jueves, 18 de diciembre de 2008

Piedras


Como se ha comprodado en Grecia en la última semana, la falta de futuro hace llover piedras cuando menos se espera. Sólo es necesaria una chispa para poner en marcha un auténtico incendio, que se convierte en una buena opción para quienes tienen los bolsillos vacíos y la cabeza ociosa.

2 comentarios:

Pan dijo...

Pues yo porque no me acompañen mis compañeros pero a que tarambana y eurogilipuertas se le ocurre que además de los 5 años de carrera tengamos que hacer otro más para preparar oposiciones en lugar del CAP dos veces a la semana durante 2 meses. Si te encontrases con algo fijo o con unos índices altos se podría hasta aceptar pero así NO! es indignante!!!

Paqui Pérez Fons dijo...

Hoy en el diario El País hay un informe sobre el Plan Bolonia que te puede interesar:

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Bolonia/dinero/estupido/elpepisoc/20081226elpepisoc_1/Tes

En las últimas semanas ha habido un debate muy interesante en el periódico sobre el CAP, con defensores y detractores. Lo del CAP tal y como estaba organizado, no servía de nada. La única ventaja era que podías hacerlo en poco tiempo, pero la única manera de aprender es estar en un instituto día a día, compartiendo el curso con alumnos y profesores y lo malo (y también lo bueno) de este trabajo es que nunca se deja de aprender y que muchas veces, si te dejas, son los alumnos quienes te enseñan a ti. En los años 60 y 70 duraba un año y consistía en acompañar a un profesor durante todo el curso, participando e la corrección de exámenes, en las evaluaciones y en todas las reuniones. Sea como sea, espero que, si quieres, lo hagas conmigo. Te aseguro que aprenderemos mucho.

Respecto al tema de la viñeta, creo que veremos muchas piedras el año próximo. La cosa está muy mal. Todo son llamamientos desde confortables despachos a arrimar el hombro y tirar del carro, pero los bancos cogen la pasta y no dan créditos a los consumidores y las listas del paro siguen añadiendo nombres. Por eso, en momentos de incertidumbre se agradece tener un trabajo fijo, aunque cueste mucho conseguirlo, los requisitos que haya que cumplir sean exigentes y los "clientes" a veces den mucha guerra. Ya verás que si insistes, si no te rindes, acabarás consiguiéndolo. Saludos.