domingo, 26 de octubre de 2008

Ni Dios ni patria (pero Barça sí)


El lema de los carlistas en España era "Dios, patria y rey". En Marruecos es el mismo. Un chaval marroquí escribió en la pizarra de su colegio "Dios, patria, Barça". Le han condenado a 18 meses de cárcel por faltar al respeto al rey Mohamed VI. Los tiranos se retratan con este tipo de decisiones. Una simple travesura trunca la vida de un joven aplicado que estaba a punto de terminar el bachillerato, mientras miles deben subirse a una patera en busca de un futuro mejor porque su rey, que manda mucho, no tiene ni tiempo ni ganas de tomar decisiones que aporten trabajo y educación para la mayoría de la población. Una situación surrealista que haría reír si no fuese por la triste realidad que se encuentra detrás.

Más información:


No hay comentarios: