domingo, 28 de diciembre de 2008

Para despedir el año


... y unas cuantas cosas más.

El intercambio (Changeling)


La violenta historia del cuerpo de policía de la ciudad de Los Ángeles no se reduce a los últimos años, sino que se pueden encontrar muestras de su oscuro pasado buceando en los archivos y en las crónicas periodísticas. Clint Eastwood eligió un suceso real para su película El intercambio (Changeling), protagonizada por Angelina Jolie. Eastwood utiliza de suevo su experiencia y su capacidad de síntesis para narrar la historia de Christine Collins, una madre soltera cuyo hijo desapareció y a la que la policía le entregó un niño desconocido, al tiempo que trataron de coaccionarla para que aceptase la mentira y dejase de cuestionar la versión oficial. En su lucha Christine Collins contó con el apoyo de un reverendo (interpretado por John Malkovich) empeñado en denunciar los abusos de poder de la policía de Los Ángeles. La historia que cuenta El intercambio se inscribe dentro de la línea de otras películas, como Erin Brokovich, de Steven Soderbergh, o Legítima defensa, de Francis Ford Coppola, en las que la tenacidad de una persona pone en cuestión un sistema injusto y hace tambalearse las estructuras sobre las que se sustenta la impunidad de los poderosos. En este caso, la motivación de la protagonista es su negativa a creer que ha perdido a su hijo para siempre. Ello la llevará a soportar castigos y humillaciones que no conseguirán doblegar su voluntad no hacerla desistir de su denuncia. Angelina Jolie interpreta de forma convincente a esta madre que se niega a rendirse y está acompañada por un solvente grupo de actores poco conocidos. Tal vez El intercambio no esté a la altura de las mejores películas de Clint Eastwood, pero cuenta una historia interesante y entretenida y aporta diversos elementos para la reflexión, como la concepción machista de la salud mental de las mujeres, la utilización de la prensa o la manipulación de la verdad para ocultar la negligencia y la falta de eficacia.


Sinopsis y crítica:



Entrevistas a Clint Eastwood:


sábado, 27 de diciembre de 2008

Masacre en Gaza


Después de seis meses de tregua en los territorios palestinos, ésta ha sido la respuesta del gobierno israelí. No les basta con tener Gaza sometida a un bloqueo que pone en peligro la vida de muchos inocentes. Sus planes van más allá. El ataque a la franja en cuanto la tregua terminase era un hecho anunciado desde hace semanas en los medios de comunicación. Frente a las piedras y los rudimentarios cohetes que lanzan los palestinos, el ejército israelí ha desatado sobre la franja un ataque militar premeditado, que ya se ha llevado por delante la vida de más de 200 personas. Con la llegada de la noche los bombardeos se han repetido. Como de costumbre, no pasará nada. La UE y la ONU no tienen ninguna fuerza política y el gobierno de EEUU, sea del color que sea y hagan lo que hagan, se mantendrá del lado de Israel. ¿Quiénes son los verdaderos terroristas?

Más información en:



¿Quién tirará del carro?


Romeu lo ve muy claro en su viñeta de hoy (en blanco y negro, porque, aunque no lo parezca, la mayoría de los trabajadores del diario El País están en huelga. Las huelgas ya no son lo que eran). Quienes tendrán que "arrimar el hombro" y "tirar del carro" son los españolitos de a pie, porque a los mandamases ni se les ocurre reducirse el sueldo o trabajar más horas. El que menos trabaja en España tendrá el año que viene 8,90 millones de € a su libre disposición porque así lo han decidido los representantes de la mayoría de los ciudadanos. "Sólo" le han subido la asignación un 2,7% respecto al año pasado.

Más información en:

viernes, 26 de diciembre de 2008

Tortura legalizada



La economía está cayendo en picado
Y el presupuesto federal se va a pique lo mires por donde lo mires
La nación está dividida y a la deriva
La política exterior es un caos
El planeta se está muriendo

BUSH- Entonces supongo que mi trabajo aquí ya está hecho

TOM TOLES: Ha sido una especie de tortura legalizada

Vistos en perspectiva, los años de George W. Bush en la Casa Blanca han sido una cascada de despropósitos. Sólo la guerra de Irak sería suficiente para emborronar el mandato, pero ha habido tanto y tan malo que Tom Toles califica la era Bush como una etapa de tortura legal, acorde con el espíritu de la administración que convirtió a los prisioneros de guerra en sujetos sin derechos y hundió el sistema económico con su afán desregulador.

martes, 23 de diciembre de 2008

2008, grandes y sorprendentes hallazgos

En el banquete de navidad 2008 de los banqueros de América:
- Pero primero un brindis por todos los pobres que hicieron esto posible
- !Por los pobres!
- !Por los viejos pobres y por los nuevos pobres!
- Por los pobres luchadores y por los desahuciados!
- !Y por los pobre que pagan impuestos!
- Les deseamos una feliz navidad
- Que les follen
- Puck: Y por vuestros bonos y vuestros jets privados.

(VIÑETA DE PAT OLIPHANT)


Las oportunidades que ofrece la vida de seguir aprendiendo cosas son inagotables. En este artículo de opinión de José Mª Izquierdo en el diario El País de hoy aparecen algunas de las enseñanzas de 2008. Probablemente muchas de estas verdades ya las intuíamos, pero la realidad se ha encargado de confirmar nuestras sospechas.




2008, GRANDES Y SORPRENDENTES HALLAZGOS
JOSÉ MARÍA IZQUIERDO

Misántropo por trabajado carácter, anticonsumista por ideológica convicción y ateo por sentido común, José K. vive muy mal el periodo de navidades, cada vez más dilatado y más agresivo. Se le tuerce el rictus cuando oye hablar de las entrañables fiestas, se ciega con tanta luminiscencia callejera, que se paga con sus impuestos, y echa a correr si alguien en su proximidad intenta cantar un villancico o pronuncia las palabras Nochebuena, Navidad, Nadal, Zorionak, con ese melifluo tono de quien en realidad está pensando en el amor universal. Tanta felicidad a su alrededor, sin embargo, no evita que José K. ande preocupado estos días por algunas cosillas. Por ejemplo, se sume en la inquietud por saber si los hijos -Andrew y Mark- y nietos del señor Bernard Madoff, si los hubiera, tendrán al menos una pequeña porción de pizza y una coca-cola light para celebrar la Nochebuena, dados los difíciles momentos por los que atraviesa esta atribulada familia. Es éste un caso de estafador que nuestro amigo encuadra en la categoría de tontilisto. Listo por su capacidad para embaucar a tantísimo multimillonario, pero tonto por la misma razón. Se puede timar a miles de descamisados de Alabama -un suponer- porque policías, fiscales y jueces mirarán convenientemente hacia otro lado para no investigar un carajo. Pero estafar a los más ricos del lugar lleva aparejado, como se ha visto, que el FBI se cabree, investigue y espose. Súmese, pues, el señor Madoff al chóped de Navidad, como lo han hecho aquellos otros arruinados rufianes de Lehman o Citigroup que ustedes ya conocen. ¿Serán tantas las estrecheces que ellos sufran como las que han de pasar los tres millones de parados de nuestro país?

Así que José K. ni siquiera ha querido acercarse a su café de siempre, lleno estos días de guirnaldillas doradas, unas campanitas horrendas, nieve de espray y unos papanoeles ridículos. Se ha quedado en su casa, y así, aislado de la humanidad, con el televisor bien apagado, ante tanta y tanta estulticia, nuestro amigo repasa el 2008. Año duro, sí, pero a su modesto entender, adornado de grandes descubrimientos. No pasa mes, quincena o semana sin que la luz de la novedad deje de irrumpir en su cerebro todavía despierto. Mundiales y domésticos, los hallazgos se han multiplicado. Ha descubierto José K., por ejemplo, que los estadounidenses ya no son racistas -Martin Luther King fue un mal sueño-, que los ultraliberales se abrazan a El Capital así les falte un dólar, y que los iraquíes están tan contentos con Bush que le tiran zapatos para que los llene, una vez más, de oro, incienso y mirra.

Pero uno de sus mayores descubrimientos de 2008 ha sido que los Estados son poseedores de un dinero ilimitado, una fábrica de chorros monetarios que desconocíamos. Sus arcas son cuevas profundas que arrancan en la superficie terrestre y llegan hasta sus antípodas. Dentro, millones y millones de billetes. Cualquier cantidad que se le ocurra a los peticionarios, preferiblemente si son bancos, y mejor con una dirección que se haya demostrado fraudulenta e inepta, ellos la tienen. Pongan el número de ceros al final que se les pase por la cabeza; da igual, está bien, eso lo tenemos. Tenemos la lámpara de Aladino y además sin las odiosas tres limitaciones, dicen los gobernantes. Sumemos sólo las principales cifras de Estados Unidos: 140.000 millones de euros para Freddie Mac y Fannie Mae; 117.500 para AIG; 540.000 del primer plan de rescate (aquel ángel de la providencia de hace un par de meses que ya no sirve para nada: ¿se acuerdan?); casi 16.000 para Citigroup y 615.000 para el segundo plan y otros 12.000 para la industria del automóvil. Sumen a ello el nuevo anuncio del presidente electo Barack Obama de comprometer, aproximadamente, otros 500.000. Así, a ojo, más de dos billones de euros. Pero es que en Europa ya se llevan, entre los 95.000 millones de euros de Reino Unido, los 58.000 de Alemania, los 50.000 de España y otras cantidades menores, más de 250.000 millones de euros, sin contar los avales bancarios, las ayudas a las familias con paro o problemas para pagar la hipoteca, etcétera, etcétera. Una broma, una risa. Hombre, no alcanza para luchar contra el hambre, pero para apuntalar el capitalismo occidental ya nos llega.

Otro importante hallazgo de José K. ha sido constatar lo que él denomina "el misterio bituminoso". Esto es, que este año han ocurrido gigantescos movimientos telúricos, importantísimos terremotos en el subsuelo, gravísimas alteraciones de ingentes cantidades de moléculas de carbono, hidrógeno, nitrógeno o azufre de los hidrocarburos, sin que nos diéramos cuenta. Sorprende descubrir que ningún geofísico haya detectado alteraciones extraordinarias de las capas anticlinales de los yacimientos, o que biólogos y químicos no hayan advertido mutaciones de las bacterias anaerobias que hacen que el petróleo sea lo que es. Porque algo así ha tenido que ocurrir. Cómo, si no, es posible que el precio del barril de brent alcanzara los 147,27 dólares el 11 de julio, y hoy estemos por debajo de los 50. José K. estudia detenidamente los datos y no observa razones objetivas. Ningún país productor importante, Arabia Saudí, por ejemplo, ha cortado, ni poco ni mucho, el suministro, hasta que el miércoles tomara la OPEP drásticas medidas, agobiados por tanto chapapote. Tampoco los cielos se han vaciado de aviones, los mares de cargueros, las carreteras de coches, y ni tan siquiera las fábricas, por ahora, han dejado de producir de una manera tan radical. Ni en Occidente ni en India ni China. ¡Ha caído 100 dólares en cuatro meses! Nuestro amigo sonríe de medio lado. Él no tiene dudas. Y murmura: nadie va a creer, claro, faltaría más, qué tontería, que esto sea cosa de los especuladores mundiales y de los dueños de los mercados...

Pero también en el ámbito doméstico José K. ha hecho grandes hallazgos. Ha descubierto, por ejemplo, vaya por Dios, que la izquierda no quiere la reconciliación y se dedica frenéticamente a buscar huesos: perdone usted a mi padre por ocupar con sus cúbitos, fémures y parietales alguna de sus calzadas. Déjenlo ya, qué afán con remover el pasado, dicen las gentes de derechas. Es curioso. Es la izquierda que estuvo machacada durante 40 años la que no quiere reconciliarse. Qué cosas. Porque la derecha, claro, siempre ha anhelado esa reconciliación, como los torturadores chilenos con sus víctimas. Y así, han reconocido la perversión intrínseca de la dictadura que ellos sostuvieron, acabaron con todos los símbolos franquistas, incluido el Arco de la Victoria en la Ciudad Universitaria madrileña, y se aprestaron a facilitar a todos aquellos familiares de fusilados por las tropas franquistas el hallazgo de dónde podían estar enterrados, como ganado, su padre, su madre o sus abuelos. Y, lógicamente, pidieron perdón. Cree José K. que si no hicieron tales cosas, y no recuerda que lo hicieran, bien harán en callarse y lograr, como mucho, que no se les rememore a todos ellos, día a día, hora a hora, dónde estuvieron y cómo actuaron durante esos años de oprobio. Conviene al partido que tiene un líder que no deja de pisar charcos, y una promesa de líder que los pisa de sangre, y no de barro, como su jefe nominal, que deje de dar la murga en la santa compaña de la Iglesia, ejemplo de caridad que santifica a sus muertos y deja en las cunetas los de sus enemigos. Porque así es como ha descubierto José K. -aleluya, aleluya- que aquella amnistía arrebatada a las autoridades en la transición, en manifestaciones con muerto un día sí y otro también, en realidad se hizo para amnistiar a los servidores del dictador. Tan machacados estaban de no bajarse del sillón oficial, pobres, que hubo que ganarse a pulso aquella ley no para sacar de la cárcel a los sindicalistas, socialistas o comunistas que estaban presos por millares, no, sino para que no entraran en ella los represores del régimen franquista. ¿No es para partirse de risa?

Y por poner nombre y apellido, José K. ha hecho un último hallazgo, no por microscópico menos relevante. Se trata de la astral conjunción de banqueros, gasistas, presidentes de cajas de ahorro, ministros, y hasta rusos en tropel, para lograr, unidos de la mano en multitudinaria marcha por grandes alamedas, un único objetivo: que un señor que se dedica a incontables negocios y se llama Luis del Rivero siga siendo siempre, pero siempre, siempre, inmensamente rico. ¿Alguna cuenta donde depositar un modesto óbolo para tan justa causa?
* Luis del Rivero es el dueño de Sacyr.

lunes, 22 de diciembre de 2008

Lo mismo digo


Excepto en lo del Tour, coincido punto por punto con el sufridor del diván.

domingo, 21 de diciembre de 2008

El primer paso para la verdadera revolución


Bolivia ha erradicado en tres años el analfabetismo en su territorio. Con la colaboración de miles de voluntarios llegados desde Cuba y Venezuela, el gobierno de Evo Morales ha conseguido reducir el analfabetismo a menos del 4%. De esta manera, Bolivia se convierte en el tercer país de América Latina sin analfabetos, junto con Cuba y Venezuela. El próximo objetivo es contribuir a eliminar el analfabetismo de otros países que han solicitado colaboración en este sentido: Nicaragua y Paraguay. La verdadera revolución no se hace con armas ni con sangre, sino, como decían los ilustrados hace más de dos siglos, iluminando con las luces de la razón las tinieblas del mundo. La verdadera revolución empieza por las mentes y acceder al conocimiento implica la auténtica transformación de las personas, aunque parece que esto se haya olvidado en casi todo el mundo.


Más información sobre la campaña de alfabetización de Bolivia:



El retroceso de la lectura en Rusia:

sábado, 20 de diciembre de 2008

A buenas horas, mangas verdes

CAJA DE LAS PREGUNTAS:

PREGUNTA: ¿Cuál es la versión actualizada de "a buenas horas, mangas verdes" (cerrar la puerta del establo después de que se haya escapado el caballo)?

TOM TOLES: ... después de que el presidente del banco se haya escapado.

(en la puerta de la caja fuerte del banco saqueado: REGULACIÓN)


Ahora, cuando las arcas están vacías, los pregoneros de la desregulación apuestan por la regulación. Los lobos estuvieron a cargo de vigilar el rebaño de ovejas y ahora, cuando ya se las han comido todas, piden que venga un pastor a sustituirles y que compre más ovejas con el dinero de todos. Sorprende la habilidad que tienen algunos para que convencer a los demás de que se hagan cargo de los problemas que crearon porque no se puede hacer otra cosa.


Origen de la expresión "A buenas horas, mangas verdes":

Esa inmensa galaxia


Éste es uno de los libros incluidos en la colección Esa horrible ciencia de la Editorial Molino. Esta colección trata de acercar de forma entretenida a los más jóvenes algunos de los temas que aparecen en los programas escolares. Pero los libros aportan también conocimientos atractivos para todos aquellos interesados en ampliar su cultura científica. En Esa inmensa galaxia el tema principal es el universo y más en concreto la Vía Láctea y el Sistema Solar. En el libro se aprende a distinguir los diversos astros que se pueden encontrar en el universo, cómo se pueden localizar en el cielo, los principales descubrimientos de los viajes espaciales y además se incorporan detallados informes sobre los planetas del Sistema Solar. También se aportan datos sobre las distancias en el universo, los nombres de las constelaciones y la manera de localizar los principales astros desde ambos hemisferios. Toda esta información es presentada de forma amena y didáctica, lo que convierte la lectura en un entretenimiento y al mismo tiempo en un aprendizaje.


POSKITT, Kjartan, Esa inmensa galaxia, Colección Esa horrible ciencia, Editorial Molino- RBA, Barcelona, 2006

Reseña del libro:


Propuesta de actividades para realizar tras la lectura del libro:



viernes, 19 de diciembre de 2008

De vergüenza


Nos estamos acostumbrando a las cifras mareantes, que además conducen a un ocultamiento de la realidad. Lo cierto es que hay dinero para todo excepto para uno de los temas más urgentes que se encuentra en la raíz de otros problemas contemporáneos. Con una ínfima parte de lo que se ha malgastado en los mercados financieros, en fraudes multimillonarios y planes de rescate de más de doce cifras, se podría construir un futuro para todo el mundo. Pero eso parece no interesar a nadie, tal vez porque resulta más rentable que más de dos tercios del planeta se mueran de hambre y sean el combustible con el que se alimenta la maquinaria del consumo de los países ricos.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Piedras


Como se ha comprodado en Grecia en la última semana, la falta de futuro hace llover piedras cuando menos se espera. Sólo es necesaria una chispa para poner en marcha un auténtico incendio, que se convierte en una buena opción para quienes tienen los bolsillos vacíos y la cabeza ociosa.

La pesada carga que arrastramos



Si en los países privilegiados las cosas están mal, imaginemos cómo es la vida en el resto del mundo.

Otro esquema piramidal

- Sólo otro esquema piramidal.
- Pero todavía conservamos nuestras primas ¿no?
ARROGANCIA
CORRUPCIÓN
AVARICIA
DE WALL STREET

Como bien refleja Tony Auth en su viñeta de hoy, además del mudialmente famoso timo de Madoff existe otro sistema piramidal que han estafado a millones de personas en todo el mundo: los apostadores de Wall Street y otros antros similares, cuya avaricia y arrogancia han llevado a la quiebra del sistema de "libre mercado". Sus desaguisados quedarán sin castigo y seguirán cobrando sus multimillonarias primas, mientras millones de personas sufren las consecuencias de sus jueguecitos y de la falta de control de los que deberían haber vigilado el buen funcionamiento del sistema. Los ricachones que invirtieron su dinero con el tal Madoff no han sido los únicos estafados. La estafa nos ha alcanzado a todos.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Una tormenta de zapatos


!!Llegando!!

Mountazer al Zaidi, el periodista iraquí que lanzó sus zapatos a Bush, resumió con un gesto airado toda la rabia e impotencia acumuladas contra quien durante ocho años ha sido la cara visible de los amos del mundo. Por ello no es de extrañar que mucha gente haya visto con simpatía su "ataque" y que el lanzamiento de zapatos se haya convertido en un símbolo de la resistencia al invasor, que no ha aportado ni paz ni prosperidad a los iraquíes y ha convertido el mundo en un lugar mucho más inseguro. George W. Bush se merece como "regalo" de despedida no un par de zapatos, sino toda una tormenta de zapatos, como dibujó hace unos días Jeff Danziger.

La repercusión del zapatazo en Irak:


Reflexiones sobre el tema de los profesores Cruz y Delgado en "Pensar por pensar" en La Ventana de la Cadena SER:


Más bien caspa


Ha nevado mucho estos días, pero con frecuencia además se añade la caspa de costumbre y más en estos días de insoportable falsedad y de alegría forzada, y todo aderezado con un consumo desaforado. Prefiero la nieve que cae del cielo.

jueves, 4 de diciembre de 2008

Un gesto para la historia


Tommie Smith, uno de los atletas negros que en los Juegos Olímpicos de México levantaron el puño enfundado en un guante negro como protesta contra la discriminación que sufrían los negros en EEUU, recibió ayer el premio a los valores universales del deporte, entregado por el diario deportivo As. Su gesto transformó su vida en un sentido negativo, pero tuvo una repercusión incalculable en todo el mundo y puso en el primer plano la lucha por la igualdad de derechos que llevaba años desarrollándose en su país. La entrevista que se publica hoy el diario El País merece realmente la pena como testimonio de una vida ejemplar.

Entrevista a Tommie Smith:

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Dan ganas de quedarse dentro

Dentro del túnel está oscuro, pero fuera las cosas tampoco están mucho mejor. Y en días como hoy, todo parece mucho más oscuro aún.

martes, 2 de diciembre de 2008

Desvergüenza


Ya no sorprende, pero resulta irritante que tanto el gobierno actual como el anterior sigan negando la evidencia sobre los vuelos secretos de la CIA, que unos aprobaron y otros aceptaron sin rechistar. Las pruebas son indiscutibles, pero lo único que saldrá de todo esto es un nuevo duelo de descalificaciones entre los dos partidos mayoritarios. De dimisiones o reconocimientos de responsabilidades, nada de nada. Eso aquí no se estila.
SECRETOS
ENRIC GONZÁLEZ

Paso mucho apuro ante el espectáculo de una persona que, por dinero o por lo que sea, se ve obligada a decir tonterías en público. Ese defecto me impide disfrutar de buena parte de la programación televisiva, y complica mi derecho a ejercer un sagrado derecho cívico: la carcajada ante el gobernante ridículo. Superada la inicial vergüenza ajena, reconozco que a veces lo paso bien con el programa Zapatero presenta nuevas medidas contra la crisis, que suelen emitir dentro de los informativos y que habrá superado ya los cien episodios, y con el programa que le complementa, Rajoy considera insuficientes las nuevas medidas; ya sé que son cosas mías, pero se me escapa la risa cada vez que Rajoy dice "timorato".

A eso, como digo, he ido acostumbrándome. Se trata de la única ventaja conocida de las crisis económicas: el ciudadano las pasa canutas, pero al menos los políticos, que ni saben ni pueden hacer gran cosa, soportan la humillación ritual de salir en la tele diciendo gansadas.

Con lo de los vuelos de la CIA, sin embargo, no creo que llegue a poder. En cuanto un ministro, o un presidente del Gobierno, cuenta el chiste viejísimo de "me he enterado por los periódicos" (¿se acuerdan de Felipe?), yo me borro. Me da bochorno.

Ahora resulta que ni el Gobierno del PP, que dio las autorizaciones para las escalas en España de los vuelos a Guantánamo, ni el Gobierno del PSOE, que las mantuvo mientras montaba pajarracas para despistar, sabían nada de nada. Y esto es sólo el principio. Ya verán cómo esta gente lo niega todo, por más evidencias que surjan. Es lo que tiene la diplomacia secreta.

En otros países, la comedia se hace con más gracia. Cuando se descubrió que en 2003 el espionaje italiano había ayudado a la CIA a secuestrar en Milán a un ciudadano egipcio, el entonces ministro de Defensa, Antonio Martino, un hombre decente y con sentido del humor, hizo una declaración formal ante un periodista: "Primero, yo no sé nada de ese presunto secuestro; segundo, le recuerdo que hablando de él vulnera usted la ley de secretos oficiales y comete delito". Italia es otra cosa.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Storytelling. La máquina de fabricar historias y formatear las mentes


El investigador francés Chiristian Salmon aborda en su último libro una estrategia de moda en los últimos años en diversos campos: el llamado storytelling, es decir, la estrategia de contar historias con el fin de convencer a los demás y al mismo tiempo evitar que piensen por sí mismos. El contar historias ha acompañado desde siempre a la humanidad, pero en las últimas décadas muchos han transformado el arte del relato en un negocio con diversos fines según el campo en el que se aplique. Salmon comienza su exposición en el mundo de la publicidad, donde los diseñadores de las campañas de las grandes marcas llevan años recurriendo a las historias personales para vender sus productos. También analiza cómo el storytelling se extendió a la estructura interna de las empresas y cómo los propagadores de la nueva moda empezaron a ser reclamados en todas partes para "contar" sus experiencias. Sin embargo, en mi opinión lo más interesante del libro llega a partir del capítulo 5, cuando Salmon analiza el storytelling aplicado al mundo de la política. Su análisis se centra principalmente en EEUU, aunque también hay algunas referencias a la última campaña electoral francesa, donde Sarkozy y Royal compitieron utilizando las mismas armas que llevan años empleándose en EEUU. Lo que importa, más que las ideas, es tener una buena historia que contar, algo que conmueva, que apele a los sentimientos de aquellos a los que va dirigida. Lo de menos es que sea una historia real o inventada, porque lo que realmente se busca es que aquellos a los que va dirigida piquen el anzuelo. Salmon cita una frase muy conocida de Karl Rove, el estratega que dirigió las dos campañas electorales de George W. Bush, que define a la perfección lo que significa el storytelling aplicado a la política. En una entrevista con el periodista Ron Suskind declaró: "Ahora somos un imperio y cuando actuamos, creamos nuestra propia realidad. Y mientras usted estudia esta realidad, juiciosamente como desea, actuamos de nuevo y creamos otras realidades nuevas, que asimismo puede usted estudiar, y así son las cosas. Somos los actores de la historia. (...) Y a usted, a todos ustedes, sólo les queda estudiar lo que hacemos". La realidad, la verdad, ya no es lo importante, sino lo que se percibe como real, que puede ser perfectamente un entramado ficticio, una recreación virtual de la realidad o una pura invención. Lo importante para los spin doctors, los hacedores de las historias que cada día llenan la agenda informativa, es llevar la iniciativa, tener el control del relato y si hay fragmentos de realidad que convengan para sus historias, los utilizarán y en caso contrario, inventarán otros. Storytelling advierte de todas estas estrategias y aporta datos interesantes de cómo se recurre a ellas en cada vez más campos, como por ejemplo en el entrenamiento militar, con los problemas que esto comporta. Los primeros capítulos son menos interesantes, pero vale la pena llegar hasta el final.


SALMON, Christian, Storytelling. La máquina de fabricar historias y formatear las mentes, Ediciones Península, Barcelona, 2008.


Sinopsis y primer capítulo en PDF:



Entrevista a Christian Salmon:



Crítica de Vicente Verdú en Babelia: