domingo, 21 de septiembre de 2008

Amarillo, rosa y oro




En menos de 14 meses Alberto Contador ha inscrito sus nombre con letras mayúsculas en la historia del ciclismo. Sólo cuatro grandes ciclistas habían conseguido ganar las tres grandes carreras de tres semanas, el Giro, el Tour y la Vuelta: Jacques Anquetil, Eddy Merckx, Felice Gimondi y Bernard Hinault. El veto de los organizadores del Tour de Francia al equipo Astaná permitió a Contador no sólo disputar el Giro, sino ganarlo. Quedaba la Vuelta y Contador ha vuelto a dar espectáculo en la montaña y administrar la ventaja en las etapas contrarreloj rindiendo a un gran nivel. Sorprende la madurez de un corredor tan joven y se agradece la alegría que ha devuelto al ciclismo. El año próximo, con el regreso de Armstrong al Tour, se prevé un gran espectáculo y seguro que una buena parte de él vendrá de las piernas de Alberto Contador. No hay que perdérselo.

No hay comentarios: