas, o sea, ocho años de posterior gobierno, el amigo Ansar y sus secuaces se estuvieron tocando literalmente la flor en materia de Educación, destrozando la enseñanza pública en beneficio de la privada y permitiendo, a cambio de pasteleo electoral, que cada cacique de pueblo hiciera su negocio en diecisiete sistemas educativos distintos, ajenos unos a otros, con efectos devastadores en el País Vasco y Cataluña. Y en cuanto al Pesoe que ahora nos conduce a la Arcadia feliz, ahí están las reacciones oficiales, con una consejera de Educación de la Junta de Andalucía, por ejemplo, que tras veinte años de gobierno ininterrumpido en su feudo, donde la cultura roza el subdesarrollo, tiene la desfachatez de cargarle el muerto al «retraso histórico». O una ministra de Educación, la señora Cabrera, capaz de afirmar impávida que los datos están fuera de contexto, que los alumnos españoles funcionan de maravilla, que «el sistema educativo español no sólo lo hace bien, sino que lo hace muy bien» y que éste no ha fracasado porque «es capaz de responder a los retos que tiene la sociedad», entre ellos el de que «los jóvenes tienen su propio lenguaje: el chat y el sms». Con dos cojones.


Pero lo mejor ha sido lo tuyo, presidente –recuérdame que te lo comente la próxima vez que vayas a hacerte una foto a la Real Academia Española–. Deslumbrante, lo juro, eso de que «lo que más determina la educación de cada generación es la educación de sus padres», aunque tampoco estuvo mal lo de «hemos tenido muchas generaciones en España con un bajo rendimiento educativo, fruto del país que tenemos». Dicho de otro modo, lumbrera: que después de dos mil años de Hispania grecorromana, de Quintiliano a Miguel Delibes pasando por Cervantes, Quevedo, Galdós, Clarín o Machado, la gente buena, la culta, la preparada, la que por fin va a sacar a España del hoyo, vendrá en los próximos años, al fin, gracias a futuros padres felizmente formados por tus ministros y ministras, tus Loes, tus educaciones para la ciudadanía, tu género y génera, tus pedagogos cantamañanas, tu falta de autoridad en las aulas, tu igualitarismo escolar en la mediocridad y falta de incentivo al esfuerzo, tus universitarios apáticos y tus alumnos de cuatro suspensos y tira p’alante. Pues la culpa de que ahora la cosa ande chunga, la causa de tanto disparate, descoordinación, confusión y agrafía, no la tenéis los políticos culturalmente planos. Niet. La tiene el bajo rendimiento educativo de Ortega y Gasset, Unamuno, Cajal, Menéndez Pidal, Manuel Seco, Julián Marías o Gregorio Salvador, o el de la gente que estudió bajo el franquismo: Juan Marsé, Muñoz Molina, Carmen Iglesias, José Manuel Sánchez Ron, Ignacio Bosque, Margarita Salas, Luis Mateo Díez, Álvaro Pombo, Francisco Rico y algunos otros analfabetos, padres o no, entre los que generacionalmente me incluyo.


Qué miedo me dais algunos, rediós. En serio. Cuánto más peligro tiene un imbécil que un malvado.

domingo, 23 de diciembre de 2007

ENRON. Los tipos que estafaron a América


Las plataformas digitales están emitiendo en el canal Cinematk el documental ENRON: Los tipos que estafaron a América, un revelador documento sobre el funcionamiento del capitalismo de ficción. ENRON: Los tipos que estafaron a América cuenta el mayor fiasco empresarial de la historia de EEUU, protagonizado por ENRON, una compañía creada en 1985 por Ken Lay, amigo inseparable de la familia Bush y conocido por ellos como “Kenny boy”. Lay creó una compañía para aprovechar la oleada liberalizadora de servicios impulsada durante los años 80 por el gobierno de Ronald Reagan. Lay vio un filón en la liberalización de los servicios de producción de energía y comenzó a comprar o tomar el control de gaseoductos, centrales productoras de energía y suministros de petróleo. Firme partidario de la liberalización, no dudó sin embargo en recibir sustanciosas subvenciones de gobierno federal durante el mandato de Bush padre. ENRON siguió creciendo y diversificándose , especialmente desde la llegada de Jeffrey Skilling a la dirección general. Skilling diseñó nuevas estrategias y nuevas líneas de negocio cada vez más alejadas del propósito oficial de la empresa. Mediante agresivas campañas publicitarias, el valor de las acciones de ENRON en la Bolsa se disparó, mientras las cuentas de la empresa ocultaban pérdidas multimillonarias debido a inversiones mal planificadas. La empresa auditora Arthur Andersen y las más destacadas instituciones bancarias de EEUU (Citygroup, Merryl Lynch, Morgan Stanley) colaboraron en el maquillaje de la realidad. El funcionamiento interno de ENRON reúne todas las características del nuevo capitalismo especulativo: empleados presionados para mejorar constantemente las cifras, inversiones arriesgadas, basadas más en la especulación que en la realidad productiva, blindaje de directivos y total desprotección de los empleados de los escalafones más bajos, utilización de información privilegiada, empleo de vacíos legales para propósitos deleznables, artificios contables para cuadrar cifras ficticias, ambición desmedida, falta de escrúpulos, … Uno de los pasajes más reveladores del documental es el referido a la crisis energética de California, provocada en gran parte por las maniobras especulativas de ENRON. El documental explica cómo ENRON aprovechó la liberalización del mercado de la energía de California, aprobada durante el mandato del gobernador republicano Peter Barton Wilson, para intentar reducir sus multimillonarias pérdidas. ENRON se dedicó a vender energía producida en centrales de California a otros Estados, provocando cortes intermitentes de suministro y apagones constantes. Los operadores de ENRON ordenaron cerrar a propósito centrales eléctricas de California para producir el colapso del sistema y lograr el aumento de precios de la energía. Al provocar la escasez energética en California, los precios de las tarifas se dispararon, llegando a incrementarse en un 50%. Las conversaciones grabadas de los operadores de ENRON que aparecen en el documental demuestran el nivel de cinismo alcanzado en la compañía y el desprecio absoluto por los consumidores. Cuando Gray Davis, gobernador demócrata de California, intentó establecer el control de tarifas energéticas pidiendo ayuda a la Agencia Federal de la Energía, Lay acudió de nuevo a su amigo George W. Bush, a cuya campaña había contribuido generosamente, y Bush hizo lo que su amigo Kenny esperaba: nada de nada. Sin embargo, la enorme burbuja de ENRON amenazaba con estallar y cuando fue imposible seguir manteniendo el artificio, Skilling abandonó la compañía y se embolsó una suculenta cifra con la venta de sus acciones de la compañía. Cuando ENRON se desplomó pocos meses después, se congelaron los activos de los trabajadores de la empresa para que no pudiesen vender sus acciones, mientras los directivos sí pudieron hacerlo. Las ratas abandonaron el barco con una buena reserva de millones en sus cuentas, mientras la quiebra de la compañía se llevó por delante 20.000 puestos de trabajo y todos los planes de pensiones de los empleados de ENRON. La bancarrota arrastró también a Arthur Andersen, la empresa auditora más prestigiosa del mundo hasta ese momento. Sus 29.000 empleados se quedaron sin trabajo como consecuencia del respaldo de Arthur Andersen a la contabilidad falsa de ENRON. En comparación con el daño causado, el castigo impuesto a los directivos de ENRON es ridículo. El caso ENRON ejemplifica hasta dónde se puede llegar cuando no hay límites, cuando la liberalización económica se transforma en instrumento para el enriquecimiento desmesurado de especuladores sin escrúpulos, que no reparan en los costes sociales de sus decisiones. ENRON: Los tipos que estafaron a América es un documental de visión obligada para comprender la deriva del capitalismo en la era neoliberal y el papel de los políticos en la destrucción de la economía productiva.

Sinopsis:



Actuación de ENRON en California:


El espía (Breach)


Breach (La brecha) es el título original de la película estrenada en España como El espía. Una vez más el título original se ajusta más al contenido de la película que el elegido en español. El espía está basada en la historia real de Robert Hanssen, el mayor topo del FBI. Durante 25 años Hanssen vendió secretos de Estado, primero a la URSS y luego a Rusia y sólo fue capturado en 2001. Como los espías más experimentados, era un tipo escurridizo, difícil de pillar con las manos en la masa. La película relata la estrategia utilizada por el FBI para detener a Robert Hanssen. Una pieza importante en este empeño fue el joven agente Eric O´Neill, que se ganó la confianza del topo, aunque durante el trayecto perdiese la inocencia. En El espía se describe la parte menos glamourosa del trabajo de investigación: la burocracia, las vigilancias, el difícil encaje de piezas que pueden venirse abajo en cualquier momento,… Destaca especialmente el trabajo de Chris Cooper como Robert Hanssen. Su mirada transmite dureza, culpabilidad, orgullo, cansancio, desprecio, desconfianza,… Infinidad de matices que sólo están al alcance de los grandes actores. A Chris Cooper le acompañan otros buenos actores, como Ryan Philippe, como el agente O´Neill, y Laura Linney, como la agente Kate Burroughs. El espía es una buena película de género, que mantiene el interés a lo largo de todo el metraje, aunque desde el principio se conozca el desenlace.


Ficha de El espía:



viernes, 21 de diciembre de 2007

Catástrofe anunciada en El Congo


Esta semana el diario El País ha publicado varios reportajes del periodista Pere Rusiñol sobre la explosiva situación en la República Democrática del Congo. Hace meses que suenan las alarmas que alertan sobre una nueva catástrofe en la zona Este del país, en torno al lago Kivu, donde los combates entre milicias rebeldes y el ejército están produciendo grandes desplazamientos de población, que inevitablemente acabarán en campos de refugiados desbordados. Sin embargo, la “comunidad internacional” mira hacia otro lado y difícilmente fijará su atención en ese lejano rincón de África, a no ser que los medios de comunicación (guiados por los intereses económicos y políticos que los dirigen) decidan que merece la pena poner en primera plana lo que lleva sucediendo hace meses o incluso años. Por el momento, lo único que interesa sobre la región de Kivu es que el coltán o los minerales que de allí se extraen sigan llegando con fluidez a los mercados occidentales. No importa cómo ni el precio que suponga en vidas humanas. Así es como funciona el mercado, tanto el informativo como el productivo.






Reportajes de Pere Rusiñol y últimas noticias sobre la zona:




























jueves, 20 de diciembre de 2007

Subasta electoral



Llevamos varios días escuchando promesas electorales para atraer a votantes indecisos. Como en otras contiendas electorales, quien consiga atraerse a ese espacio indefinido que se llama centro será el ganador. Y para ello hay que ofrecer más que el oponente, aunque luego buena parte de lo prometido se olvide.

miércoles, 19 de diciembre de 2007

Surrealista


Vladimir Putin, designado personaje del año por la revista Time. Tan surrealista como que Al Gore sea Premio Nobel de la Paz. No hay como una buena campaña mediática o como amordazar a todas las voces críticas para conseguir encandilar al personal. Triste, pero totalmente real.

Más información en:


martes, 18 de diciembre de 2007

Un paso más


La Asamblea de New Jersey aprobó hace unos días la abolición de la pena de muerte en este estado y hoy su gobernador ha firmado definitivamente la ley. New Jersey es el primer Estado de EEUU que elimina la pena de muerte desde el restablecimiento de este castigo en 1976. Todavía quedan más de 30 Estados en EEUU donde se mantiene la pena de muerte, pero la oposición es creciente. La inoperante ONU está intentando conseguir una moratoria mundial en la aplicación de la pena de muerte, pero seguramente no se adoptará ninguna medida disuasoria contra aquellos países que encabezan la lista de ejecuciones, como la olímpica China. En estos casos, habrá que seguir confiando en la presión que pueda ejercer la gente de la calle, a la larga más efectiva. Como en el caso de la joven saudí violada y condenada a 200 azotes. La presión de miles de personas anóminas ha llevado al rey de Arabia Saudí, otro gran demócrata, a indultar a la joven.

Abolición de la pena de muerte en New Jersey:


Indulto en Arabia Saudí:

Diario ruso


Hace más de un año que fue asesinada la periodista rusa Anna Politkóvskaya y todavía no se ha producido ninguna detención a este respecto. Si ella estuviera viva, esta circunstancia no le sorprendería en absoluto. Politkóvskaya dedicó buena parte de su trabajo a denunciar la falta de justicia, la impunidad reinante en Rusia, el abuso de poder y la persecución implacable del Estado hacia los disidentes. Como reportera del diario Novaya Gazeta, investigó el comportamiento arbitrario del gobierno ruso hacia los ciudadanos. Escribió varios libros de denuncia de la política de Vladimir Putin, especialmente de la estrategia seguida en Chechenia, como La Rusia de Putin o La deshonra rusa. Cuando fue asesinada, estaba preparando la edición de su último libro, Diario ruso, que es un nuevo compendio de las atrocidades cometidas por el gobierno ruso con la complicidad de los regímenes occidentales, que, como es habitual, hacen la vista gorda cuando les conviene. Politkóvskaya relata a modo de diario los principales acontecimientos de la política rusa entre diciembre de 2003 y agosto de 2005: cómo Putin creó de la nada el movimiento Rusia Unida, que permitió su reelección en 2003 como presidente con poderes amplísimos, cómo la Duma fue reducida a un elemento casi decorativo, cómo se fueron silenciando las voces críticas en los medios de comunicación, cómo se otorgó carta blanca en Chechenia a las fuerzas de seguridad y al Ejército para acabar con los independentistas, cómo se persiguió a los oligarcas que decidieron no obedecer más los dictados del Kremlin, cómo la justicia es cualquier cosa menos independiente, cómo los servicios secretos han ampliado considerablemente su poder,... La lista de asuntos turbios es interminable. Politkóvskaya escribe también sobre la incapacidad de la oposición a Putin de presentar un frente unido, sus peleas por tener un lugar bajo el sol, el inmovilismo social, el conformismo de la mayoría, incapaz de reaccionar ante las mayores atrocidades, como los sucesos del Teatro Dubrovka o la matanza en la escuela de Beslán. El pesimismo y la indignación de Politkóvskaya son una constante a lo largo de todo el libro, pero no por ello dejó de denunciar lo que la escandalizaba. A pesar de las amenazas, siguió haciéndolo hasta el final. Sus libros son un testimonio imprescindible de la Rusia que nadie quiere ver, pero existe. Una lectura que probablemente no entrará en las agendas de todos esos "grandes líderes" que se fotografían sonrientes con Vladimir Putin.


Reseña del libro:



Un año del asesinato de Politkóvskaya:


Entrevista a Mijaíl Kasianov, ex primer ministro ruso y ahora crítico con Putin:

lunes, 17 de diciembre de 2007

Los Monegros no son las Vegas


Desgraciadamente, acabará pareciéndose a Las Vegas. Con el proyecto del macrocentro dedicado al juego que se tiene previsto instalar en el desierto de Los Monegros, no hace sino acentuarse la creciente tendencia del país a convertirse en un gran parque temático dedicado al turismo, con todo lo que supone para el entorno y los recursos. Políticos y empresarios ya han empezado a frotarse las manos, con muy contadas excepciones. Y la población, entusiasmada con lo que le venden: progreso, puestos de trabajo, ... Pan para hoy y hambre para mañana. El logotipo es obra de chinin.


Más información sobre Monegros- Las Vegas:

domingo, 16 de diciembre de 2007

Página 2


Los domingos en La 2 se emite Página 2, un programa sobre libros. El formato es breve y ágil e incluye siempre las mismas secciones: una entrevista con un escritor, reportajes sobre algún aspecto relacionado con la literatura, las preferencias literarias de algún personaje conocido, repaso a las listas de libros más vendidos, revisión de adaptaciones cinematográficas recientes de libros y un apartado dedicado a las sugerencias y preguntas de los espectadores. El programa organiza también un concurso mensual de microrrelatos, cuyo tema va cambiando cada mes. Página 2 es dirigido y presentado por Óscar López, que también colabora en el club de lectura del programa radiofónico A vivir que son dos días en la Cadena SER. La página web de Página 2 ofrece la posibilidad de volver a ver los programas y además incluye toda la información de los libros de los que se habla en el programa. Página 2 es una buena revista de libros en un buen horario, alejado de las madrugadas a las que se confinó a Estravagario.

sábado, 15 de diciembre de 2007

Para reflexionar un rato


- La tristeza es un muro entre dos jardines. Khalil Gibran.

- La vida real nunca tiene un final feliz. Yoshihiro Tatsumi.

- Algún día, en cualquier parte, en cualquier lugar, indefectiblemente te encontrarás a ti mismo y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas. Pablo Neruda.

- Sólo temo una cosa: no ser digno de mis sufrimientos. Fiodor Dostoievsky.

- Las personas inteligentes quieren aprender; las demás, enseñar. Anton Chejov.

- Haber sido es también una forma de ser, quizás la forma más segura de ser. Victor Frankl.

- Una palabra mal colocada estropea el más bello pensamiento. Voltaire.

- La imaginación consuela a los hombres de lo que no pueden ser. El humor los consuela de lo que son. Winston Churchill.

- Trata de no considerar inteligentes sólo a quienes piensan como tú. Ugo Ojetti.

- En realidad, no importa que no esperemos nada de la vida, sino que la vida espere algo de nostros. Victor Frankl.

- Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa. Gandhi.

- El que parece sabio entre los tontos, parece tonto entre los sabios. Marco Fabio Quintiliano.

- Muchas personas creen que piensan, cuando en realidad sólo están reordenando sus prejuicios. William James.

- Vivimos como soñamos, solos. Joseph Conrad.

- La grandeza no consiste en recibir honores, sino en merecerlos. Aristóteles.

- La educación es el avance de un hombre de la ignorancia absolutamente segura hacia la incertidumbre precavida. Don Clark.

- Todo el mundo se queja de su memoria, pero nadie de su inteligencia. François de La Rochefoucault

- Vale más fracasar honradamente que triunfar debido a un fraude. Sófocles.

- La vida es gris, pero siempre hay un día donde un pequeño reflejo de luz entra por la ventana. Siempre puede ser que el día acabe bien. Yoshihiro Tatsumi.

viernes, 14 de diciembre de 2007

Opinión pública


Como bien recuerda El Roto, la mayor parte de las veces la opinión pública es más bien la opinión publicada.

jueves, 13 de diciembre de 2007

No disparen al pianista


Por fin volvió la música en directo a la tele. Desde la semana pasada se emite en La 2 No disparen al pianista, un programa sin publicidad en el que los músicos tocan en directo y hablan de sus discos. Otra de las propuestas del programa son las colaboraciones, en las que varios artistas interpretan juntos un tema. También hay secciones dedicadas a los gustos musicales de personajes conocidos. No disparen al pianista recupera el espíritu de Séptimo de caballería, programa que presentó Miguel Bosé en los años 90. Esta semana los artistas invitados han sido Amaral, Quique González, Pereza y Lagartija Nick. No disparen al pianista es una insuperable alternativa a la edulcorada visión del pasado reciente que ofrece Cuéntame o la bazofia de Gran Hermano.

El contenido del programa de hoy:

miércoles, 12 de diciembre de 2007

Dilema


Ése es el dilema al que se enfrentan en la actualidad muchos países: el llamado "progreso" o la destrucción del mundo tal y como lo conocemos.

Muros con mucho arte



Asier y Murphy son dos artistas madrileños del graffiti. Pertenecen al colectivo Desviados y desde hace unos meses mantienen una polémica con el Ayuntamiento de Madrid, que ha incrementado considerablemente las multas a los graffiteros y los ha calificado de vándalos. Los graffiteros respondieron pintando un mural en el que aparecía Alberto Ruiz Gallardón caracterizado como un graffitero. El alcalde ordenó destruir el mural, cubriéndolo de tierra. Ahora Asier y Murphy han pintado otro mural, en un lugar que no se ha revelado, en el que han representado a Gallardón, Esperanza Aguirre y Ana Botella caracterizados como personajes de Barrio Sésamo y acompañados de otros, como Epi, Triqui y Elmo. Todos se preguntan "¿Es esto arte?". Con ello los graffiteros quieren reivindicar su obra y llamar la atención sobre la hipocresía que convierte en arte sus trabajos si alguien paga por ellos y considera basura o vandalismo sus obras callejeras. Un debate interesante. Algunas de las ideas más interesantes que he leído en los últimos años estaban en paredes. Pero, como muy bien dicen los verdaderos graffiteros, hay que escoger bien los lugares y el mensaje y no se puede confundir el espíritu del arte callejero con ensuciar cualquier pared.


Las explicaciones de Asier y Murphy sobre el tema de su nuevo graffiti:


El graffiti pintado paso a paso:


El graffiti que destruyó Gallardón:


lunes, 10 de diciembre de 2007

Se recoge lo que se siembra


Año tras año, las conclusiones de Informe PISA sobre la educación en los países de la OCDE sitúan a los alumnos españoles entre los peor preparados en todos los aspectos. Las perspectivas de mejora no se ven por ningún lado. Se sigue racaneando con las inversiones, el número de alumnos por aula sigue sin bajar, los políticos continúan modificando las leyes a su antojo, los programas escolares son inabarcables y el tiempo de clase efectiva es cada vez más reducido. Por si fuera poco, la cultura del esfuerzo hace tiempo que pasó a mejor vida y lo que más se valora es el dinero y el éxito rápido. Mucha gente hace ostentación de su incultura y lo peor de todo es que ya nos hemos acostumbrado.


Análisis sobre el Informe PISA:


Columna de Eduardo Mendoza sobre el asunto:

sábado, 8 de diciembre de 2007

El gigante inquieto


Éste es el título de una densa crónica sobre la historia reciente de EEUU escrita por el historiador James T. Patterson. En el libro se relata el periodo que abarca desde los momentos finales de la presidencia de Richard Nixon hasta la toma de posesión de George W. Bush en enero de 2001. Patterson aporta muchos datos interesantes y desconocidos para la mayor parte de los lectores europeos y que ayudan a comprender mejor la política estadounidense. Se hace referencia a las cuestiones más candentes en EEUU, como los debates en torno a los temas de sexualidad y raza, las ayudas sociales, la educación, la religión o las luchas de poder entre los estados y el gobierno federal. También se explican con detalle los entresijos de la política de EEUU, las campañas electorales y las estrategias de los grandes partidos, los grupos de presión y el complejo funcionamiento del sistema político de EEUU. El libro resulta muy útil para completar la perspectiva respecto a EEUU, que en muchas ocasiones aparece sesgada en los medios de comunicación europeos. El gigante inquieto muestra una sociedad dinámica y optimista, gobernada por minorías que han conseguido atraerse su confianza centrando su discurso en los temas que más preocupan a los votantes en cada ocasión. Es un libro muy recomendable para conocer la historia reciente de EEUU, que ha de leerse con calma, pues aporta una ingente cantidad de datos y aporta muchas ideas interesantespara la reflexión.


PATTERSON, James T., El gigante inquieto. Estados Unidos de Nixon a G. W. Bush, Editorial Crítica, Barcelona, 2006.

viernes, 7 de diciembre de 2007

Banksy en Belén






El graffitero Banksy ha realizado varias pintadas críticas con la situación palestina en la ciudad cisjordana de Belén. Hace ya algunos años Banksy ya pintó varios graffitis en el muro que rodea Cisjordania, para denunciar las ignominiosas condiciones de vida que sufren los palestinos. Ahora vuelve a la carga, haciendo uso de un humor que invita a reflexionar.

Varias de las pintadas de Banksy en Belén:

http://www.adn.es/cultura/20071204/PGL-0004-Banksy-Belen/.html

Graffitis en el muro de Cisjordania pintados en 2005:


Otras acciones de Banksy:




Banksy en Wikipedia:

jueves, 6 de diciembre de 2007

Constitución


Es triste que los derechos recogidos en las Constituciones se reserven para aquellos que son considerados ciudadanos y dejen fuera a todos los demás. Aunque, por otra parte, habría que analizar hasta qué punto se cumplen los artículos que hoy se conmemoran y hasta qué punto las proclamaciones de igualdad son algo más que palabras impresas sobre un papel.

Canciones desnudas


Radio 1 emite de lunes a jueves en la medianoche el programa musical La Madriguera, dirigido y presentado por Diego Manrique. Es una hora asegurada de buena música. Y de vez en cuando se ofrecen conciertos grabados en directo en la sala madrileña La Boca del Lobo. Estos conciertos reciben el nombre de Canciones desnudas y en ellos los artistas dialogan con Diego Manrique, van haciendo un repaso a su trayectoria artística e interpretan canciones de sus discos. Es una forma distinta y muy interesante de escuchar música. Hace poco se emitieron varios programas dedicados a Manu Chao y esta semana le toca al dúo Amaral. Anoche se emitió la primera parte y esta noche toca la segunda. A disfrutarlo.

Resumen del concierto de Amaral en La Boca del Lobo:



Blog de La Madriguera, donde se puede descargar el podcast del programa:

miércoles, 5 de diciembre de 2007

El negocio de una ocupación


Anoche el espacio Documentos TV emitió el reportaje titulado El negocio de una ocupación, en el que se abordaban aspectos escandalosos de la reconstrucción de Irak tras el derrocamiento de Saddam Husein. Tras el fin oficial de la "guerra", las autoridades de la coalición, encabezadas por el gobierno de EEUU, anunciaron a bombo y platillo el comienzo de la reconstrucción de las infraestructuras básicas destruidas por los bombardeos y deterioradas por años de bloqueo internacional. Sin embargo, lo que sucedió fue un robo de descomunales proporciones del que a estas alturas nadie se ha hecho responsable. La Autoridad Provisional Iraquí dirigida por Paul Bremer dispuso del llamado Fondo para el Desarrollo de Irak, que ascendía a 20.000 millones de dólares. Este dinero era del pueblo iraquí, pues procedía de las cantidades retenidas por la ONU en concepto de ventas de petróleo y del embargo de cuentas de bancos iraquíes. El dinero, depositado hasta el derrocamiento de Husein en la Reserva Federal de EEUU, salió de camino a Bagdad en grandes sacas repletas de fajos de billetes de 20 dólares. Una vez en Irak, 20.000 millones de dólares desaparecieron en poco tiempo sin que se reconstruyese nada ni se notase ninguna mejora sustantiva de la vida de la maltratada población iraquí. El dinero fue robado, derrochado o entregado sin ningún control a "contratistas" que debían acometer trabajos de reconstrucción en el país. En realidad, la mayor parte de estos "contratistas " eran especuladores cercanos al Partido Republicano de EEUU que acudieron a Irak a forrarse sin ningún esfuerzo y sin ningún escrúpulo. Nadie controló que el dinero se invirtiese en los lugares necesarios. El documental recurre al testimonio de personas que trabajaron en Irak durante los primeros meses de la ocupación, que revelan el carácter improvisado y chapucero de la Autoridad Provisional Iraquí y la absoluta desidia y complicidad en el derroche del dinero delpueblo iraquí. Como se apunta en el documental, lo que sucedió en Irak fue un fraude de dimensiones extraordinarias del que nadie se ha responsabilizado. Mientras tanto, la calidad de vida de la población iraquí ha retrocedido varias décadas en múltiples ámbitos. La sanidad, la educación, el suministro de electricidad y de agua potable, ... se encuentran en niveles tercermundistas y las consecuencias las sufren a diario sus habitantes. Nada ha mejorado desde el fin del régimen de Saddam. Todo es mucho peor y los culpables siguen y seguirán sin castigo. El negocio de una ocupación ofrece testimonios estremecedores, hace crecer la indignación y el rechazo hacia los responsables de tantos desmanes y preguntarse, una vez más, dónde está la justicia.


Sinopsis del documental:

http://www.rtve.es/FRONT_PROGRAMAS?go=111b735a516af85ccdc4135d9df82c2e123009d61eb00f778b60af793b191c31b01d775c169a04bd432a7c5522bc4543bc3b9de840f9cecd18fc40c8215a507e51c5e6a5fe3d5bdb

Se puede ver de nuevo el documental en la videoteca de Documentos TV (a la izquierda en la página de Documentos TV)

martes, 4 de diciembre de 2007

¿Y si se callaran todos?


¡Cuánta razón tiene Julio Llamazares! Suscribo de principio a fin sus reflexiones de hoy en la tribuna del diario El País sobre el vocerío reinante, la falta de educación y de argumentos.


¿Y si se callaran todos?
JULIO LLAMAZARES 04/12/2007

La reconvención del Rey al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que tanto patriotismo español ha desatado (ignorando u obviando que el Rey tiene un papel institucional que ha de respetar) me ha hecho pensar, aparte de en estas cosas, en la cantidad de gente a la que me gustaría poder decirle lo mismo. No sólo entre los políticos, sino también entre los periodistas y hasta entre mis vecinos de calle y de portal. El mundo está lleno de iluminados que ni escuchan ni dejan hablar al resto.

En España, esa situación cobra ya tintes de patología social. Al ruido ambiente, que es conocido y que nos sitúa, según parece, a la cabeza de los países más ruidosos del planeta (ignoro si ello contribuye a acrecentar el cambio climático), se une, en estos últimos tiempos, el guirigay político y periodístico que invade todos los estamentos, desde los más ilustres, como los parlamentos, hasta los medios de comunicación.

La famosa crispación, que no remite (al revés, sigue en aumento), se ha contagiado a la sociedad, que, viendo cómo debaten sus representantes públicos y sus opinadores más reputados, ha adoptado su modelo y grita continuamente. Cualquier programa de televisión, ya sea de cotilleos, de confrontación política o simplemente de deportes, es una muestra de todos esos defectos que nos distinguen entre nuestros vecinos: gritos, desplantes, interrupciones, hasta insultos entre los intervinientes, que se pasan la mayor parte del tiempo intentando hacerse oír o que les dejen hablar los otros, incluso en esos programas en los que, para mayor vergüenza, el micrófono se les corta cuando han consumido un tiempo, como si fueran niños de parvulario. E igual sucede en las radios, donde los tertulianos hablan y hablan sin parar, no para contrastar ideas, sino para reafirmarse en las que ya tienen, jaleándose entre ellos y dejándose halagar por los oyentes. Con lo que esas emisoras se convierten en instrumentos de agitación política, cuando no de propaganda pura y dura, en lugar de cumplir con su función, que es la de informar al público.

A ejemplo de los políticos y de todos esos personajes que, con el título de periodista o sin él, ejercen de opinadores sin que se sepa, en muchos de los casos, cuál es su mérito ni su especialidad, el ciudadano de a pie se ha contagiado de esas costumbres y opina a grandes gritos en el bar, despreciando las opiniones de sus vecinos, que, por su parte, gritan también, sin que a nadie le importe lo que el otro piensa o dice y, lo que es mucho peor, dejando detrás de sí una de estela de arrogancia que tiene su raíz en la idiosincrasia hispánica, esa que Díaz-Plaja resumió en un libro de gran éxito, El español y los siete pecados capitales, en el que venía a decir que el principal de éstos es la soberbia ("¡A mí me vas decir!", "¿Qué sabrás tú?", "Te lo digo yo y punto", son algunas de nuestras expresiones más comunes), y que se acrecienta hoy con la virulencia ambiente, esa que viene de los políticos y que se transmite de arriba abajo como en una cadena de transmisión. Parece como si todo el mundo estuviera enfadado con los demás.

El resultado de todo ello es un país ensordecedor, áspero, vehemente, en el que todos lo saben todo y en el que nadie va a cambiarles de opinión. Un país en que, por tanto, el que es educado y respetuoso, el que escucha antes de opinar y, cuando opina, lo hace con discreción, está condenado, a poco que se descuide, a no poder expresarse. Aunque tampoco debe importarle, puesto que, como decía Ferlosio, en el mundo en que vivimos nadie convence a nadie de nada. Menos aún en España, donde la crispación política, el vociferío ambiente, el guirigay que lo invade todo, desde la radio a los restaurantes, pasando por el Parlamento, ni siquiera permite que las personas puedan decir lo que piensan, salvo que lo hagan a gritos, sumándose de ese modo al guirigay y al ruido generales.

Así que me pregunto: ¿Por qué no se callan todos? Y que nadie nadie piense que esto responde a esa soberbia que Díaz-Plaja señalaba como el gran pecado del español; al contrario, mi pregunta nace del cansancio de vivir en un país en el que es imposible escuchar a nadie, no digo ya los pájaros o los pensamientos propios, y del desasosiego que me produce pertenecer a una sociedad que, teniendo el mayor nivel de vida de su historia, se comporta como si fuera todo lo contrario y que, habiendo recibido el mayor grado de formación que ha tenido nunca, hace gala de una mala educación desconocida en lugares con altas tasas de analfabetismo. Sin ir más lejos, en esos países de Iberoamérica cuyos ciudadanos vieron con gran sorpresa el exabrupto del Rey de España, bien que fuera merecido por ese histriónico personaje cuya verborrea y mal gusto parecerían sacados de una tertulia de la Cope o de un programa de cotilleos de los muchos que llenan nuestras televisiones.