jueves, 31 de enero de 2008

Continúa la pesadilla


Aunque ya no se encuentre en la primera plana de los informativos, la pesadilla de Irak continúa, tanto para quienes viven allí como para quienes regresan a casa después de haber combatido en nombre de las mentiras que su gobierno inventó para hacerse con el control del país. Las cifras de muertos en Irak desde la invasión son escalofriantes. Recientes estudios británicos estiman que desde 2003 han muerto en Irak más de un millón de personas. El recuento de la ONG Iraq Body Count, que se basa en datos publicados en medios de comunicación y recogidos en hospitales y depósitos de cadáveres, calcula una cifra de entre 80.000 y 88.000 muertos. En cualquier caso, los números son escalofriantes. El fantasma del horror también persigue a los soldados de EEUU que regresan a casa: los afectados por estrés postraumático no dejan de aumentar, se han incrementado los incidentes con armas (amenazas, asesinatos, ...) en los que se han visto implicados ex- soldados destinados en Irak y Afganistán y la tasa de suicidios entre los soldados se ha disparado. Las secuelas de las guerras perduran mucho tiempo después de que terminen los combates y el patriotismo y la necesidad son peligrosos enemigos para los contingentes de jóvenes escasamente críticos que forman los ejércitos. Mientras los políticos tengan a su disposición estas enormes reservas humanas dispuestas a combatir por ellos, seguirán las pesadillas.

Recuento de Iraq Body Count:


Estudios británicos sobre los muertos en Irak:


Secuelas en soldados de EEUU a su regreso a casa:


No hay comentarios: