domingo, 17 de febrero de 2008

Otro más

Hoy se ha producido la proclamación unilateral de independencia de Kosovo, con el apoyo de EEUU y la Unión Europea. Es el séptimo Estado que surge de la desintegración de Yugoslavia (los anteriores fueron Eslovenia, Croacia, Bosnia- Herzegovina, Macedonia, Montenegro y Serbia). El nacionalismo de base étnica, que sólo considera dignos de pertenecer a la nación a aquellos que reúnen ciertos requisitos y que basa la existencia de la nación propia en destacar lo que la diferencia de las demás, ha llevado a la aparición en los Balcanes de varios Estados minúsculos, en los que sin embargo perviven minorías que no se pueden hacer desaparecer y que también tienen derechos. El afán por resaltar las diferencias entre gente que convivió durante siglos en el mismo territorio ha llevado a esta situación. Los pueblos tienen derecho a la autodeterminación, a decidir por sí mismos su destino, pero después de la euforia de la independencia, de los cánticos y los fuegos artificiales ¿qué futuro le espera a Kosovo? Existen muchas dudas de que pueda ser un Estado viable: en Kosovo no se desarrollan actividades productivas y hay un 60% de desempleo, buena parte de las empresas de servicios del país son de propiedad serbia y no se puede vivir eternamente de la ayuda internacional. ¿Es tan importante pertenecer a un país con una bandera distinta? ¿O es más importante que la población pueda vivir bien y en paz?

Independencia de Kosovo:


http://www.lavanguardia.es/lv24h/20080217/53437040861.html

Análisis de alcance de Jean - Arnault Dérens (historiador y periodista especializado en los Balcanes) en Le Monde Diplomatique:

6 comentarios:

Fernando López dijo...

Esperemos que los balcanes no vuelvan a humear. A veces las divisiones no son buenas. Algunos lo estan comparando con el caso de España y el País Vasco, (tambien se comparó con Irlanda del Norte), pero yo creo que cada país tiene sus peculiaridades.

Si aquí nos decidieramos a separar por ser diferentes saldrían más estados que provincias actuales. Todos sabemos que en España conviven muchas razas. Si alguno se pusiera a investigar sobre sus raíces, se daría algún susto (viendo que proviene de a los que habitualmente ahora insulta y discrimina)

También se podría dar que volvieramos a las 2 Españas (quizá nunca las hemos abandonado).

Pero creo, que al menos por ahora, España no se rompe.

Paqui Pérez Fons dijo...

En primer lugar, las razas no existen. Fueron una invención de los imperialistas del S. XIX para justificar la dominación de los blancos sobre el resto del mundo. Sólo existe el género humano. Hay distintas lenguas, distintas culturas, pero a mí no me parecen ningún obstáculo para la convivencia. El problema es exaltar esas diferencias hasta hacer pensar a la gente que son imprescindibles para su vida, que la independencia es la panacea que resolverá todos los problemas y que una bandera distinta resaltará su "virilidad" sobre la de los demás.

En segundo lugar, no hace tanto que existe España y el hecho de que algunos no se sientan a gusto en el país tiene mucho que ver con el trato que han recibido o siguen recibiendo del gobierno central, como ocurre muchas veces en Cataluña. El caso del País Vasco es totalmente distinto y producto de una falsificación de la historia y una invención de un pasado mítico que nunca existió. Precisamente por temor a los independentistas vascos el gobierno español no ha apoyado la independencia de Kosovo. Yo creo que se le da al tema más importancia de la que tiene. Deberían dejarles hacer el famoso referéndum de autodeterminación, que lo pierdan y que dejen de una vez por todas el tema aparacado en un cajón. Y si lo ganan, no hay problema. Allá ellos. Habría que ver cómo gestionaban su economía sin las generosas subvenciones que llegan desde Madrid o desde Bruselas.

Y que España se rompa o no no creo que sea uno de los problemas que más acucien a los ciudadanos. La mayoría tenemos otras preocupaciones.

EtNeCiV dijo...

60% de desempleo?? Tienes razón en eso de que no se puede vivir siempre de las ayudas internacionales. Aquí han tenido mucha importancia los cheques procedentes de la Unión Europea, y sobre todo de Estados Unidos, que se ha empeñado en que Kosovo tenía que ser independiente (igual que está pasando con el empeño personal de Bush en el proceso Israel-Palestina y que será tan precipitado que acabará como inviable y de mala manera).
Veremos qué pasa, pero no creo yo que una declaración de independencia vaya a solucionar el desastre de Los Balcanes, que parece que nunca se va a encontrar la solución adecuada.

El nacionalismo étnico es el más excluyente y... digamos, "peligroso"; sin embargo desgraciadamente yo creo que es el más extendido.

Y de la rotura de España... es increíble cómo un debate tan absurdo haya trascendido tanto... estarán contentos Rajoy y compañía; sus augurios patéticos no solo trascienden a primera plana de la información nacional sino que arrastran con ellos a millones de personas que se los tragan.

Un saludo ahora que debes de estar ocupada corrigiendo exámenes, no?

Paqui Pérez Fons dijo...

Ayer en las noticias de La 2 salió Juan Carlos Pereira, un catedrático de Historia Contemporánea especialista en los Balcanes, que dijo cosas muy interesantes. Habló, por ejemplo, de los intentos recientes de algunos países de la ex- Yugoslavia de establecer cauces de cooperación entre sí que faciliten el funcionamiento de la economía. Se están empezando a dar cuenta de que la antigua Yugoslavia no era tan mal invento. Además, en este mundo globalizado no tiene sentido estar mal con los vecinos y hacer de las diferencias culturales (porque de las otras no hay) cuestión de fe. Tantas guerras y tanta sangre para llegar a la conclusión de que necesitas a tus vecinos. No se aprende de la historia.

Respecto al nacionalismo, hoy en la última página de El País viene una entrevista al gran maestre de la organización masónica Gran Oriente Español, Yves Bannel, que dice cosas muy interesantes:que viajando se dio cuenta de hasta qué punto los hombres son iguales en todas partes y que lo único que cambia es la cultura. Y sigue diciendo "Eso te ayuda a rechazar la idea de nacioalismo, de la raza superior. Nadie es superior a nadie, hay la misma proporción de imbéciles e inteligentes en todas partes, de sádicos y de bondadosos". Es cierto, aunque a veces pensemos que hay países que concentran la mayor parte de imbéciles, corruptos o inútiles, la cosa está bastante repartida.

Y sobre la estupidez de que España se rompe, es uno de esos debates sobre el sexo de los ángeles que se montan los políticos, que sólo les interesa a ellos, aunque consigan llenar horas de información y crear artificialmente la sensación de que es un problema trascendental para nuestra supervivencia. En mi opinión, hay que darle la importancia que tiene, es decir, ninguna.

Lo de los exámenes es algo casi continuo. No hay semana de tregua, pero de momento me voy apañando. Saludos también para ti, que supongo que ya habrás terminado con la primera tanda de exámenes del año.

Vicente dijo...

Sí, vi lo de las noticias de La 2 y estuvo bastante interesante...

Pues acaba de empezar mi segundo cuatrimestre y último de la carrera, a ver si lo termino con mejor sabor de boca que el primero, que entre las asginaturas... digamos poco prácticas y que resulta difícil explicar por qué están en el programa de estudios... y los profesores pasotas, exigentes y que hacen lo que les viene en gana pues acabé un poco sobrecargado y con ganas de dejarlo todo...

Los profesores de este cuatrimestre me están motivando -de momento- mucho más, parece que le dan bastante importancia a la participación en clase, a las prácticas y a los tests de actualidad...

Y a la vista ningún suspenso, aunque tengo una dudosa que me enteraré de la nota en marzo...

Un beso.

Paqui Pérez Fons dijo...

No dejes que te hundan ese tipo de profesores. Los hay en todas partes y son una prueba que hay que pasar, un anticipo de los muchos sinsabores que luego se encuentran en el mundo laboral. No dejes que te afecte. En todas las carreras hay materias inútiles, pero hay que aprobarlas también si quieres el título. El otro día leí que a Àngels Barceló le falta una asignatura para terminar la carrera y a Alejandro Amenábar le suspendieron la asignatura de Realización. Como dice uno de mis alumnos respecto a los partes (¿qué es un parte? Un papel), ¿qué es un título? Un papel que te sirve para determinadas cosas y si lo necesitas, hay que pagar el peaje de materias inútiles y profesores ineptos. Pero el que la sigue la consigue y ya te queda menos. Saludos y ánimo.