domingo, 30 de marzo de 2008

Cómo tirarlo todo por la borda


Otra temporada para olvidar para el F.C. Barcelona. Los síntomas de decadencia del año pasado no han hecho más que acentuarse a medida que avanzan las jornadas. Partido a partido la sensación de impotencia es mayor. Este equipo se muestra incapaz de reaccionar. Ni la frescura de Bojan ni la rabia de Eto´o son suficientes para ganar los partidos. No es Ronaldinho el único que se ha desentendido del equipo. Los jugadores de 2003, 2004 y 2005 no habrían dejado escapar tantas oportunidades como han tenido para sentenciar la liga. Aquellos jugadores tenían algo que les falta a éstos que deambulan sin rumbo por los campos de fútbol de todo el país: ambición y hambre de ganar. Aquel equipo peleaba cada balón, no bajaba los brazos en ningún momento y mantenía la tensión defensiva hasta el silbido final. El aburguesamiento de casi todos ha conducido a una situación sin retorno. Clasificarse para la siguiente fase de la liga de campeones, si es que se consigue, no puede ocultar los problemas. Hace falta un revulsivo que acabe con la vergüenza de ver arrastrarse a un equipo joven que lo tenía todo para marcar una época y ya no es ni la caricatura de sí mismo.

La debacle del Barça en la prensa de Barcelona:


No hay comentarios: