miércoles, 29 de octubre de 2008

La risa de Marx


El hundimiento de la Unión Soviética y el fin de la Guerra Fría relegaron las ideas de Marx sobre la economía y la política a poco más que una reliquia histórica. Se pusieron de moda las ideas sobre el fin de la historia, con el triunfo del capitalismo y del libre mercado sobre las demás formas de organización económica. Ahora resulta que Marx no se equivocaba en muchas de sus intuiciones y que quienes se llenaban la boca con la desregulación y las privatización son ahora los primeros en reclamar la intervención del Estado para salvarles el culo. El viejo barbudo debe de estar riéndose desde su tumba.


Resumen de El Capital:


Biografía de Karl Marx:


La teoría del fin de la historia de Francis Fukuyama:

3 comentarios:

Javier Fernández dijo...

Ya lo creo que se estará riendo, y Adam Smith estará con las orejas gachas.

Paqui Pérez Fons dijo...

Tal vez, pero nadie ha descalificado tanto las ideas del libre mercado de Adam Smith como lo fueron los análisis de Marx. Nadie habla de acabar con el capitalismo, sino de "refundarlo", que como mucho sería volver a lo que se conoció como Estado del bienestar, pero ni mucho menos acabar con él. Hay demasiado en juego. Saludos y gracias por tu visita.

Anónimo dijo...

Al final se vuelve a Keynes