jueves, 27 de marzo de 2008

Diarios de la calle


Diarios de la calle (Freedom writers) es una película basada en una historia real ocurrida en un instituto de Long Beach, California. La película narra la experiencia de una joven profesora de literatura, que comenzó a trabajar en el Instituto Woodrow Wilson de Long Beach. Como novata, le asignaron una clase integrada por alumnos desahuciados por el sistema. En el aula 203 había un único alumno blanco. El resto eran afroamericanos, latinos y asiáticos. Muchos de ellos pertenecían a bandas juveniles y la violencia era una constante en sus vidas. La profesora Erin Gruwell se sintió al principio desbordada por la situación, pero no dejó de intentar motivar a sus alumnos, hasta que encontró una manera de conseguir su atención: les propuso que empezasen a escribir unos diarios personales en los que relatasen lo que quisiesen. Al mismo tiempo, les hizo leer libros que relataban historias de chicos de su edad que también habían vivido en contextos violentos, como el diario de Ana Frank. La implicación de Erin llegó al punto de buscar otros trabajos para poder conseguir dinero y comprar libros nuevos para sus alumnos o pagar excursiones para todos para que conociesen lugares que les aportasen una nueva visión del mundo y les mostrasen que podían cambiar sus vidas. Erin trabajó especialmente con ellos los temas de la tolerancia y la lucha por los derechos civiles. El cambio que experimentaron sus alumnos fue impresionante y muchos de ellos consiguieron graduarse e ir a la universidad. El título de la película en inglés, Freedom writers, hace referencia al nombre que los chicos pusieron a su grupo y tiene relación con los Freedom Riders, un grupo de activistas por los derechos civiles de los años 60. La película refleja con fidelidad la historia real y el parecido de los actores a los protagonistas reales es bastante notable. Diarios de la calle es ante todo una historia de superación personal, que muestra los profundos cambios que se pueden operar en las personas si se les ofrecen confianza, atención y respeto.

Sinopsis y críticas:


La clase 203 y su profesora crearon años después una fundación con la que tratan de extender su experiencia a otros centros de enseñanza de EEUU. Ésta es su dirección:


No hay comentarios: