lunes, 26 de mayo de 2008

Dulces sueños


Se suele decir "que tengas dulces sueños" como deseo de buenas noches cuando alguien se va a dormir. Se desea una noche tranquila, sin pesadillas. En la canción Dulces sueños, sin embargo, el significado es distinto. Se editó en 1985 en Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor salta por la ventana, el primer álbum de El Último de la Fila. Dulces sueños habla de la posibilidad de soñar como válvula de escape de la gris realidad. Los sueños dulces son aquellos en los que cada uno escribe su propio guión, como en las películas o en las novelas. En esos sueños se puede estar acompañado de quien se desea y desterrar todo lo negativo que tiñe la vida de negrura. Pero, como dijo Calderón de la Barca hace más de tres siglos, "los sueños, sueños son", un recurso de emergencia para quienes no tienen nada más.


DULCES SUEÑOS

Nada limpio a qué jugar,

ni objetivos que cumplir;

tus ilusiones morirán...

días grises hasta el fin

y en tus ojos una luz se apaga.

Ojos tristes al mirar los mapas.


Ningún sitio a dónde ir,

ninguno al que regresar.

Nada que te haga reír,

nada que te haga llorar.

El amor de las viejas novelas

murmura un deseo a las estrellas.


Coge mi mano y duerme junto a mí;

si no te importa, me quedaré aquí

hasta el fin.


Sin mirarnos, sin hablar,

veremos el sol salir;

dulces drogas nos dirán

que hay un mar cerca de aquí.

Y en tus ojos otra vez la vida

tiembla en una vela consumida.


Y en el silencio te oigo palpitar;

siempre hay un alba en la que despertar.

Coge mi mano y duerme junto a mí;

si no te importa, me quedaré aquí.


Dulces sueños.

Escondidos de la noche

y de los horrores negros

Dulces sueños

Escondidos de la noche

y de los horrores negros.


En este enlace, vídeo de 1985 del programa Rockopop:

No hay comentarios: