miércoles, 21 de mayo de 2008

Pestilente proyecto de ley


La putrefacción de las calles de Nápoles se ha colado hoy en el primer consejo de ministros de la nueva era Berlusconi en Italia. En su primera reunión el gobierno ha aprobado un proyecto de ley que convierte en delito la inmigración ilegal y que prevé castigar a las personas que ayuden a los inmigrantes sin papeles. Por ejemplo, alquilar un piso a un inmigrante sin papeles puede suponer ser condenado a una pena de entre seis meses a tres años de cárcel, una multa entre 100 y 150.000 € y la confiscación de la casa alquilada. El castigo previsto para los inmigrantes sin papeles se establece entre seis meses y cuatro años de cárcel. En vista de la mayoría con la que cuenta la coalición gubernamental tanto en el Congreso como en el Senado italiano, la ley será aprobada sin problemas. Se criminaliza la necesidad de las personas, se las convierte en delincuentes por el hecho de no resignarse a morir de hambre en sus lugares de origen y se les considera responsables de todos los problemas del país. Sin embargo, en el proyecto de ley no se incluye ningún apartado en el que se contemplen las penas que se piensan aplicar a quienes se lucran con el tráfico de personas. La primera medida del gobierno Berlusconi indica bien a las claras la deriva populista y racista de los responsables de administración en Italia. Los aliados de gobierno de Berlusconi no ocultan su ideología ni se avergüenzan ya de decir en voz alta verdaderas barbaridades. Y lo más peligroso de todo es ver cómo el discurso extremista va calando en mucha gente. Resulta inquietante leer los comentarios que ha generado esta noticia en las ediciones electrónicas de algunos diarios españoles. Muchos lectores apoyan el proyecto del gobierno italiano y desearían que aquí se hiciese algo parecido. La podredumbre no es exclusiva de Nápoles.


Proyecto de ley contra la inmigración ilegal y comentarios de los lectores:




"Brutta e povera Italia", artículo de Javier Marías en EPS del pasado domingo:

No hay comentarios: