lunes, 11 de febrero de 2008

Una nación conservadora


Hace unos años los periodistas de la revista The Economist John Micklethwait y Adrian Wooldridge se plantearon escribir un libro que explicase las peculiaridades de Estados Unidos, especialmente su escoramiento hacia la ideología conservadora. Micklethwait y Wooldridge realizaron una amplia investigación para encontrar las causas del éxito del Partido Republicano desde finales de la década de los años 60 hasta la actualidad. También buscaron las razones de la preeminencia en EEUU de la ideología conservadora: individualismo, gobierno limitado, apego a valores tradicionales, defensa del derecho a portar armas y de la pena de muerte, importancia de la religión,... En Una nación conservadora se ofrece un recorrido histórico por la historia política reciente de EEUU, desde la crucial década de los años 60, cuando se produjo la gran transformación de los grandes partidos: el Partido Demócrata, que abanderó la ampliación de los derechos civiles, perdió entonces el apoyo de los blancos del Sur partidarios de la segregación racial, que a partir de entonces se unieron a las filas del Partido Republicano. Los republicanos consiguieron hacerse también con la mayoría en las zonas más dinámicas en cuanto a crecimiento económico y demográfico, en el Oeste del país, lo que desde entonces les ha permitido asegurarse el control tanto de la Presidencia como de la Cámara de Representantes y el Senado, salvo en los breves periodos de gobierno demócrata. Mickletwaith y Wooldridge consideran que las razones de este éxito son diversas: la mejor organización del Partido Republicano, tanto en la producción de ideas como en la movilización de sus variopintas bases, pero por encima de todo la mejor adaptación de las propuestas de los republicanos a la mentalidad de la mayoría de los estadounidenses. Además. los republicanos han conseguido arrastrar a los demócratas hacia la derecha e imponer los principales temas de su agenda en el debate político de EEUU. El libro proporciona además abundante información sobre el funcionamiento del sistema político de EEUU: el poder de los lobbies (hay 25.000 en Washington intentando influir en los representantes de los ciudadanos), las maniobras de los partidos para modificar los distritos electorales de forma que les beneficien, la importancia de las instituciones generadoras de ideas, los principales temas de las últimas campañas electorales y las contradicciones entre los programas con los que se ganan las elecciones y las políticas que después se aplican (por ejemplo, el nunca llevado a cabo sistema universal de salud de Clinton o las promesas de Bush de limitación del gasto federal),... También se analizan las peculiaridades de EEUU, un país donde las ideas de izquierdas y la capacidad de influencia de los sindicatos han sido siempre muy limitadas. Una nación conservadora proporciona gran cantidad de información y permite conocer a fondo no sólo la estructura del Partido Republicano, sino también comprender el comportamiento de los electores de EEUU, que tiene mucho más que ver con los valores que con las propuestas concretas de cada contienda electoral. Es una lectura muy recomendable para acompañar la intensa carrera hacia la Casa Blanca.

MICKLETHWAIT, John y WOOLDRIDGE, Adrian, Una nación conservadora. El poder de la derecha en Estados Unidos, Editorial Debate, Barcelona, 2006.

Reseña del libro:

No hay comentarios: