sábado, 22 de noviembre de 2008

Crónicas birmanas


Guy Delisle es un dibujante canadiense cuya compañera trabaja en la sección francesa de Médicos sin Fronteras. En 2005 su compañera fue destinada como cooperante a Myanmar (antigua Birmania) y los dos se trasladaron allí con su pequeño hijo Louis. La familia se instaló en Rangún, donde permanecieron un año. Delisle aprovechó para realizar una novela gráfica que recoge sus experiencias en este país tan aislado. Crónicas birmanas no es sólo el relato de un año en la vida de la familia Delisle, sino un interesante documento para conocer diversos aspectos de la sociedad birmana: el agobiante calor húmedo del ambiente, las creencias religiosas, la férrea censura de los medios de comunicación, las absurdas prohibiciones de la junta militar, la prosperidad de los clanes cercanos al poder, las carencias de la población autóctona, los escasos escrúpulos de las grandes multinacionales a la hora de hacer negocios, la buena vida que se dan muchos trabajadores de las organizaciones internacionales, las dificultades para sacar adelante proyectos humanitarios, los dilemas que se plantean cuando hace falta seguir el juego a los dictadores para poder cumplir los objetivos, la vergüenza que manifiestan muchos birmanos por las condiciones en las que se encuentra el país bajo el yugo de la junta militar, el arresto domiciliario de la premio Nobel Aung San Suu Kyi, el traslado de la capital al centro del país por la paranoia de los militares golpistas,... En una historia aparentemente sencilla como es la crónica de un año de su vida, Delisle cuela un montón de datos sobre un país del que sólo llegan noticias muy de vez en cuando. Ello hace de Crónicas birmanas una lectura entretenida y también recomendable para conocer un poco más de la realidad birmana.


DELISLE, Guy, Crónicas birmanas, Editorial Astiberri, Bilbao, 2008

La capital secreta de Myanmar:

No hay comentarios: