viernes, 10 de octubre de 2008

El peligro de confiar en verdades supuestamente absolutas


BANCO: Demasiado grande para hundirse
TÁCTICA DE McCAIN: Demasiado pequeñas para tener éxito
TOM TOLES: Demasiado peligrosos como para ignorarlos

Nunca hay que subestimar a los demás ni su capacidad para lo mejor y lo peor. La historia y la experiencia demuestran que quienes así actúan y quienes depositan su confianza en los demás sin tomar las debidas precauciones, siempra acaban recibiendo un jarro de agua fría o, como en este momento, un baño de realidad que se convierte en pesadilla.

No hay comentarios: