lunes, 31 de marzo de 2008

La masacre de todos los años


Este fin de semana comenzó en Canadá la temporada de matanza de focas. Un año más vuelven las imágenes de bebés de foca golpeados hasta la muerte por "cazadores", a los que más valdría calificar como salvajes. El gobierno canadiense sigue haciendo caso omiso a las protestas de los ecologistas y tiene el cinismo de calificar la matanza de "ecológicamente sostenible". Este año se sacrificarán 275.000 focas para que ricos sin escrúpulos puedan calentarse con abrigos manchados de sangre. Sencillamente repugnante.

Más información:


domingo, 30 de marzo de 2008

Secretos y confidentes II


La Noche Temática dedicó ayer el programa a las relaciones entre la prensa y la administración Bush. Se emitieron dos documentales de la PBS, la televisión pública de EEUU, titulados "Secretos y confidentes" y que forman parte de una investigación de cuatro capítulos que los reporteros del programa Frontline dedicaron al periodismo en los tiempos de la guerra contra el terror. El primer capítulo ya fue emitido hace unos meses en La Noche Temática. En el segundo capítulo se abordan las presiones que la administración Bush ha ejercido sobre los medios de comunicación para intentar evitar que publicasen noticias que en opinión del gobierno ponen en peligro la seguridad nacional. Se aportan ejemplos de que la administración Bush ha intentado desde el principio mantener alejados a los medios de comunicación que no se someten a sus dictados y ha acusado a los medios críticos de poner en peligro la seguridad del país con la revelación de informaciones no deseadas. En concreto, se abordan varios casos en los que el gobierno, bien directamente o a través de sus funcionarios, intentó presionar a los periodistas para que dejasen de publicar noticias o revelasen sus fuentes de información. El primer caso es el del diario The New York Times, que publicó que el gobierno espiaba las comunicaciones de los ciudadanos de EEUU con el extranjero y también la red mundial de transferencia de fondos (SWIFT) para seguir la pista de presuntos terroristas. The Washington Post también fue llamado a capítulo cuando empezó a publicar noticias sobre las cárceles secretas de la CIA en países de Europa del Este. El caso de The San Francisco Cronicle es más llamativo, pues dos de sus reporteros fueron llamados a declarar para que revelasen las fuentes que les habían dado información sobre el caso Balco, que implicaba a deportistas famosos en el uso de sustancias dopantes. También se relata el caso de Josh Wolf, un periodista que acabó en la cárcel por negarse a proporcionar al FBI una cinta de vídeo que había grabado en una manifestación antisistema. "Secretos y confidentes" se remonta también a la década de los años 70, cuando el enfrentamiento del gobierno de EEUU y los medios de comunicación llegó a los tribunales. Se relata el caso de los llamados "papeles del Pentágono", una serie de documentos clasificados como secretos que relataban las manipulaciones del Departamento de Defensa de EEUU para convencer a la población de EEUU de que era imprescindible combatir en Vietnam. The New York Times empezó a publicar estos documentos y el gobierno de EEUU intentó impedirlo, pero el Tribunal Supremo falló a favor de la prensa y el derecho a la información prevaleció sobre los intereses del gobierno. Sin embargo, el contexto actual es diferente y las apelaciones constantes al miedo por parte del gobierno han llevado a una parte considerable de la población a estar de acuerdo con las acusaciones de falta de patriotismo que el gobierno dirige hacia los periodistas críticos con su gestión.
El tema central del documental es cuál debe ser el papel de la prensa en una sociedad democrática: si debe actuar como vigilante del poder para evitar que se produzcan abusos o debe colaborar con el gobierno siempre que éste argumente que es por motivos de seguridad. La conclusión es clara: por encima de los argumentos esgrimidos por el gobierno que sea en nombre de la seguridad nacional, se encuentra la ley. No se puede exigir a la prensa que colabore en la ocultación de delitos ni tampoco que haga el trabajo de las fuerzas de seguridad. El documental incluye numerosas entrevistas realizadas por Lowell Bergman a periodistas y juristas expertos en la Primera Enmienda y es un ejemplo de rigor informativo y reflexión sobre un tema de vital importancia. Sería muy bueno que La 2 dejase por un tiempo los documentales de animales y emitiese más reportajes de Frontline.

Resumen de La Noche Temática:


Se puede ver la serie completa News War en el siguiente enlace de la PBS:

Cómo tirarlo todo por la borda


Otra temporada para olvidar para el F.C. Barcelona. Los síntomas de decadencia del año pasado no han hecho más que acentuarse a medida que avanzan las jornadas. Partido a partido la sensación de impotencia es mayor. Este equipo se muestra incapaz de reaccionar. Ni la frescura de Bojan ni la rabia de Eto´o son suficientes para ganar los partidos. No es Ronaldinho el único que se ha desentendido del equipo. Los jugadores de 2003, 2004 y 2005 no habrían dejado escapar tantas oportunidades como han tenido para sentenciar la liga. Aquellos jugadores tenían algo que les falta a éstos que deambulan sin rumbo por los campos de fútbol de todo el país: ambición y hambre de ganar. Aquel equipo peleaba cada balón, no bajaba los brazos en ningún momento y mantenía la tensión defensiva hasta el silbido final. El aburguesamiento de casi todos ha conducido a una situación sin retorno. Clasificarse para la siguiente fase de la liga de campeones, si es que se consigue, no puede ocultar los problemas. Hace falta un revulsivo que acabe con la vergüenza de ver arrastrarse a un equipo joven que lo tenía todo para marcar una época y ya no es ni la caricatura de sí mismo.

La debacle del Barça en la prensa de Barcelona:


sábado, 29 de marzo de 2008

¿Justicia?


Delincuentes peligrosos sueltos por dejación de los jueces, leyes excesivamente tolerantes con delitos que dejan enormes secuelas en las víctimas, cúmulos de despropósitos de los que nadie se hace responsable y damnificados que nunca debieron serlo si cada uno hubiese cumplido con su deber. ¿Vale la pena depositar la confianza en un sistema que no funciona, que es lento, discriminatorio e ineficaz? ¿De qué sirven las disculpas para quienes sufren las consecuencias de la dejadez, de la burocracia y de la falta de sensibilidad? ¿Es esto justicia? Desde luego que no.


"Errores" judiciales:


jueves, 27 de marzo de 2008

Diarios de la calle


Diarios de la calle (Freedom writers) es una película basada en una historia real ocurrida en un instituto de Long Beach, California. La película narra la experiencia de una joven profesora de literatura, que comenzó a trabajar en el Instituto Woodrow Wilson de Long Beach. Como novata, le asignaron una clase integrada por alumnos desahuciados por el sistema. En el aula 203 había un único alumno blanco. El resto eran afroamericanos, latinos y asiáticos. Muchos de ellos pertenecían a bandas juveniles y la violencia era una constante en sus vidas. La profesora Erin Gruwell se sintió al principio desbordada por la situación, pero no dejó de intentar motivar a sus alumnos, hasta que encontró una manera de conseguir su atención: les propuso que empezasen a escribir unos diarios personales en los que relatasen lo que quisiesen. Al mismo tiempo, les hizo leer libros que relataban historias de chicos de su edad que también habían vivido en contextos violentos, como el diario de Ana Frank. La implicación de Erin llegó al punto de buscar otros trabajos para poder conseguir dinero y comprar libros nuevos para sus alumnos o pagar excursiones para todos para que conociesen lugares que les aportasen una nueva visión del mundo y les mostrasen que podían cambiar sus vidas. Erin trabajó especialmente con ellos los temas de la tolerancia y la lucha por los derechos civiles. El cambio que experimentaron sus alumnos fue impresionante y muchos de ellos consiguieron graduarse e ir a la universidad. El título de la película en inglés, Freedom writers, hace referencia al nombre que los chicos pusieron a su grupo y tiene relación con los Freedom Riders, un grupo de activistas por los derechos civiles de los años 60. La película refleja con fidelidad la historia real y el parecido de los actores a los protagonistas reales es bastante notable. Diarios de la calle es ante todo una historia de superación personal, que muestra los profundos cambios que se pueden operar en las personas si se les ofrecen confianza, atención y respeto.

Sinopsis y críticas:


La clase 203 y su profesora crearon años después una fundación con la que tratan de extender su experiencia a otros centros de enseñanza de EEUU. Ésta es su dirección:


miércoles, 26 de marzo de 2008

El verdadero reto


La reflexión de hoy de Enric González en El País comienza con las disquisiciones sobre la próxima legislatura en que se encuentran embarcados los partidos políticos y la costumbre de los medios de comunicación de hacer quinielas y elucubrar sobre quiénes ocuparán los puestos decisivos. Sin embargo, González considera que lo verdaderamente importante de los próximos años será otro asunto, que nos pondrá ante la disyuntiva de demostrar quiénes somos en realidad. Tiene toda la razón.


Legislatura
ENRIC GONZÁLEZ

La campaña electoral es fatigosa, reiterativa, hosca, cómica a veces. Lo que viene después es peor: atravesamos el desierto, el equivalente político de la pretemporada futbolística. Noticias conjugadas en futuro e hipótesis más o menos verosímiles. Hay que hablar del espectáculo aunque no haya comenzado todavía. Cada medio hace sus quinielas ministeriales y sus previsiones de legislatura. Será más civilizada que la anterior, dicen unos. Todo lo contrario, dicen otros. Veremos.

Quizá en esta próxima legislatura tengamos ocasión de demostrar de qué pasta estamos hechos y qué sociedad hemos fabricado en las tres décadas democráticas. Algo parece evidente: la economía no es lo que era. La construcción dejará de producir crecimientos portentosos. Y, por primera vez en nuestra historia, podemos encontrarnos con centenares de miles de inmigrantes en paro. Durante años, la construcción ha engullido mano de obra extranjera a una velocidad asombrosa. Ahora empezará a escupirla de forma aún más rápida. El inmigrante se verá en la calle. En la calle de verdad, la puñetera calle. Sin unos ahorrillos que alivien el golpe, sin unos padres que echen una mano. Sin otro currículo que los callos en las manos y una pasada intimidad con el ladrillo.

Cuando se acabe el subsidio (que no todos tendrán), no sólo sufrirá el inmigrante: sufrirá su familia entera, la que pueda haberse reunido con él y la que sigue en el país de origen, dependiente del envío mensual. Esto va a ser desagradable. No será un problema “de ellos”. Nos enfrentaremos a la tentación de la mezquindad y la xenofobia, a dilemas que desconocíamos. Si las previsiones económicas se confirman, se nos planteará una cuestión política de gigantesca envergadura moral. ¿Qué haremos? Tras tanta milonga sobre la nación, la nacionalidad, la nación de naciones, el Estado, la historia y el destino, en esta legislatura podemos averiguar por fin qué somos. Si somos generosos o si somos miserables.

Premios Youtube 2007


La página Youtube ha hecho públicos los premios a los mejores vídeos de 2007. Éstos han sido otorgados por los propios internautas, que han podido votar vídeos en doce categorías distintas. Entre los ganadores se puede encontrar de todo. Uno de los más interesantes es el ganador en la categoría de Política. Se titula Stop the clash of civilizations (Detener el choque de civilizaciones) y fue realizado por la asociación Avaaz. El mensaje es muy claro.
Todos los ganadores:
Todos los finalistas:
Página web de Avaaz. org:

Un trabajo bien hecho


El equipo de científicos que trabaja en el yacimiento de la sierra burgalesa de Atapuerca sigue obteniendo magníficos resultados, en correspondencia con el buen trabajo que llevan realizando en la zona desde hace casi 30 años. Hoy se ha presentado al mundo el último hallazgo, producto de la campaña de verano de 2007: una mandíbula de 1´2 millones de años de antigüedad, encontrada en la Sima del Elefante, el resto más antiguo de homínidos de Europa. Es indudable que el yacimiento de Atapuerca alberga una riqueza de fósiles impresionante y que, como dicen los investigadores, aún queda mucho por descubrir allí. Pero lo verdaderamente impresionante es la profesionalidad del equipo, integrado por especialistas de varios campos científicos que se olvidan de sus egos y trabajan por un objetivo común y además se preocupan por transmitir sus hallazgos y su entusiasmo a los demás. Además de trabajo de campo, el equipo interdisciplinar que excava en Atapuerca ha realizado un enorme esfuerzo divulgativo para dar a conocer el apasionante mundo de la Prehistoria: han publicado varios libros, colaboraron en la serie documental La odisea de la especie, han participado en cursos para docentes,... Un ejemplo a seguir en un país en el que los personajes más admirados nunca se encuentran entre las páginas de ciencia, sino en las deportivas o en la prensa del corazón.

El último hallazgo en Atapuerca:


Página de la Universidad de Burgos dedicada al yacimiento:

martes, 25 de marzo de 2008

Más pensamientos para pensar


- La felicidad es la certeza de no sentirse perdido. Jorge Bucay.

- El hombre que ha cometido un error y no lo corrige, comete otro error mayor. Confucio.

- Todo camino de diez mil leguas arranca con un primer paso. Confucio.

- A nadie le faltan fuerzas; lo que a muchísimos les falta es voluntad. Víctor Hugo.

- La palabra más soez y la carta más grosera son más educadas que el silencio. Friedrich Nietzsche.

- Hace falta más valor para sufrir que para morir. Napoleón Bonaparte.

- La gente no busca razones para lo que quiere hacer, busca excusas. William Somerset Maugham.

- Nunca se da tanto como cuando se dan esperanzas. Anatole France.

- El hombre justo no es aquel que no comete ninguna injusticia, sino el que pudiendo ser injusto no quiere serlo. Menandro de Atenas.

- Todo hombre es sincero a solas; en cuanto aparece una segunda persona, empieza la hipocresía. Ralph Waldo Emerson.

- Puedes reclamar lo que te parece justo, si te urge; si no, puedes esperar y llegará. Confucio.

- La batalla más difícil de todas la tengo todos los días conmigo mismo. Napoleón Bonaparte.

- Daría todo lo que sé por la mitad de lo que ignoro. René Descartes.

- La peor decisión es la indecisión. Benjamin Franklin.

- Las cosas no cambian; cambiamos nosotros. Henry David Thoreau.

- El mundo real es mucho más pequeño que el mundo de la imaginación. Friedrich Nietzsche.

- El infierno es esperar sin esperanza. André Giroux.

- Ves cosas y dices "¿Por qué?" Pero yo sueño cosas que nunca fueron y digo "¿Por qué no?". George Bernard Shaw.

- El infierno está todo en esta palabra: soledad. Víctor Hugo.

Muchos más

Estadísticas de Irak
"No hagan caso del hombre de detrás de la cortina"
"Tenemos informes de que el palo de la escoba está en Teherán"
El pasado fin de semana se alcanzó la cifra de 4.000 soldados de EEUU muertos en Irak. La prensa se ha ocupado de ello con amplitud y vuelve a suceder lo de siempre. Los muertos del ejército invasor tienen mayor repercusión que el goteo continuo de muertos iraquíes, del que los medios de comunicación informan rutinariamente. Las noticias que llegan cada día de Irak desmienten las afirmaciones del gobierno de EEUU de que la situación ha mejorado sensiblemente. El tema de Irak ni siquiera tiene importancia en la carrera hacia la Casa Blanca y las cifras de muertos seguirán aumentando sin que los responsables tengan ningún cargo de conciencia.

4.000 soldados de EEUU muertos en Irak:

Indecente


El Programa Mundial de Alimentos de la ONU no tiene fondos para alimentar a la población más necesitada y ha realizado un llamamiento de emergencia a todos los países donantes para que realicen aportaciones extraordinarias. Si en las próximas cinco semanas no consiguen reunir 324 millones de euros, se verán obligados a empezar a racionar los alimentos que entregan a los más necesitados. Es indecente que en el mundo se produzcan alimentos de sobra y todavía sigan existiendo personas hambrientas, que en los países ricos se tiren cada día a la basura toneladas de comida mientras en otros lugares la gente se ve obligada a depender de la ayuda humanitaria para sobrevivir, que se antepongan los negocios a la dignidad humana y los gobiernos no reparen en gastos para comprar armamento y hagan oídos sordos cuando se les pide ayuda para atender emergencias. Éste es el mundo en el que vivimos.

Demanda del Programa Mundial de Alimentos:

lunes, 24 de marzo de 2008

Pasa la antorcha


Hoy ha comenzado en Grecia el recorrido de la antorcha olímpica, que deberá concluir el próximo 8 de agosto en Pekín. Coincidiendo con el viaje de la antorcha por todo el mundo, ha comenzado un recorrido virtual alternativo en reivindicación del respeto a los derechos de los trabajadores que elaboran productos con licencia de los Juegos Olímpicos. El espíritu olímpico desaparece cuando se trata de hacer negocios y esta campaña pretende concienciar a los ciudadanos de que tras el escaparate de los Juegos se ocultan muchos abusos. Para participar en la campaña:

La historia que duele






En su edición dominical de ayer el diario El País incluyó un adelanteo del último libro de Eduardo Galeano, Espejos. Una historia casi universal. Son pequeños textos que explican el devenir de la humanidad no desde la cronología y ls listas de gobernantes, sino desde el punto de vista de los humildes. Dos de los textos que se publicaron ayer explican el nacimiento de las agencias de noticias y los campos de concentración:


Las agencias de noticias

Napoleón fue definitivamente derrotado por los ingleses en la batalla de Waterloo, al sur de Bruselas.

El mariscal Arthur Wellesley, duque de Wellington, se adjudicó la victoria, pero el vencedor fue el banquero Nathan Rothschild, que no disparó ni un tiro y estaba muy lejos de allí.

Rothschild operó al mando de una minúscula tropa de palomas mensajeras. Las palomas, veloces y bien amaestradas, le llevaron la noticia a Londres. Él supo antes que nadie que Napoleón había sido derrotado, pero hizo correr la voz de que la victoria francesa había sido fulminante, y despistó al mercado desprendiéndose de todo lo que fuera británico, bonos, acciones, dinero. Y en un santiamén todos lo imitaron, porque él siempre sabía lo que hacía, y a precio de basura vendieron los valores de la nación que creían vencida. Y entonces Rothschild compró. Compró todo, a cambio de nada.

Así Inglaterra triunfó en el campo de batalla y fue derrotada en la Bolsa de Valores.

El banquero Rothschild multiplicó por veinte su fortuna y se convirtió en el hombre más rico del mundo.

Algunos años después, a mediados del siglo XIX, nacieron las primeras agencias internacionales de prensa: Havas, que ahora se llama France Presse, Reuters, Associated Press...

Todas usaban palomas mensajeras.


Los campos de concentración

Cuando Namibia conquistó la independencia, en 1990, se siguió llamando Göring la principal avenida de su capital. No por Hermann, el célebre jefe nazi, sino en homenaje a su papá, Heinrich Göring, que fue uno de los autores del primer genocidio del siglo XX.

Aquel Göring, representante del imperio alemán en ese país africano, había tenido la bondad de confirmar, en 1904, la orden de exterminio dictada por el general Lothar von Trotta.

Los hereros, negros pastores, se habían alzado en rebelión. El poder colonial los expulsó a todos y advirtió que mataría a los hereros que encontrara en Namibia, hombres, mujeres o niños, armados o desarmados.

De cada cuatro hereros murieron tres. Los abatieron los cañones o los soles del desierto adonde fueron arrojados.

Los sobrevivientes de la carnicería fueron a parar a los campos de concentración, que Göring programó. Entonces, el canciller Von Bülow tuvo el honor de pronunciar por primera vez la palabra konzentrationslager.

Los campos, inspirados en el antecedente británico de África del Sur, combinaban el encierro, el trabajo forzado y la experimentación científica. Los prisioneros, que extenuaban la vida en las minas de oro y diamantes, eran también cobayos humanos para la investigación de las razas inferiores. En esos laboratorios trabajaban Theodor Mollison y Eugen Fischer, que fueron maestros de Joseph Mengele.

Mengele pudo desarrollar sus enseñanzas a partir de 1933. Ese año, Göring hijo fundó los primeros campos de concentración en Alemania, siguiendo el modelo que su papá había ensayado en África.

Otras historias que duelen:

http://www.elpais.com/articulo/reportajes/historia/duele/elpepuintlat/20080323elpdmgrep_6/Tes

El enigma chino


Marcelo Muñoz llegó a China por primera vez en 1978, cuando el país decidió abrirse al exterior y comenzar su modenización. Fue pionero cuando decidió instalar su empresa en China y sus negocios en el país, las relaciones que entabló con algunos de sus habitantes y su curiosidad le permitieron alcanzar un conocimiento profundo de la realidad china. De sus recuerdos y descubrimientos trata El enigma chino, un libro entretenido y a la vez fundamental para conocer un poco más el país que en los próximos años se convertirá en la primera potencia mundial. Muñoz realiza un recorrido por el pasado del imperio chino y nos descubre su impresionante capacidad tecnológica, con inventos decisivos como la brújula, la pólvora, el papel, el libro y la imprenta. Después explica las razones de su estancamiento en el siglo XVIII, cuando optaron por cerrarse al exterior al considerar que no necesitaban nada del resto del mundo, lo que les llevó a perderse la Revolución Industrial. Más tarde, en el siglo XIX llegó la apertura forzada al exterior, con los humillantes tratados desiguales, y en el siglo XX, la ocupación japonesa, la revolución maoísta y despegue económico propiciado a partir de las reformas introducidas bajo el liderazgo de Deng Xiao Ping. Además del repaso a la historia de China, en el libro se abordan múltiples aspectos de su cultura, como la gastronomía, las creencias religiosas, la filosofía, el papel de las mujeres, el sexo, la escritura, el sistema educativo,... Si hay algo que sobresale del texto es la enorme transdormación experimentada por el país en los últimos años: ciudades que han multiplicado su población y cambiado por completo su fisonomía, aumento vertiginoso del nivel de vida de una parte de la población, crecimiento espectacular del consumo,... A pesar de su profundo conocimiento de la sociedad china, Marcelo Muñoz sigue sintiéndose fascinado e intrigado por muchos aspectos de la civilización china y se plantea numerosas preguntas que están en la mente de muchos: ¿Qué tipo de potencia será China?¿ Cómo será su liderazgo mundial? ¿Será capaz de lograr un crecimiento sostenible, que no ponga en peligro el medio ambiente? ¿Cuándo llegarán las transformaciones políticas? El enigma chino constituye una excelente aproximación al gigante asiático y su redacción en capítulos breves y en forma de diálogos sobre temas concretos con expertos chinos lo convierte en una lectura amena y documentada.

MUÑOZ, Marcelo, El enigma chino. Treinta años de observador, Editorial Espejo de Tinta, Madrid, 2007

Sinopsis:

domingo, 23 de marzo de 2008

El dolor de la pérdida



... Hay algo aquí que no empieza
a la hora de siempre
Hay algo que no ocurre
como debería
Aquí había alguien que estaba y estaba,
que de repente se fue
e insistentemente no está...


Éste es un fragmento del poema Un gato en un piso vacío de la polaca Wislawa Szymborska. Lo tomo prestado del epitafio que dedica a José Comas su familia. José Comas fue hasta su muerte hace unos días corresponsal del diario El País en Berlín. Las palabras de su epitafio reflejan a la perfección el dolor de la pérdida, el vacío que queda cuando alguien se marcha, lo incomprensible de la situación, la infinita tristeza. Se puede morir de muchas maneras, pero a veces no es necesario morir para experimentar la sensación de estar muerto para los demás.

Obituario de Guillermo Altares sobre José Comas:

La doctrina del shock


El último libro de Naomi Klein es un texto imprescindible para comprender buena parte de la historia más reciente y su relación con las políticas económicas dominantes en las últimas décadas. La tesis de Naomi Klein es que la imposición de la ideología del libre mercado y la progresiva marginación del papel del Estado en la economía ha dejado un reguero de víctimas por todo el mundo de las que nunca se habla. El llamado capitalismo del desastre es una actualización de la ideología capitalista que guió la expansión imperialista europea del S. XIX y el consiguiente desarrollo del colonialismo, a costa del sometimiento de millones de personas a los intereses económicos de los imperialistas. En el S.XX el principal defensor del libre mercado fue el economista Milton Friedman. Desde la Universidad de Chicago se dedicó a predicar las excelencias de la economía sin interferencias indeseadas, la necesidad de eliminar la en su opinión nefasta influencia del Estado y las virtudes de las crisis como excelentes oportunidades para implantar su programa de ajustes basados en privatizaciones, desregulaciones y recorte de programas sociales. Friedman fue el gurú del libre mercado, que propugnaba el regreso a la época del capitalismo salvaje del S. XIX, cuando, según su modo de ver, había sido posible una expansión económica sin precedentes. La Escuela de Chicago ejerció una notable influencia en las políticas económicas adoptadas en muchos países del mundo y sus doctrinas contaron en muchos casos con el inestimable apoyo de las instiuciones económicas internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM). Estos organismos, traicionando los objetivos para los que habían sido creados (acudir en ayuda de los países que lo necesitasen), impusieron los llamados programas de ajustes estructurales como condición previa para prestar apoyo económico a países en crisis. En muchas ocasiones además contribuyeron a agravar las crisis para acelerar la aplicación de las llamadas "terapias de choque."

Este concepto de terapia de choque tiene un papel muy destacado en la argumentación de Naomi Klein. La autora encuentra un paralelismo aterrador entre los procedimientos de tortura y control mental desarrollados en los años 50 y aplicados en multitud de escenarios y los métodos del moderno capitalismo. En muchos casos, la tortura fue el método empleado sistemáticamente para doblegar a quienes se resistieron a aceptar los programas económicos neoliberales. Los casos más llamativos fueron los de las dictaduras del Cono Sur latinoamericano, donde los programas de ajuste estructural económico fueron acompañados de un auténtico exterminio físico de los opositores. Las terapias de choque físicas jugaron también un papel determinante en otros lugares del mundo, donde la represión y el terror se utilizaron para dejar paralizada a la población, incapaz de reaccionar ante el desmantelamiento del sector público. Éste fue el caso de la represión de los manifestantes de la plaza de Tiananmen en China o en la Rusia de Yeltsin.

Naomi Klein encuentra numeros ejemplos de la expansión del capitalismo del desastre: el aprovechamiento del triunfo en la guerra de las Malvinas por parte de Margaret Thatcher para imponer su programa económico neoliberal en el Reino Unido; la crisis financiera de los dragones asiáticos en 1997, provocada por los especuladores internacionales para conseguir entrar a saco en esos mercados, hasta entonces cerrados; la negociación del traspaso de poderes en Sudáfrica al Congreso Nacional Africano (CNA), que blindó las riquezas de la élite blanca e hizo imposible aplicar el programa económico socialdemócrata del CNA, ...

Klein describe la ocupación de Irak como el paradigma del nuevo capitalismo basado en la catástrofe y la crisis como oportunidad para el enriquecimiento sin límites. En Irak se han podido ver concentradas todas las características del nuevo modelo: la crisis como negocio, la idea de "cuanto peor, mejor", la conmoción de la población como punto de partida para el expolio, la rapiña, la gestión en manos de compañías privadas que amasan fotunas incalculables con recursos procedentes del dinero público, ... Sin embargo, Klein también comprueba que en ocasiones no hace falta una guerra para que los buitres acudan a beneficiarse del caos. Se pudo comprobar tras el tsunami en Asia o tras el desastre del huracán Katrina en Nueva Orleans, grandes oportunidades de negocio para contratistas privados que se lucraron con la colaboración del gobierno. Y en todos estos lugares las consecuencias fueron catastróficas para la población: aumento del número de pobres, desestructuración social,... Resulta difícil reaccionar cuando se está bajo un estado de shock, indefensos ante los poderosos.

Naomi Klein cierra el libro con un canto de esperanza, recogiendo muestras de resistencia a la ola del libre mercado que han ido surgiendo en distintos lugares del mundo. Ésta es, a mi modo de ver, la parte más floja del libro. Si bien existen ejemplos de resistencia y de autogestión, algunos de los que se señalan en el libro son cuestionables, como la Venezuela de Hugo Chávez o el poder de Hezbollah en el Líbano. También está por ver la redistribución de la riqueza en países que han utilizado la retórica anti-FMI como reforzamiento de su nacionalismo, como Brasil o Argentina o el éxito de las políticas de renacionalización , como el caso boliviano. La única referencia a España también es cuestionable: la autora señala que el rechazo en las urnas al PP en las elecciones del 14 de marzo de 2004, tras los atentados del 11-M, se debió a que Aznar recordó a los españoles el fantasma del franquismo. Aquello no tuvo nada que ver con el pasado: el PP perdió las elecciones por las mentiras sobre la autoría el atentado del 11- M y por la implicación de su gobierno en la guerra de Irak. Con esta salvedad, La doctrina del shock me parece un libro muy necesario para comprender cuestiones aparantemente no relacionadas y para descubrir las múltiples estrategias de los "hombres de negocios" para lograr que sus intereses económicos subviertan la realidad y ésta acabe acomodándose a sus planes.

KLEIN, Naomi, La doctrina del shock. El auge del capitalismo del desastre, Editorial Paidós, Barcelona, 2007


Sinopsis y corto de Jonás y Alfonso Cuarón:

Los falsificadores


El cine austriaco es poco conocido en el ámbito internacional. Este año una de sus películas, Los falsificadores, obtuvo el Óscar a la mejor película extranjera, lo que le ha asegurado una amplia distribución fuera de sus fronteras. Los falsificadores narra una historia real ocurrida durante la Segunda Guerra Mundial. Los nazis alemanes diseñaron un plan para hundir la economía de los aliados introduciendo grandes cantidades de moneda falsa en sus mercados, la llamada "Operación Bernhardt". Para ello reclutaron a un grupo de judíos prisioneros en los campos de concentración, expertos en falsificación y técnicas de impresión. El grupo fue trasladado al campo de Sachsenhausen y se les proporcionó todo lo necesario para realizar su trabajo. Sus condiciones de vida mejoraron sensiblemente y el taller de falsificación les permitió escapar del horror cotidiano de los campos de exterminio. Los presos eran conscientes de lo que sucedía fuera y también de lo que les esperaba si no cumplían el cometido que les habían asignado. En el taller de falsificación se plantearon los mismos dilemas que en los campos: la lucha individual por la propia supervivencia, la solidaridad, el sometimiento a los opresores, el colaboracionismo, la delación, el respeto a los principios, el mantenimiento de la dignidad y las convicciones personales,... Los presos se enfrentaron a la disyuntiva de hacer lo que se les exigía, lo que implicaba entorpecer el avance de los aliados, o sabotear el proceso de fabricación de billetes falsos, lo que ponía en peligro sus vidas. Su posición de privilegio dentro del campo de concentración no les libró de las arbitrariedades de sus carceleros, para los que no eran más que judíos prescindibles cuando dejasen de serles útiles para sus propósitos. Los falsificadores relata con fidelidad el sórdido ambiente de los campos de concentración nazis, donde se plantearon enormes desafíos a la humanidad, que hicieron aflorar lo mejor y lo peor de las personas.

Sinopsis:


Web oficial en inglés, con información sobre la historia real que se relata en la película:

sábado, 22 de marzo de 2008

Misión no cumplida

Y ahora se marcha volando.


Así ve Tom Toles en The Washington Post el quinto aniversario de la guerra de Irak. Toles juega con las palabras accomplished (cumplida) y unaccomplished (persona sin talento) recordando la famosa frase de George W. Bush sobre el portaaviones en el que aterrizó cuando proclamó al mundo que la guerra había terminado. Sólo alguien sin talento y sin vergüenza como él se atrevió a tanto. Bien mirado, algunos sí cumplieron su misión a la perfección: enriquecerse a costa del sufrimiento de los demás. Sin embargo, los responsables nunca serán juzgados. Resulta muy fácil causar daño y quedar impune cuando los damnificados no pueden defenderse y sus peticiones caen una y otra vez en saco roto.

jueves, 20 de marzo de 2008

China


Desde hace una semana Enric González escribe de lunes a viernes en las páginas de Televisión del diario El País. Su especial mirada se detiene hoy en lo que apenas estamos vislumbrando y probablemente acabará condicionando nuestras vidas más de lo que pensamos. A veces es necesario releer antiguos diarios para comprender mejor el presente. Ante nosotros se está desarrollando un gigante del que apenas sabemos nada, que nos resulta lejano e incomprensible y cuando aparece en los medios de comunicación siempre lo hace por motivos exóticos o catastróficos, pero sigue creciendo


China
ENRIC GONZÁLEZ
Asistimos a un espectáculo sensacional, único en nuestras vidas: el florecimiento de un imperio. No se veía algo parecido desde inicios del siglo XX, cuando el imperio industrial americano y el imperio onírico soviético irrumpieron en el mundo. China es el nuevo fenómeno planetario. El futuro. Podemos ignorarlo, por supuesto; no hay problema, basta con que consumamos sus productos.

Este tipo de acontecimiento grandioso, de gran respiro y proyección ilimitada, suele revelar los límites del servicio periodístico. Puede parecer paradójico, porque las grandes noticias son el negocio de la prensa. Sin embargo, los medios de comunicación miran con ojo de pez: cubren un gran espectro, pero sólo pueden entrar a matar (si las miradas matasen, que no) bajo el cobijo de un titular seco, apabullante, efímero a ser posible. Un gran atentado, un fallecimiento ilustre.

Y eso, con límites, porque hay que dar también espacio al fútbol, la política, las películas, menos importantes que China, y a la vez más interesantes: nos reconocemos en ellas.

La cosa china es demasiado obvia, demasiado extensa, demasiado duradera. Empezamos a percibir su sombra (Darfur, Myanmar), sus pisadas (Nepal), su apetito (el consumo fabuloso de materias primas), pero se nos escapa la morfología detallada de la bestia. No nos es familiar. Uiguristán (descubrí la región en el gran Bastenier de ayer) nos resulta tan exótico como Nueva Jersey a nuestros abuelos.

El otro gran límite del servicio periodístico se encuentra en el público. El consumidor de noticias considera interesante aquello que ya conoce. A más cercanía y familiaridad, más interés. El prodigio chino estalla demasiado lejos. Es posible que la gran noticia de nuestras vidas sólo sea apreciada por nuestros hijos.

Aznar-loa


Maruja Torres recuerda hoy el infausto quinto aniversario del comienzo de la guerra de Irak y la desvergüenza del entonces presidente Aznar. No me gusta la violencia, pero creo que tanto Aznar como Bush y todos aquellos que dicen que la situación en Irak es buena deberían ser enviados a Bagdad sin guardaespaldas y darse un paseo por esos barrios que describen como tan seguros para comprobar in situ lo bien que va todo por allí.


Aznar-loa
MARUJA TORRES

20/03/2008

Los españoles estamos celebrando el quinto aniversario de la guerra que terminó en Irak al tiempo que empezaba, pero entonces no lo sabíamos, y que continúa, como ya no ignoramos. Conmemoramos el evento escuchando de nuevo la voz sensual, conmovedora y abismal del único compatriota que tuvo el valor de sacarnos del aislacionismo taimado y de la inapetencia atlántica, involucrándonos a fondo en política exterior. Nuestro nombre, el de la heroica España que formaba parte del brioso Ejército invasor de Mesopotamia -en el pelotón de cola, pero no por ello menos dignos ni menos responsables-, a punto estuvo de escribirse con todos los honores en el mármol de la Historia. ¡Cuando lo pienso! Imaginen un monolito de marmolillo, posiblemente en Washington, dedicado al lejano país que, allá por la Península Ibérica -cerca de Honduras-, colaboró en la democratización de los sufridos súbditos de Sadam Husein.

"Loor a España, que vengó la invasión de los moros y la pérdida de Al Andalus, que ayudó a fragmentar Irak y a fortalecer a Irán -qué carambola-, que contribuyó a destruir hospitales y a aumentar el terrorismo internacional. Loor al país que ayudó a Estados Unidos para que se quedara con las concesiones petrolíferas, y a los amigos de Bush jr. y de Cheney, y a ellos mismos, a enriquecerse. ¡Loor!" ¿Pueden imaginarlo? Allá abajo, el Potomac rugiente, triunfante sobre el Tigris y el Éufrates, henchido de Pisuerga. Pero permítanme que regrese a lo real. Y es que un perfecto cobarde, un traidor que, aprovechando haber sido votado tras prometer la retirada de nuestras tropas, tuvo la osadía de cumplir, nos sumió en la oscura noche de la indiferencia exterior.

Y ahora sólo permanece en la memoria de todos, grabado para siempre y para la Historia, el nombre de José María Aznar. Escrito en rojo, con sangre ajena.

miércoles, 19 de marzo de 2008

Letras y letrinas


Jota Martínez Galiana es un escritor que utiliza las puertas de los cuartos de baño de los lugares públicos para dar a conocer su obra. Su idea comenzó a hacerse real en abril de 2007 bajo el título de The Shit Happening Project. Letras y letrinas. Desde entonces, ha dejado sus relatos, poemas y reflexiones en más de 50 cuartos de baño de distintos lugares de Europa. En muchos casos, sus escritos han sido borrados, pero él los fotografía y los cuelga en su blog en castellano y en inglés. Algunos de sus textos son realmente buenos, como éstos:


EL PESO DE LA HISTORIA

Cayó el muro de Berlín y me cogió, como a todos, por sorpresa.

No estuve en Tiananmen ni en el Sarajevo de antes de la guerra.

Ya no vivía en Madrid cuando el 11-M y tampoco me manifesté en Génova cuando el sistema enseñó los dientes y asesinó a Carlo Giuliani.

Del 11-S me enteré, como todos, por la tele.

La Historia me está pasando por encima con el peso de una hoja. Ni siquiera me estoy dando cuenta.


AHÍ QUEDA ESO

SIEMPRE me he querido más bien poco.

A VECES he llegado incluso a odiarme.

MUY RARAMENTE he estado contento conmigo.

A MENUDO me digo que no soy nadie.

NUNCA he encontrado motivos para admirarme.

ANTES pensaba mucho en suicidarme.

AHORA sé que no serviría de nada.

LO CIERTO ES que si yo fuera otro, no sentiría el más mínimo interés por conocerme.
Ahí queda eso.


LO PEOR

Lo cierto es que yo nunca hago nada.

Me entretiene mucho ver pasar la vida desde mi ventana.

Pero eso no es lo peor.

Lo peor es que, mientras tanto, pienso en las cosas que voy a hacer.

Pero lo peor no es eso.

Lo peor es que tampoco las haré.

Pero eso no es lo peor.

Lo peor es que ahora estoy convencido de que las voy a hacer.

Y mientras tanto

me entretiene mucho estar aquí sentado.

Soñando que hago cosas que ni en sueños haré.


Blog de The Shit Happening Project:


Reportaje sobre el autor:

Sicko



El último documental de Michael Moore se centra en el funcionamiento del sistema de salud de EEUU. En realidad, no se le puede llamar "sistema", pues la salud de la mayor parre de los estadounidenses se encuentra en manos de compañías privadas. ëstos son los "privilegiados" que pueden pagar un seguro médico, porque hay unos 40 millones de personas en EEUU que carecen de cobertura médica. Los protagonistas de Sicko son personas con seguro médico que relatan historias que parecerían disparatadas si no fuera porque tras ellas se ocultan verdaderos dramas: pacientes a los que se les deniega el tratamiento que requieren porque es demasiado caro, otros a los que se les da a elegir qué dedo de su mano quieren salvar porque el seguro no cubre la reimplantación de los dos, enfermos a los que se les niega el reembolso de sus facturas médicas porque en el pasado padecieron alguna enfermedad, trabajadores que son rechazados como candidatos a tener seguro médico porque reúnen condiciones consideradas "peligrosas" por las compañías médicas, enfermos abandonados en la calle por no poder pagar las facturas del hospital, familias que lo perdieron todo porque padecieron una enfermedad que les obligó a seguir un tratamiento médico muy caro, ...


En este documental la presencia de Michael Moore en pantalla es menor que en otros de sus trabajos, pero también en este caso Moore acude a Canadá para comparar el sistema sanitario de este país con el estadounidense. Después acude al Reino Unido y a Francia para demostrar que en economías capitalistas como éstas es posible que exista un sistema de salud universal mantenido con los impuestos de los ciudadanos y que cubra cualquier contingencia médica que pueda presentarse.


Moore acusa a las compañías médicas y a la industria farmacéutica de presionar para que el sistema estadounidense no cambie. Explica cómo boicotearon el proyecto de Hillary Clinton en los años 90 y cómo recompensaron generosamente a los congresistas que apoyaron leyes que les favorecen e incrementan anualmente sus beneficios. Mientras tanto, millones de personas en EEUU temen caer enfermas y entrar en el laberinto diseñado por las compañías médicas para eludir el pago de sus tratamientos.


Uno de los pasajes más llamativos del documental es el que transcurre en Cuba. Michael Moore lleva allí a varias personas que no pueden pagarse sus tratamientos en EEUU, entre ellos a varios voluntarios que trabajaron en la zona cero del World Trade Center tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. Ni siquiera los héroes del 11-S merecen en EEUU una cobertura médica digna, por lo que Micheal Moore decidió llevarlos a la base de Guantánamo en Cuba, donde los prisioneros disponen de asistencia médica gratuita. Los acompañantes de Moore no pudieron acceder a la base de Guantánamo, pero sí recibieron los tratamientos médicos que precisaban, de forma totalmente gratuita, en un hospital de La Habana.


Las cifras demuestran que los seguros médicos privados no garantizan mejor calidad de vida, menor mortalidad infantil o mayor esperanza de vida, sino todo lo contrario. Michael Moore llega a la conclusión de que la organización de la atención sanitaria en EEUU es una muestra más del individualismo y la codicia llevados hasta sus máximas consecuencias. Sicko, como bien indica su título, es toda una demostración de hacia dónde conduce el capitalismo despiadado: a una sociedad enferma y desquiciada, en la que los que más sufren son los más desamparados.

El documental tuvo muchos problemas de distribución por la acusación a Michael Moore de violar el embargo del gobierno de EEUU a Cuba y no se estrenó oficialmente en España. Puede verse íntegro en inglés y subtitulado en este enlace:

http://documentales.com.es/videos/michel-moore-el-gran-agitador-sicko.html

Más información sobre Sicko:

El empecinado desvergonzado


Cuando existe un consenso generalizado sobre las catastróficas consecuencias de la invasión de Irak hace cinco años, José María Aznar sigue en sus trece y se atreve a calificar la situación en ese país de "muy buena". Sus recientes declaraciones a la BBC son una muestra más de su empecinamiento y de su deliberado falseamiento de la realidad.


Declaraciones de Aznar a la BBC:

martes, 18 de marzo de 2008

Operación rescate


El economista Paul Krugman analiza hoy en El País la crisis financiera internacional remontándose a sus orígenes en decisiones arriesgadas de entidades de crédito. Además señala que será inevitable utilizar dinero público para impedir que el sistema se hunda y se produzca una grave recesión mundial. Pero lo más interesante de su análisis se encuentra en la exigencia de responsabilidades para los causantes de este embrollo. Ya han sido demasiadas ocasiones en las que el dinero de todos se ha utilizado para cubrir los desaguisados de unos cuantos.


Operación rescate
PAUL KRUGMAN 18/03/2008

Muy bien, prepárense: lo impensable está a punto de ser inevitable.

La semana pasada, Robert Rubin, el ex secretario del Tesoro, y John Lipsky, alto funcionario del Fondo Monetario Internacional, sugirieron que quizá haga falta recurrir al dinero público para rescatar el sistema financiero estadounidense. Lipsky insistió en que no estaba hablando de una operación de rescate: pero la verdad es que sí.

Es cierto que Henry Paulson, el actual secretario del Tesoro, sigue diciendo que cualquier propuesta de utilizar el dinero de los contribuyentes para ayudar a resolver la crisis no tiene "la más mínima posibilidad". Pero es una afirmación tan creíble como todos sus pronunciamientos anteriores sobre la situación financiera.

Ésta es la pregunta que deberíamos hacernos: cuando el Gobierno federal intervenga para rescatar el sistema financiero, ¿qué hará para asegurarse de que no está rescatando también a quienes nos han metido en este lío?

Vamos a ver por qué es inevitable una operación de rescate.

Entre 2002 y 2007, una serie de ideas equivocadas en el sector privado -que los precios de la vivienda no tenían más remedio que subir, que las innovaciones financieras habían eliminado los riesgos y que una clasificación con tres A significaba verdaderamente que una inversión era segura -desembocó en una epidemia de préstamos basura-. Mientras tanto, otras ideas equivocadas en el ámbito político -la convicción de Alan Greenspan y sus amigos del Gobierno de Bush de que el mercado siempre tiene razón y la regulación siempre es mala- hicieron que Washington ignorase las señales de alarma.

Por cierto, Greenspan sigue pensándolo: no acepta ninguna responsabilidad y sigue insistiendo en que "la flexibilidad de mercado y la competencia abierta" son "las salvaguardas más fiables contra el fracaso económico acumulativo".

El resultado de todos esos préstamos basura fue un caos financiero que va a causar billones de dólares en pérdidas. Una gran parte de esas pérdidas recaerá sobre las instituciones financieras: bancos comerciales, bancos de inversiones, fondos de gestión alternativa, etcétera.

Mucha gente dice que el Gobierno debe dejar que las cosas se resuelvan por sí solas; que habría que dejar que quienes hicieron préstamos basura sufran las consecuencias. Pero no va a ser así. A la hora de la verdad, los responsables financieros -con razón- no están dispuestos a correr el riesgo de que las pérdidas provocadas por esos préstamos puedan colapsar el sistema financiero y provocar el derrumbe de la economía real.

Pensemos en lo que ocurrió el viernes pasado, cuando la Reserva Federal se apresuró a acudir en ayuda de Bear Stearns. Nadie espera que un banco de inversiones sea una institución benéfica, pero Bear tiene una reputación especialmente desagradable. Como nos recordaba Gretchen Morgenson en The New York Times, Bear "ha trabajado, muchas veces, en las áreas grises de Wall Street, y con métodos agresivos y violentos".

Bear fue una de las instituciones que más promovió a los prestamistas de alto riesgo más cuestionables. Atrajo clientes a dos de sus propios fondos de gestión alternativa que fueron de los primeros en quebrar en la crisis actual. Y da muestras de falta de civismo financiero: la última vez que la Reserva Federal trató de contener una crisis, tras la caída de Long-Term Capital Management en 1998, Bear se negó a participar en la operación de rescate.

En otras palabras, Bear se merecía ir a la quiebra, tanto por sus acciones como para enseñar a Wall Street a no contar con que otra gente va a sacarle siempre de apuros.

Sin embargo, la Reserva Federal se apresuró a acudir al rescate de Bear, por temor a que la caída de un gran banco de inversiones pudiera generar el pánico en los mercados y causar estragos en la economía en general. Los responsables de la Reserva sabían que lo que estaban haciendo no estaba bien, pero creían que la alternativa habría sido todavía peor.

El camino que siga Bear será el que siga el resto del sistema financiero. Y, a juzgar por la historia, la próxima operación de rescate con dinero de los contribuyentes va a acabar costando un montón de dinero.

La crisis del ahorro y el crédito de Estados Unidos en los años ochenta costó al final a los contribuyentes el 3,2% del PIB, el equivalente a 450.000 millones de dólares de hoy. Algunos cálculos creen que el coste fiscal de la limpieza en Japón cuando estalló la burbuja fue de más del 20% del PIB, el equivalente a tres billones de dólares para Estados Unidos. Si estas cifras les escandalizan, mejor. Pero la operación de rescate se va a hacer. La única duda es si se va a hacer bien.

Como he dicho, lo importante es rescatar el sistema, no a la gente que nos ha metido en este lío. Eso significa una limpieza general de accionistas en las instituciones que han quebrado, hacer que los dueños de bonos admitan un recorte, y anular las opciones sobre acciones de unos ejecutivos que se han enriquecido a base de arrojar la moneda y decir cara, yo gano, cruz, tú pierdes.

Según informaciones conocidas a última hora del domingo, JP Morgan Chase va a comprar Bear por una miseria. Es una solución que no está mal para este caso, pero no un modelo para la operación de rescate mucho mayor que se avecina. Con la vista puesta en el futuro, seguramente necesitamos algo parecido a la Resolution Trust Corporation, que se hacía cargo de instituciones de ahorro y crédito en bancarrota y vendía sus activos para reembolsar a los contribuyentes. Y lo necesitamos deprisa: mientras leen estas líneas, la situación se deteriora por momentos.

lunes, 17 de marzo de 2008

Regímenes homologados


Esta antigua viñeta de El Roto sirve para ilustrar a la perfección lo que sucede con China. Se encuentra ya en la categoría de regímenes presentables y poco importan las constantes violaciones de los derechos humanos que ocurren en su territorio: censura de prensa, aplicación intensiva de la pena de muerte, encarcelamiento de internautas y, en los últimos días, represión violenta de las protestas pacíficas en la región autónoma del Tíbet. Lo importante son los negocios y lo que primará ante todo en este año olímpico serán los enormes beneficios que las multinacionales patrocinadoras esperan embolsarse. China es vista por todos como un mercado con infinitas posibilidades. Tampoco llegará ninguna protesta desde EEUU, cuya economía depende en gran medida de las inversiones chinas en bonos del tesoro estadounidense. Los billetes constiotuyen la mejor mordaza para tapar la boca de quienes sólo se preocupan de los derechos humanos de los demás si hay sustanciosos negocios a la vista.

Noticias del Tíbet:

domingo, 16 de marzo de 2008

Irak, cinco años después


Ayer se cumplieron cinco años de las masivas manifestaciones contra la guerra en Irak. Esta semana llegará el quinto aniversario de la invasión. Este domingo el diario El País incluye dos reportajes de Ángeles Espinosa sobre la situación en Irak, que continúa siendo desoladora. Uno de los iraquíes entrevistados condensa en una sola frase el triste presente de su país: "Sin trabajo, sin futuro y sin esperanza". La ocupación ha destruido el país y dejado a la mayoría de sus habitantes en el desamparo. El reportaje sobre uno de los hospitales de Bagdad refleja claramente las consecuencias de la guerra y pone seriamente en duda las proclamas de los invasores acerca de la mejora de la situación en Irak:


En el hospital de los médicos mendigos

ÁNGELES ESPINOSA - Bagdad - 16/03/2008

El Centro de Cirugía Cardiológica Ibn al Bitar constituye un ejemplo de la capacidad de resistencia de los iraquíes. Sólo hay que mirar las fotos que el director, Husein al Hili, guarda en su ordenador. Los saqueos de abril de 2003 destruyeron aquella clínica, hasta entonces inevitablemente llamada Sadam Husein y que contaba con 250 camas y ocho quirófanos. Un mes después, el personal se reunía en asamblea y decidía sacarla adelante. Hoy funciona con 140 camas y cuatro quirófanos pese al abandono del Ministerio de Sanidad.

"Es el único centro de esta especialidad en todo Irak, atendemos a 80.000 pacientes de todo el país", declara orgulloso Al Hili, un especialista en gestión hospitalaria que procede del campo de la radiología. Pero el camino no ha sido fácil. "El saqueo fue peor que la guerra. A pesar de que había un carro aquí fuera, los soldados no hicieron nada para impedirlo", recuerda dolido. "Incluso compré armas para que los trabajadores defendieran las instalaciones, pero los asaltantes les redujeron y se las quitaron".

A raíz de aquello, una delegación de médicos fue a ver a las autoridades religiosas, chiíes y suníes, para que frenaran el descontrol y les ayudaran a recuperar los materiales robados. Pero las cosas no mejoraron mucho cuando regresó el orden. "En ningún momento hemos tenido un ministro capacitado para el cargo; todos los que han pasado por Sanidad desconocían su trabajo. Se lo he dicho a los estadounidenses, hemos sufrido una doble destrucción, la producida por la guerra y la causada por el ministerio", explica Al Hili.
No hace falta que él lo diga porque es vox pópuli que el control del ministerio ha sido un completo desastre. Aunque no se les ha condenado porque los testigos se retractaron, a principios de este mes se juzgó a dos altos cargos del mismo por utilizar la cobertura del ministerio para organizar y financiar el asesinato de suníes que buscaban atención médica en los hospitales públicos.

Ese clima de inseguridad y caos ha afectado sobre todo a las clases medias profesionales. Dos mil médicos han sido asesinados en los cinco años transcurridos desde la invasión y se estima que la mitad de los 34.000 que había registrados entonces han abandonado Irak. El 90% de los 180 hospitales del país carecen de los suministros básicos, lo que ha elevado las tasas de mortalidad infantil y materna. "Hasta ahora no hemos recibido absolutamente nada del ministerio. Se limitan a pagarnos nuestros salarios", asegura el director del Ibn al Bitar. ¿Cómo consiguen el material quirúrgico, las válvulas o las medicinas? "Mendigamos".

Al principio no fue así. Contaron con la ayuda del español Movimiento para la Paz, la Democracia y la Libertad (MPDL) y de la ONG francesa Première Urgence (financiados por la Oficina Humanitaria de la Comisión Europea, ECHO). Aún pueden verse sus pegatinas a la entrada de la clínica. "Incluso llegamos a firmar un acuerdo para el intercambio de doctores, de forma que nuestros especialistas pudieran formarse en España y Francia, y médicos de esos países venir a ayudarnos aquí".

Pero el agravamiento de la violencia a partir de 2004, ahuyentó de Irak a la mayoría de las organizaciones humanitarias. El Ibn al Bitar volvió a quedarse solo. "Tenemos muchas necesidades. Aún sobrevivimos con material procedente del programa de Petróleo por Alimentos. Hay gasas, compresas, agujas y otros básicos que están caducados, pero los esterilizamos y los utilizamos. No podemos desperdiciar ni un trozo de algodón", confía Al Hili.

A la vez, este hombre inasequible al desaliento tiene que luchar contra la corrupción que gangrena el país. Las medicinas más escasas y el instrumental nuevo se guardan bajo llave en su despacho. En tanto que centro estatal, el Ibn al Bitar no cobra a sus pacientes, pero uno de los entrevistados por esta periodista aseguró que una enfermera le había pedido dinero por una inyección que oficialmente no estaba disponible.

"Los estadounidenses, y esto también se lo digo a ellos, han destruido este país, no han hecho nada por nosotros y encima nos han traído a los terroristas", lamenta Al Hili, "por eso la gente, está convencida de que todo esto estaba planeado. No le encontramos otra explicación".

"No es que estemos peor que hace cinco años, es que estamos peor que hace un siglo, hemos vuelto a los tiempos de Abu Baker, hace 1.300 años", concluye dispuesto, a pesar de todo, a no tirar la toalla.


Sin trabajo, sin esperanza y sin futuro:


No es país para viejos


La película ganadora en la pasada edición de los premios Óscar de la Academia de Hollywood fue No es país para viejos, de Ethan y Joel Cohen. Los hermanos Cohen sitúan su película en el estado de Texas, cerca de la frontera con México, un territorio violento, donde llevar armas forma parte de la cotidianidad de sus habitantes. No es país para viejos está basada en una novela de Cormac McCarthy, considerado como uno de los escritores que mejor han retratado el espíritu del Estados Unidos profundo, al margen de las grandes ciudades de las costas Este y Oeste. En la película se mezclan las historias de tres personajes: Josh Brolin es un veterano de Vietnam que malvive junto a su mujer y pasa sus ratos libres cazando en el desierto. En una de sus correerías por el desierto, encuentra un maletín con dos millones de dólares, producto del narcotráfico. Entonces entra en escena un implacable asesino a sueldo, interpretado por Javier Bardem. El tercero en discordia es el sheriff del condado, encarnado por Tommy Lee Jones. El sheriff intenta detener la masacre desencadenada por el asesino en busca del maletín con el dinero. Los tres actores realizan un trabajo impecable. Javier Bardem consigue una interpretación creíble de un psicópata sin el menor atisbo de compasión y está a la altura del gran Tommy Lee Jones, aunque no compartan ninguna escena en la película. El trabajo de Josh Brolin como un perdedor ante la oportunidad de su vida también merece reconocimiento. Pero lo más destacable de la película, en mi opinión, son las reflexiones del personaje de Tommy Lee Jones sobre la deriva de la sociedad en la que vive y que ya no reconoce: el narcotráfico y sobre todo la codicia han conducido a una codicia difícil de digerir si todavía se conserva algo de humanidad. Lo material se impone a todo lo demás y el mundo se convierte en incomprensible para quienes no se dejan arrastrar por la marea. Un lugar en el que cualquiera está dispuesto a venderse por unos dólares definitivamente no es un país para viejos ni para nadie con sensibilidad.


Sinopsis y críticas:


Más sobre Cormac McCarthy:


sábado, 15 de marzo de 2008

Un minuto


Manuel Rivas reflexiona este sábado en El País sobre lo acaecido durante el minuto de silencio en el estadio de San Mamés el pasado domingo por el asesinato del ex- concejal Isaías Carrasco. El propio hecho de que se propusiese mantener silencio ya es un triunfo frente a los violentos, pues con todos los muertos que han caído, hasta ahora nunca en San Mamés se había considerado hacer ningún gesto de condena al terrorismo. Como era de esperar, muchos energúmenos no dejaron que se cumpliese el tiempo de silencio, pero hubo unos segundos de vacío, de desolación, que dejaron en evidencia a los terroristas y a quienes les apoyan. En muchas ocasiones, los bramidos evidencian la pobreza de los argumentos de quienes los profieren. Levantar la voz no confiere más legitimidad y boicotear un minuto de silencio deja bien clara la calaña de quienes lo hicieron.

Un minuto


MANUEL RIVAS 15/03/2008

Se cuenta que los vikingos dejaban durante un minuto la boca del difunto al descubierto, antes de arrojar la última palada de tierra, por si tenía algo que decir. En el estadio de San Mamés, también conocido como La Catedral, se intentó el pasado domingo ese minuto de silencio en señal de duelo por el asesinato de Isaías Carrasco, ocurrido dos días antes en Mondragón. Era un gesto de valor cívico y justicia simbólica. Era la primera vez que en San Mamés se hacía este homenaje a una víctima del terror nacionalista de ETA. Hay quien sostiene que estos ritos son contraproducentes, no por oponerse a su significado, sino porque en las grandes canchas deportivas siempre hay alguien dispuesto a hacer añicos ese minuto de silencio, por noble y dramática que sea la causa invocada. Hay personas que no soportan el silencio de la multitud, al margen del motivo, aunque es más frecuente la fobia al ruido y a la masa. Hay también quien padece cronofobia, que es el miedo a la duración. Un minuto puede eternizarse. Y, en fin, hay incluso quien sufre frenofobia, que es el miedo a pensar. Un minuto da mucho para cavilar. Pero no estamos hablando de tres o cuatro gritos de desesperación, provocados por el doloroso peso del silencio. En este caso, fue un nutrido grupo humano, que las noticias identifican como los del "fondo norte", el que no sólo rompió el silencio, sino que soltó, y disculpen el eufemístico lirismo, tutto il male che in bocca le venia. He oído y leído opiniones de personas indignadas que califican a estos sujetos como "animales". No. Son humanos. En la zoología, no hay ningún caso de animales que jaleen la muerte. Sin saberlo, representaban una tragedia clásica con estética hooligan y lenguaje corroído. A Isaías sólo le concedieron ocho segundos de silencio. Pero en ocho segundos un muerto puede decir la hostia de cosas.

jueves, 13 de marzo de 2008

Llegará la tormenta





Ayer se presentó el tema oficial de la Expo de Zaragoza. Es un viejo tema de Bob Dylan titulado A hard rain´s A - gonna fall , escrito en 1962. Bob Dylan cedió el tema a la organización de la Expo de Zaragoza y éstos encargaron al dúo Amaral su versión en español. Hace unos días Amaral dio un pequeño concierto por sorpresa en la Plaza de España de Zaragoza, donde interpretaron por primera vez la canción, titulada en español como Llegará la tormenta. Las imágenes de ese concierto han sido utilizadas para el videoclip que se presentó ayer. Para el dúo de Zaragoza ésta es una canción muy especial, pues fue la que le sirvió a Eva para aprender a tocar la guitarra. Además, el grupo fue telonero de Bob Dylan en una de sus últimas giras por España y sus dos integrantes se confiesan admiradores del cantautor de Minnesota. La canción fue escrita en el contexto de la crisis de los misiles cubanos, cuando el mundo se encontró más cerca de una guerra nuclear. Dylan tenía 22 años entonces y temía ser llamado a filas. Por ello escribió una canción que describía el paisaje desolador que aparecería si estallaba la guerra nuclear. La traducción de Amaral conserva la visión apocalíptica que imaginó Dylan. Llegará la tormenta sirve para calentar motores ante el inminente lanzamiento del nuevo disco de Amaral, que saldrá en mayo y que no incluirá este tema. Sin embargo, la canción puede ser descargada de forma gratuita en la página web de Expozaragoza 2208.


LLEGARÁ LA TORMENTA

Me han dicho que has vuelto por fin a tu casa
¿Qué has visto en tu viaje por tierras lejanas?

Caí entre la bruma de doce montañas
Vagando por seis autopistas cortadas
En medio de siete bosques callados
Perdido en las costas de negros océanos
Subí a diez mil millas hasta un camposanto

Y llegará, llegará, llegará, llegará la tormenta
Que anuncia el cielo

Me han dicho que has vuelto por fin a tu casa
¿Qué oíste en tu viaje por tierras lejanas?

El ruido de un trueno preludio del miedo
La última ola al final de los tiempos
Tambores sonando en la línea de fuego
Y tantos susurros que no escucha nadie
Oí carcajadas y llantos de hambre
La triste canción del poeta en la calle
La voz de un payaso cubierto de sangre

Y llegará, llegará, llegará, llegará la tormenta
Que anuncia el cielo

Me han dicho que has vuelto por fin a tu casa
¿Y qué harás ahora que el viaje se acaba?

Volver antes de la lluvia de estrellas
A lo más profundo de lo desconocido
Donde hay multitudes sin nada en las manos
Allí donde el sol ha secado los ríos
Donde eres esclavo o un pobre fugitivo
Que ha visto los ojos de un hombre sin rostro
Donde todas las almas han sido olvidadas
Donde negro es el color y el número no existe
Gritaré hasta que quede grabado en el viento
Y mi voz se refleje desde esta montaña
Aunque tenga que andar encima de las aguas
Hasta que esta llamada sea escuchada

Y llegará, llegará, llegará, llegará la tormenta
Que anuncia el cielo
Y llegará, llegará, llegará, llegará la tormenta
Que anuncia el cielo.


A HARD RAIN´S A- GONNA FALL

Oh, where have you been, my blue-eyed son?
Oh, where have you been, my darling young one?

I've stumbled on the side of twelve misty mountains,
I've walked and I've crawled on six crooked highways,
I've stepped in the middle of seven sad forests,
I've been out in front of a dozen dead oceans,
I've been ten thousand miles in the mouth of a graveyard,

And it's a hard, and it's a hard, it's a hard, and it's a hard,
And it's a hard rain's a-gonna fall.

Oh, what did you see, my blue-eyed son?
Oh, what did you see, my darling young one?

I saw a newborn baby with wild wolves all around it
I saw a highway of diamonds with nobody on it,
I saw a black branch with blood that kept drippin',
I saw a room full of men with their hammers a-bleedin',
I saw a white ladder all covered with water,
I saw ten thousand talkers whose tongues were all broken,Ç
I saw guns and sharp swords in the hands of young children,

And it's a hard, and it's a hard, it's a hard, it's a hard,
And it's a hard rain's a-gonna fall.

And what did you hear, my blue-eyed son?
And what did you hear, my darling young one?

I heard the sound of a thunder, it roared out a warnin',
Heard the roar of a wave that could drown the whole world,
Heard one hundred drummers whose hands were a-blazin',
Heard ten thousand whisperin' and nobody listenin',
Heard one person starve, I heard many people laughin',
Heard the song of a poet who died in the gutter,
Heard the sound of a clown who cried in the alley,

And it's a hard, and it's a hard, it's a hard, it's a hard,
And it's a hard rain's a-gonna fall.

Oh, who did you meet, my blue-eyed son?
Who did you meet, my darling young one?

I met a young child beside a dead pony,
I met a white man who walked a black dog,
I met a young woman whose body was burning,
I met a young girl, she gave me a rainbow,
I met one man who was wounded in love,
I met another man who was wounded with hatred,

And it's a hard, it's a hard, it's a hard, it's a hard,
It's a hard rain's a-gonna fall.

Oh, what'll you do now, my blue-eyed son?
Oh, what'll you do now, my darling young one?

I'm a-goin' back out 'fore the rain starts a-fallin',
I'll walk to the depths of the deepest black forest,
Where the people are many and their hands are all empty,
Where the pellets of poison are flooding their waters,
Where the home in the valley meets the damp dirty prison,
Where the executioner's face is always well hidden,
Where hunger is ugly, where souls are forgotten,
Where black is the color, where none is the number,
And I'll tell it and think it and speak it and breathe it,
And reflect it from the mountain so all souls can see it,
Then I'll stand on the ocean until I start sinkin',
But I'll know my song well before I start singin',

And it's a hard, it's a hard, it's a hard, it's a hard,
It's a hard rain's a-gonna fall.


La noticia en El Heraldo de Aragón:

http://www.heraldo.es/index.php/mod.noticias/mem.detalle/idnoticia.5745/relcategoria.308

Página dedicada a Maral, con noticias actualizadas sobre el grupo:

http://www.powerbyjorge.com/amaral/index.html

Página web de Expozaragoza 2008:

http://www.expozaragoza2008.es/