martes, 29 de abril de 2008

La despedida de un valiente


Ayer se despidió Jean Ziegler como relator especial de las Naciones Unidas contra el hambre y lo hizo hablando claro, como ha sido habitual en todo el tiempo que ha durado su gestión. En lugar de utilizar los discursos contemporizadores a los que acostumbran los acomodados funcionarios de la ONU, Ziegler denunció las nefastas políticas alentadas por el FMI, el Banco Mundial y la OMC, que siguen condenando a buena parte de la humanidad al hambre, el sufrimiento y la imposibilidad de salir del círculo vicioso de la pobreza. Ziegler atacó especialmente las políticas de fomento de las exportaciones de alimentos como receta para reducir las onerosas deudas externas que pesan sobre muchos países. También pidió una moratoria internacional de cinco años para el desarrollo de los biocombustibles y un mayor control de los mercados de materias primas, donde hacen su agosto los especuladores sin escrúpulos. En su trabajo como relator de la ONU contra el hambre, Jean Ziegler ha recorrido el mundo, ha conocido de primera mano los escenarios de la miseria y también sabe qué medidas funcionan para atajarla, aunque desgraciadamente también ha podido comprobar año tras año la poca voluntad de cambiar las cosas de los poderosos. Las declaraciones de buenas intenciones nunca se concretan en nada. Pero siguen siendo necesarias las voces críticas que les avergüenzan, aunque sólo sea por un instante. Jean Ziegler es autor de dos de los libros más demoledores que sobre este sistema económico que condena sin remordimientos a grandes partes de la humanidad a una vida miserable : Los nuevos amos del mundo y El imperio de la vergüenza. Hay que seguir leyéndole y escuchándole, vaya donde vaya.

Reseña de la conferencia de prensa de despedida de Jean Ziegler:

No hay comentarios: