lunes, 13 de octubre de 2008

El perro tiene razón


El dinero público se utilizará para asegurar los depósitos de los ahorradores, inyectar liquidez en el sistema financiero y evitar que el sistema productivo acabe colapsándose. Eso es lo que se nos intenta hacer creer, pero en realidad se trata de tapar los agujeros creados por la mala gestión de los tiburones económicos mientras quienes de verdad pasan necesidades se quedan sin casa, sin trabajo y sin esperanzas.

Los tiburones y sus grandes ganancias:

2 comentarios:

Alberto dijo...

las medidas que se están tomando sólo ayudan a tapar agujeros de mala manera no?

Paqui Pérez Fons dijo...

De mala manera para la mayoría, pero de una manera perfecta para quienes han provocado esta gran quiebra: ellos se llevan indemnizaciones millonarias cuando abandonan las empresas, se van sin ninguna responsabilidad penal a pesar de haber enviado a la calle a miles de personas y además sus desaguisados son pagados con el dinero de todos. Lee el artículo titulado "Culpables, millonarios e impunes" y escandalízate con los elementos que se encargan de gestionar el dinero que los ahorradores depositan en los bancos con la confianza de que allí estarán a salvo. En EEUU la situación es gravísima, porque el dinero de la jubilación de mucha gente, que cotizaba en forma de fondos de pensiones en la Bolsa, se ha esfumado. Esa gente ha visto como lo que iban a cobrar cuando se jubilasen desaparecía de la noche a la mañana. Ahora tienen que volver a empezar a ahorrar y probablemente tendrán que jubilarse mucho más tarde porque allí el Estado no se hace cargo de las pensiones como aquí. Es un verdadero desastre.
Saludos y gracias por tu contribución.