domingo, 2 de marzo de 2008

Pequeño rock and roll

Uno de los mejores momentos de Ajuste de cuentas, el disco en directo que Quique González grabó en 2006, fue Pequeño rock and roll, la canción que compartió con Enrique Bunbury. En mi opinión, cuenta la historia de alguien que se siente a gusto en la indefinición, que no es capaz de mostrarse como es y cuya forma de comportarse daña a los demás. Una gran canción para un pequeño cobarde.

PEQUEÑO ROCK AND ROLL

¿Quién te espera en una habitación de hotel?

¿Quién se estrena cuando tú te estrenas también?

Ayer te montaste aquella escena

para ver quién se dejaba querer.

Primero se acercaron dos y luego se borraron.

¿Quién te espera en una habitación de hotel?

¿Quién se estrella cuando tú te estrellas también?

Después, a la hora de la pena, dos gin tonics no te sientan tan bien

y tengo que ofrecerte yo el aire de la calle.

Pequeño rock and roll sudando en el jardín,

nunca quiso ser de nadie.

Ya sé que estás en otra, amor.

Pequeño rock and roll,

ya sé que estás a punto de decirme adiós.

Pequeño rock and roll,

ya sé que estás a punto de decirme adiós.

Pasaban horas muertas en la habitación de hotel,

¿quién te espera? dime, ¿quién te espera esta vez?

Ya ves, todavía me envenena

pero ya no puedo retroceder.

No voy a reventarte yo tu baile de disfraces

Pequeño rock and roll sudando en el jardín,

nunca quiso ser de nadie.

Ya sé que estás en otra, amor.

Pequeño rock and roll,

ya sé que estás a punto de decirme adiós.


Pequeño rock and roll,

ya sé que estás a punto de decirme adiós.


Y mira, fuimos a volar

en un solo paracaídas.

Uno solo va a quedar

volando a la deriva


Pequeño rock and roll

Pequeño rock and roll

Pequeño rock and roll

No hay comentarios: