martes, 8 de abril de 2008

Cinco años sin José Couso




Hoy hace cinco años que el Ejército de EEUU asesinó al cámara de Telecinco José Couso en el Hotel Palestina de Bagdad. Una tanqueta del Ejército de EEUU disparó a los pisos altos del hotel y acabó con la vida de Couso y la del periodista ucraniano Taras Protsyuck y causó heridas a otros tres periodistas. Todo el mundo sabía que el Hotel Palestina no era un nido de francotiradores, sino el lugar donde se alojaban la mayor parte de los periodistas no empotrados en las filas del Ejército de EEUU. Los responsables de la muerte de los periodistas siguen sin ser procesados. Por si fuera poco, el gobieno español ha aceptado las explicaciones del gobierno de EEUU y no tiene intención de presionar para que los responsables, quienes dieron la orden de disparar a los periodistas, cumplan la condena que impone la ley por crímenes de guerra. Desde que comenzó la invasión de Irak, más de 300 periodistas han muerto allí intentando contar al mundo lo que sucede. Salvo cuando la sangre corre como un río por las calles, Irak ha desaparecido de los informativos y en parte es porque se ha convertido en un lugar peligroso para los periodistas, donde se han transformado en un objetivo más para los asesinos de uno y otro bando. La sangría para los periodistas comenzó muy pronto y no es más que una pequeña muestra del horror cotidiano en Irak. El informe del máximo responsable militar en Irak del Ejército de EEUU ante el Senado indica que las cosas no van tan bien como las triunfalistas declaraciones de hace unos días apuntaban y que en estos momentos una retirada no haría más que empeorar las cosas. La decisión de ir a la guerra de hace cinco años sigue cobrándose vidas, continúan acumulándose crímenes que permanecerán impunes. Pero hay que seguir denunciándolo. El silencio es el mayor cómplice de las injusticias y ahora más que nunca se necesitan voces que sigan contándolas, aunque nadie parezca escuchar.

Recuerdo a José Couso en Bagdad:

Informe del general Petraeus en el Senado de EEUU:



2 comentarios:

filomeno2006 dijo...

Hablando con Alfredo Timmermans, responsable de medios de comunicación en La Moncloa me confesó que lo más miserable del caso Couso fue que la víspera le había ofrecido a Juan Pedro Valentín, jefe de Informativos de Tele 5, la evacuación de Couso y los enviados de otros medios en un helicóptero especial proporcionado por los USA, . Valentín le dijo que no, porque El País se iba a quedar y ellos no podían dar la imagen de largarse( Libro "De la noche a la mañana" de Federico Jiménez Losantos, página 305)

Paqui Pérez Fons dijo...

Para mí Jiménez Losantos no tiene ninguna credibilidad, por muy buenos contactos que tenga con anteriores gobernantes. Manipula descaradamente la realidad y en mi opinión no se merece el calificativo de periodista. Se le puede llamar comentarista, agitador o predicador, como a otros que hacen lo mismo en un tono más moderado. Periodistas son Kapuscinski, Lowell Bergman, Seymour Hersh, Amy Goodmann, Robert Fisk, Rosa Mª Calaf, Enric González,Vicente Romero,...

Y respecto a la guerra, los periodistas que van a cubrirlas saben que hay riesgos y ellos o sus jefes deciden hasta qué punto están dispuestos a arriesgar sus vidas. Pueden tener mala suerte y ser alcanzados por uno u otro bando, pero lo de José Couso no fue un error, sino un ataque premeditado contra un edificio en el que se sabía muy bien que había periodistas. Fue un acto de guerra, no una equivocación.

La información es un negocio también y si es cierto lo que cuentas sobre Juan Pedro Valentín, probablemente se haya lamentado muchas veces de no retirar a sus reporteros en aquel momento, pero era lo que debía hacer. Tener un cargo implica responsabilidad y tomar decisiones que tal vez luego se vuelvan contra uno mismo, pero es lo que hay que hacer.

Saludos