viernes, 23 de mayo de 2008

Están empero


Éste es uno de los textos de Vivir adrede, el último libro editado en España de Mario Benedetti. Como mucho de lo que escribe últimamente Benedetti, trata de la ausencia, de la memoria y del recuerdo de los que ya no están por diversos motivos: porque murieron, porque decidieron desaparecer o porque los desaparecieron. No están físicamente, pero habitan en la memoria y reaparecen continuamente, sin que se pueda hacer nada por evitarlo.


ESTÁN EMPERO

Los que no están, están empero. Cayeron como vamos a caer en nuestra noche. La leve eternidad ya los protege. Quedaron sus palabras, escritas o escuchadas, sus gestos de alegría, sus odas de amargura. Sus manos que aún dialogan a veces con mis manos.

El cielo que ellos vieron me está viendo, celeste. El mundo nos rodea, con ellos o sin ellos. Faltaron en el júbilo, cuando todos lloramos. Faltaron en la pena, cuando todos cantamos.

Si percibo en mi espalda algún abrazo, pienso que pueden ser. Pero no son. Están empero.

Quisiera introducirme en sus ausencias y preguntarles todo: qué se llevaton, qué dejaron. No es bueno convivir con el vacío.

El pasado, colmado de sus rostros, nos castiga y nos premia. Reparte sus consejos, sus reproches. La memoria los junta. Y algo que vale: los que se fueron vuelven en los sueños. Bienvenidos.

No hay comentarios: