martes, 22 de abril de 2008

Contra la madera ilegal


La ONG Greenpeace promueve una iniciativa para que se apruebe una ley que prohiba la importación de madera ilegal y que fomente la explotación sostenible de los bosques. Casi la mitad de la madera que entra en los países de la Unión Europea proviene de la selva amazónica, un entorno teóricamente protegido, pero esquilmado en la práctica. La pérdida de masa forestal pone en peligro la supervivencia de especies vegetales y animales y el medio de vida de millones de personas. Además, los árboles contribuyen a reducir los niveles de anhídrido carbónico de la atmósfera, con lo que talar árboles de forma incontrolada agrava la contaminación medioambiental. La única forma de detener la tala ilegal de árboles es prohibir que la madera ilegal pueda ser vendida en los mercados. Se puede colaborar en la campaña de Greenpeace rellenando el formulario que se encuentra en el siguiente enlace:

No hay comentarios: