lunes, 28 de abril de 2008

Mayo 68


Hace unos días Babelia, el suplemento cultural de los sábados del diario El País, dedicó un monográfico a Mayo del 68. Dentro de pocos días se cumplirá el 40º aniversario de la parte más mediática de un movimiento generalizado de protesta internacional cuyo principal punto de coincidencia fue poner en cuestión el principio de autoridad. Tanto en las sociedades opulentas del mundo occcidental como en las sociedades amordazadas de Europa de Este, sometidas a los regímenes del socialismo real, los años 67 y 68 fueron de periodos de efervescencia contestataria. Esta contestación a la autoridad se manifestó de múltiples maneras a lo largo del mundo: contra las leyes de segregación racial y contra la guerra de Vietnam en EEUU, contra el totalitarismo soviético en Polonia y Checoslovaquia, contra normas consideradas discutibles en Berlín y en París, ... En todos estos lugares tuvieron un papel destacado los estudiantes, las primeras generaciones de hijos de obreros que tuvieron acceso a la universidad, pero que se encontraron con que esto no implicaba necesariamente un acceso a los centros de decisión. De todo aquel movimiento de protesta lo más conocido fueron los acontecimientos ocurridos en Francia, aunque hubo hechos de mayor trascendencia posterior en otros lugares del mundo. En el suplemento monográfico de Babelia se abordan distintos aspectos de aquellos días, que permiten hacerse una idea bastante completa de lo que sucedió, sus causas, sus contradicciones y sus consecuencias. En mi opinión los artículos más interesantes son los siguientes:

- "Rebeldes sin causa", la introducción al monográfico, a cargo de José Luis Pardo.


- El análisis titulado "Contestación mundial", de Josep Ramoneda, dividido en cinco bloques: La efervescencia revolucionaria, La dimensión universal, El nuevo sujeto político, Las derrotas y las herencias.


- "Praga y Memphis en mayo", una reflexión de Antonio Muñoz Molina que desmitifica el carácter revolucionario de muchos de los que participaron en el mayo francés y evoca la perplejidad del cineasta checo Milos Forman ante las consignas de los manifestantes franceses, que apelaban ingenuamente al marxismo- leninismo, al trotskismo o al maoísmo como soluciones a todos sus males. Muñoz Molina señala que, en su opinión, fue en Praga o en Memphis, donde en abril de 1968 fue asesinado Martin Luther King, donde realmente sucedieron acontecimientos revolucionarios.


- La contribución de Octavi Martí, que revisa la opinión de diversos pensadores y analistas franceses sobre la vigencia del 68 en la actualidad.


- La reseña de Ignacio Vidal- Folch sobre los acontecimientos de la Primavera de Praga:


El resto de artículos del monográfico:

- Experiencia personal de Juan Goytisolo en París en mayo del 68:


- La matanza de Tlatelolco por Elena Poniatowska:


- Entrevista a Edgar Morin de J. M.Martí i Font:


- Las pintadas en las paredes de París, analizadas por Fernando Savater:

http://www.elpais.com/articulo/semana/elocuencia/paredes/elpepuculbab/20080419elpbabese_7/Tes

- La música de 1968:

- Libros sobre la guerra de Vietnam:

2 comentarios:

EtNeCiV dijo...

Qué artículos tan interesantes.
No entiendo cómo Sarkozy y Rajoy critican tan abiertamente el mayo del 68, con lo que supuso de debatir sobre nuevos derechos...

Paqui Pérez Fons dijo...

Yo estoy en la línea de Muñoz Molina. Creo que se magnificó la importancia de lo ocurrido en Francia. Las pintadas en las paredes y las barricadas en las calles le dieron un aire revolucionario que en realidad no tenía. En cuanto llegaron las vacaciones de junio, el movimiento se desinfló y De Gaulle ganó las elecciones. Fue la parte más mediática de un movimiento de cuestionamiento de un mundo aparentemente próspero, pero ni mucho menos la de mayor trascendencia. Lo de Sarkozy con el 68 fue cuestión de estrategia de campaña. Como se apunta en el artículo de Octavi Martí, Sarkozy podría proclamarse muy bien el típico heredero de mayo del 68, aunque aparezca diciendo lo contrario.

Para mí fue más trascendente todo el movimiento de los derechos civiles de EEUU y sobre todo la contestación de la guerra de Vietnam. Y en Europa, el aplastamiento de la Primavera de Praga me parece también más significativo, por lo que supuso de constatación de que el supuesto paraíso del Este no lo era en absoluto. Pero como siempre en estos temas, lo más llamativo es lo que se acaba llevando el protagonismo. Y también contribuye a que tenga más protagonismo el hecho de que muchos de los que están situados en el poder lo viviesen de una u otra manera.

De todos los artículos de Babelia, creo que el más completo es el de Josep Ramoneda, poque permite hacerse una idea general y al mismo tiempo formarse una opinión crítica sobre todo el ciclo de protestas de finales de los 60.