jueves, 29 de enero de 2009

Desempleo y rescates financieros


¿Has visto a algún banquero sin trabajo entre esta multitud?

En todo el mundo la crisis se está manifestando en la pérdida de puestos de trabajo. Pero, como señala Pat Oliphant en su viñeta, no hay banqueros en las colas de las oficinas de empleo o a las puertas de las instituciones de caridad. El dinero que han proporcionado los distintos gobiernos a los bancos en dificultades no está llegando a quienes verdaderamente lo necesitan en forma de créditos. Hace unos días en EEUU se produjo un enorme escándalo cuando se comprobó que el Citigroups había utilizado parte de los fondos de ayuda para comprar jets privados: hay más escándalos en relación al dinero que ha salido del bolsillo de los contribuyentes y no está revirtiendo en quienes realmente lo necesitan. Lo que se entiende menos es nuestra enorme capacidad de aguante.
Más información:

domingo, 25 de enero de 2009

Mal de escuela


Daniel Pennac es uno de los escritores franceses de más éxito. Antes de dedicarse por completo a la escritura, trabajó durante 25 años como profesor de lengua y litertura en diversos institutos de secundaria. Pero antes de convertirse en profesor, durante sus años de escuela e instituto, g¡fue un mal alumno, lo que él califica como un zoquete. A pesar de los desvelos de su familia y de sus propios esfuerzos, no conseguía salir adelante. Sus calificaciones eran pésimas, no lograba sumergirse en el conocimiento y sus intereses se encontraban fuera de las clases. En Mal de escuela Daniel Pennac recupera sus sentimientos infantiles y juveniles y explica cómo consiguió despertar y convertirse en enseñante. Al mismo tiempo utiliza su experiencia como zoquete y como docente para escrutar los recursos de los que dispone la escuela para sacar de la ignorancia a los alumnos perdidos. El libro es un hermoso canto a la capacidad de la educación para cambiar la vida de las personas, especialmente de aquellas que tienen menos posibilidades en la vida. También aporta un interesante análisis sobre la escuela de hoy, sus problemas, la importante labor de los profesores y la necesidad de cambiar de perspectiva respecto a los alumnos que no alcanzan la "media". Pennac afirma que se califica como alumnos normales a los dóciles, los que se someten sin dificultades a los requerimientos de los profesores, y se señala como "zoquetes" o "disruptivos" a los que no encajan en la imagen idealizada que nos hacemos de los alumnos. El autor considera que se olvida que enseñar nunca fue una tarea fácil, que se requieren los cinco sentidos, una buena salud física y mental y una extraordinaria capacidad para conseguir conectar con la mayoría de los alumnos, incluidos los zoquetes. Para ello, Pennac señala que la importancia de no perder nunca el sentido de la ignorancia, es decir, qué es no saber nada de un tema y saber empezar desde cero para enganchar a los alumnos perdidos en el océano del desconocimiento. Hay dos historias realmente emocionantes en el libro sobre el papel de los maestros: una se refiere al tío abuelo de Daniel Pennac, maestro en Córcega, que recorría los montes "cazando" a los alumnos que habían faltado a la escuela obligados por sus padres para que les ayudasen en las tareas del campo. El maestro se había propuesto que todos ellos consiguiesen el certificado. La otra historia es sobre unas golondrinas de una bandada, que chocan contra un cristal y necesitan ayuda para encontrar el camino de salida. En el fondo Mal de escuela es un libro sobre el amor al saber y el amor a enseñar, que deberían leer todos los que alguna vez se plantearon dedicarse a la enseñanza.

Sinopsis del libro:


Entrevista con el autor:


sábado, 24 de enero de 2009

La insoportable situación


Que cada uno añada lo que le parezca más oportuno cuando pronuncie esta frase. Como dice Forges, podría valer para una situación concreta o para todo en general, a gusto del consumidor.

viernes, 23 de enero de 2009

Se abre una rendija



IMPERIO DE LA LEY
Menos mal. Un detenido que podemos poner en libertad inmediatamente.

Ayer Barack Obama anunció una orden ejecutiva para cerrar el agujero tenebroso de Guantánamo en el plazo de un año. Además ordenó la suspensión temporal de los juicios iniciados en Guantánamo contra algunos de los allí detenidos para que se puedan revisar los casos y garantizarles una mejor defensa. Es sólo el primer paso de un camino que todavía ha de concretarse, puesto que no hay unanimidad sobre qué hacer con los confinados en Guantánamo y para sacarlos de allí hay que tener claro dónde irán. Todavía queda mucho por hacer para restablecer la legalidad violada durante el gobierno de George W. Bush. Por ello, los titulares que anuncian que Obama ha ordenado el cierre de Guantánamo no reflejan la realidad más inmediata. Aún queda mucho.

La noticia matizada:

Más información sobre la base de Guantánamo:

jueves, 22 de enero de 2009

Los años del miedo


Juan Eslava Galán escribió hace unos años Una historia de la Guerra Civil que no va a gustar a nadie, un libro de historia atípico, que narraba los principales acontecimientos de la guerra fratricida alternándolos con historias de gente común que sufrió los avatares y consecuencias de la contienda. En Los años del miedo Eslava Galán recurre a la misma estrategia para contar la historia de España en los duros años de la posguerra, bajo la dictadura franquista. El libro abarca un periodo de casi veinte años, hasta el fin del aislamiento internacional de la dictadura de Franco. Eslava Galán sigue la trayectoria de varias personas a lo largo de aquellos años, al tiempo que va desgranando los hechos más destacados del periodo y sus características más siniestras: el racionamiento de alimentos, el estraperlo, la represión, la depuración de los que respaldaron al gobierno republicano, la miseria moral, la ominipresencia de la religión, la censura, el sometimiento de los vencidos y la prepotencia de los vencedores. El autor narra las restricciones económicas, el motivo de la promulgación de algunas de las Leyes Fundamentales, las luchas políticas entre falangistas y militares, el control social que ejercía la Iglesia católica, los sucesivos cambios de orientación respecto a la participación de España en la II Guerra Mundial, la presión de los aliados, el aislamiento internacional, los intentos fallidos de invasión de España de los exiliados en Francia, la construcción del mausoleo del Valle de los Caídos, los tejemanejes de Juan de Borbón para restaurar la monarquía, los primeros conatos de protesta social, como el boicot a los tranvías de Barcelona o las huelgas en las cuencas mineras del Norte,... Las vicisitudes de varios personajes a lo largo de los años sirven de hilo conductor para este libro de historia que se lee como una novela. El libro incluye anuncios publicitarios y fotografías de la época. Los años del miedo es la crónica de una época gris o en blanco y negro, como las imágenes del NO-DO, y aporta información muy interesante y desconocida por el gran público, como la vida disipada de la familia real española en los diferentes escenarios de su exilio. El libro interesará por igual a los amantes de la historia y a los interesados en conocer la vida cotidiana durante la dictadura. Un libro que no hay que dejar de leer.

ESLAVA GALÁN, Juan, Los años del miedo. La nueva España (1939-1952), Círculo de Lectores, Barcelona, 2008

Página web de Juan Eslava Galán:


Sinopsis del libro:

martes, 20 de enero de 2009

Tras la devastación


Tras el oportuno alto el fuego en Gaza para no ensombrecer la toma de posesión de Obama, se empiezan a ver mejor los efectos de la "ofensiva" israelí. Todavía no se ha permitido la entrada de la mayor parte de la prensa internacional, pero se suceden las visitas de talante humanitario, como la del secretario de la inoperante ONU. Sus declaraciones tendrán escasa trascendencia respecto a la exigencia de responsabilidades. Como de costumbre, hay países cuyos gobiernos tiene carta blanca para saltarse a la torera las leyes internacionales. Y como de costumbre también, la prensa pasa página rápidamente, deslumbrada con la actualidad y el presente de ayer parece a años luz.

Primer balance de la destrucción en Gaza:



La visita de Ban Ki Moon a la franja:

Toma de posesión


- Barack Obama, ¿jura usted solemnemente que realmente quiere tomar posesión de este horrible desastre?
OBAMA: (Necesito fuego)
PUCK: Última oportunidad para pedir un recuento, señor O.

SÍ, PODEMOS
- Y además el arcoiris da buena suerte
- ¿Dónde?
-Nosotros.
DE MUCHOS INESPERADOS (jugando con el lema de EEUU "E PLURIBUS UNUM": "De muchos, uno")

Muchos dibujantes de EEUU dedican hoy sus viñetas a la toma de posesión de Barack H. Obama en Washington. He seleccionado tres: el de Pat Oliphant, que remarca lo que significa para una persona hacerse cargo de una superpotencia mundial y la responsabilidad que supone haber generado tantas esperanzas en tanta gente. Los de Ben Sargent y Tom Toles se centran en señalar que, más importantes que los líderes, son las personas a las que se supone que representan y que en la gente común es donde reside el verdadero poder de transformar realmente el mundo. Confiar en el poder taumatúrgico de determinadas personas y hacer recaer en su carisma individual la capacidad de mejorar las vidas de los demás, significa en cierto modo reconocer la propia incapacidad para tomar las riendas de la situación, considerarse "menores de edad" para tomar decisiones trascendentales. En un día como hoy no se debería olvidar que los grandes cambios en la historia de la humanidad no fueron obra de iluminados, sino del esfuerzo colectivo de muchas personas.

lunes, 19 de enero de 2009

Arrojado al pozo fangoso de la historia



Así se despide hoy Forges de George W. Bush. Aún oiremos hablar de él, pero por fin abandona el cargo de emperador planetario que ejerció como cabeza visible de los intereses de otros. Good riddance, Mr Bush!, que significa "Hasta nunca" o "Váyase con viento fresco".

domingo, 18 de enero de 2009

Cínicos asesinos


Esta absurdidad que ni el mismo Gila habría podido imaginar ha provocado ya más de 1500 muertos y sus responsables (Olmert, Barak, Livni y quienes les respaldan) siguen libres y reciben cordiales visitas de sus homólogos extranjeros. No hay sanciones para ellos.

Milk


La última película del director Gus Van Sant relata ocho años decisivos en la vida de Harvey Milk, el primer político abiertamente homosexual. En España la película se ha titulado Mi nombre es Harvey Milk, la frase con la que Milk comenzaba sus discursos para a continuación apuntar que su objetivo era reclutar a su audiencia para su causa: la defensa de los derechos de los homosexuales. El papel principal está interpretado por un portentoso Sean Penn, acompañado por un puñado de buenos actores, como Josh Brolin, Emile Hirsch, James Franco y Diego Luna. Pero el peso de la película recae casi por completo en Sean Penn, que literalmente se transforma en el activista Harvey Milk. La película comienza en Nueva York, donde Milk vivía tratando de ocultar su condición homosexual. Sin embargo, la parte más trascendente de la vida de Harvey Milk se desarrolló en San Francisco, adonde se trasladó con su compañero Scott Smith. Los dos se instalaron en el barrio de Castro y pronto consiguieron convertirlo en un lugar de refugio para los homosexuales de todo el país. El activismo vecinal pronto llevó a Milk a intentar presentarse a las elecciones municipales. Tras varios fracasos, finalmente consiguió ser elegido concejal y desde su puesto en el ayuntamiento continuó su lucha. Por el camino aprendió cómo movilizar al electorado: tuvo que cambiar de imagen, aprender a ganarse la confianza de sus potenciales votantes y a utilizar su hábil oratoria para una lucha pacífica en unos tiempos convulsos, en los que los homosexuales eran acosados, golpeados y detenidos en muchos lugares del país. Milk constituye una interesante crónica de la historia de la lucha por los derechos civiles de un colectivo estigmatizado hasta hace unas décadas. La historia de Harvey Milk merece ser contada y nadie mejor para hacerlo que Sean Penn.

Página web de la película:


Críticas:



Biografía de Harvey Milk:

sábado, 17 de enero de 2009

Al fin se va


Resumen de Tony Auth de los ocho años de mandato de Bush. No falta nada: las armas de destrucción masiva (WMD: Weapons of Mass Destruction),las torturas de Abu Ghraib, los muertos en diversas guerras, la catástrofe del Katrina en Nueva Orleans, la vulneración de la Constitución, el diabólico Dick Cheney, el caos económico de Wall Street y hasta la lluvia de zapatos en Irak. Desde luego, ha cumplido una misión. Sólo que el resultado es catastrófico para casi todos.

miércoles, 14 de enero de 2009

Más de mil muertos sin que se vislumbre el final


Tras casi 20 días desde que el ejército israelí comenzó su "operación" contra Gaza, los muertos en el lado palestino han superado el millar y hay más de 5000 heridos que no están recibiendo la atención que necesitan por las duras condiciones del bloqueo al que está sometida la franja desde hace tres años. Se estima que más de la mitad de los muertos eran civiles desarmados, que no pudieron defenderse frente al ataque a sangre y fuego de los israelíes. Más de 300 de los muertos eran niños. Cuanto más tiempo pasa, más empeora la situación para una población exhausta. Se han cometido atrocidades inconcebibles para quienes se llaman a sí mismos "civilizados", como la utilización de bombas de racimo y de fósforo blanco. Da náuseas escuchar a quienes justifican lo que está sucediendo mediante el derecho de Israel a defenderse y garantizar su seguridad. Nadie tiene derecho a tratar así a sus semejantes. Esto no es una guerra, sino una verdadera masacre. Y entre los responsables, no todos se encuentran en Israel.

Últimas noticias sobre los intentos de alcanzar una tregua:



Las consecuencias del ataque israelí sobre la población:


Las duras condiciones de vida en Gaza desde el comienzo del bloqueo:


domingo, 11 de enero de 2009

Con Palestina


Como ocurrió contra la guerra de Irak, en todo el mundo se celebran manifestaciones de la gente común intentando alzar la voz contra la masacre perpetrada por el ejército israelí con la complicidad de todos los que guardan silencio.

Manifestación de ayer en Barcelona:

sábado, 10 de enero de 2009

Gaza, como Gernika



Imagina lo que pasaría:
- !Ja! !Esto hará que los israelíes de vuelvan contra su gobierno!

¿Para qué sirve la ONU? Una vez más se ha puesto de manifiesto su inutilidad para detener la violencia indiscriminada contra una población civil inocente y sufriente. Ayer, tras más de dos semanas de "debates", consiguieron aprobar una resolución para pedir un alto el fuego en Gaza, que pudo ser aprobada por la abstención de EEUU. La resolución fue rechazada tanto por el gobierno israelí como por Hamás, que controla el territorio de Gaza. Entretanto, se incumplen sistemáticamente los periodos de tregua de tres horas para permitir la entrada de ayuda humanitaria, el gobierno israelí no permite la entrada de periodistas en la franja de Gaza y se limitan a anunciar un recrudecimiento en su "ofensiva". A pesar de las limitaciones a la información, se van conociendo las atrocidades cometidas por el ejército israelí, que ya ha matado a más de 800 personas y en varias ocasiones ha bombardeado deliberadamente edificios donde había civiles indefensos. Muchos de los muertos son niños. La matanza continúa ante la indiferencia de la mayoría y pronto será una noticia más, desplazada por temas más comerciales. Pero no hay que olvidar quiénes son los responsables de esta masacre, quiénes manipulan la realidad a su antojo y no tienen ninguna voluntad de alcanzar un compromiso que asegure de una vez por todas la paz. El gobierno de Israel y quienes lo respaldan son culpables y si existiese la justicia, algún día deberían ser juzgados y condenados por ello.

En el diario El País de hoy, el politólogo francés Sami Naïr compara el sufrimiento de los palestinos con la masacre de Gernika durante la Guerra Civil española, que se convirtió en un símbolo de la barbarie contra la población civil. Naïr explica muy bien algunos de los aspectos que una y otra vez se ocultan deliberadamente cuando se habla de Hamás y de los reiterados incumplimientos del gobierno israelí, cuya falta de voluntad de llegar a un compromiso duradero ha quedado demostrada una y otra vez en todas y cada una de las negociaciones de paz emprendidas hasta el momento. Recomiendo leerlo con atención.


EL GERNIKA DE LOS PALESTINOS
SAMI NAÏR

He aquí lo que el Gobierno israelí ha reservado al pueblo palestino: la muerte. Podemos emprender en pleno siglo XXI la agresión a poblaciones civiles, destruir sus escuelas, hospitales, casas, lugares de culto, campos de deporte. Podemos arrasar sus aldeas, pueblos, ciudades. En el mayor silencio de la buena conciencia. Y también de la cobardía.

Podemos hacerlo si somos un Estado que dispone de uno de los más formidables arsenales militares de todos los tiempos, que cuenta con la complicidad de los poderosos de este mundo, de sus medios de comunicación, de la horda de plumíferos siempre dispuestos a justificar lo injustificable con el pretexto de combatir el integrismo. Podemos hacerlo contra este pueblo sobre todo si éste es musulmán.

Podemos hacerlo cuando nos hemos acostumbrado a violar la legalidad internacional, las leyes más elementales de la guerra, el simple principio de humanidad.

Los dirigentes israelíes están en guerra. Lo están desde hace tiempo, mucho tiempo. Con toda impunidad. Cuentan con la complicidad de todos: de los europeos, de los asiáticos, de los rusos, de los africanos y aun de ciertos países árabes, desde hace tanto tiempo arrodillados, envilecidos y revolcados en el fango del sometimiento al imperio americano, el cual lo permite todo, y ayuda incluso a escondidas a perpetrar el crimen. ¡Pobre pueblo palestino! ¿Cómo no enloquecer de rabia? Algunos de tus hijos se convierten en terroristas que se hacen saltar por los aires asesinando a civiles israelíes. Es un crimen que hay que condenar, como el lanzamiento de cohetes sobre la población civil israelí. No es la respuesta correcta a tu tragedia. Pero sabemos lo que decís en Palestina. ¿Qué pensarían los europeos si se instalaran en su casa, les confiscaran sus tierras, y levantaran horribles y enormes muros en sus propias ciudades para encerrarlos en ellas? ¿Qué dirían si vieran a colonos, alentados por el ejército, atacar a los civiles palestinos, arrancar los olivos, cortar el agua de los barrios que quieren invadir, humillar a la gente en los pasos fronterizos?

El Gobierno israelí practica el cinismo político, intentando convertir al pueblo palestino en el chivo expiatorio de sus problemas políticos internos. Ya que esta guerra emprendida de modo tan desproporcionado contra el pueblo palestino obedece a sórdidos motivos electorales, en la base de los cuales está la idea de que el partido político que mate a más palestinos ganará las próximas elecciones en Israel. Esto es un insulto para los israelíes por parte de sus cínicos dirigentes. ¿Se quiere hacer creer que el pueblo israelí está ávido de muerte, él que ha escapado a la muerte? ¿Se quiere confirmar la idea de que estaría sediento de sangre palestina? El método consiste luego en hacer pagar colectivamente a los civiles palestinos los actos de un partido político concreto, no menos irresponsable, como es en este caso Hamás. El principio de la responsabilidad colectiva está prohibido por el derecho de la guerra. Con la liquidación de los Acuerdos de Oslo y la continuación de los "asesinatos selectivos" de los dirigentes de Hamás, ¿cabía esperar que los islamistas se quedasen de brazos cruzados?

La intención, por último, de hacer creer que actuando de esta manera el Estado israelí combate el integrismo. Qué justificación tan lamentable y pobre. ¿Por qué este régimen israelí, que ha organizado la democracia dentro de sus fronteras, salvo, todo hay que decirlo, para los árabes israelíes que son tratados como ciudadanos de segunda, rechaza esta misma democracia cuando es practicada por los palestinos? Fue el pueblo palestino en su mayoría el que eligió democráticamente bajo supervisión internacional a Hamás. Y estas elecciones, ¿no eran una de las exigencias de la Hoja de Ruta apoyadas por las potencias internacionales, entre ellas Europa?

¿No gusta el resultado? Pero entonces, ¿por qué se acepta que en Israel la extrema derecha religiosa, fanática y racista esté en el poder, imponga su chantaje para llevar a cabo una guerra a ultranza y la construcción de un Israel imperial? ¿Por qué no se exige a los israelíes que neutralicen a esta gente? Ya que todos sabemos que mientras sigan teniendo peso dentro de la democracia israelí, no habrá paz en Oriente Medio.

¿Acaso no se exige porque se respeta la soberanía popular? Pues entonces también hay que respetar la de los palestinos, ya que la soberanía de los pueblos es indivisible e inalienable. Hay que someterse a ella, a menos que se desprecien los valores democráticos a los que se hace referencia con tanta demagogia en Europa, Israel o EE UU.

En realidad, con el bombardeo sobre Gaza y su posterior invasión el Gobierno de Israel hará florecer el islamismo en Palestina y en el mundo musulmán. Es la manera más irresponsable de alimentar el odio. Serán numerosos los jóvenes palestinos que sueñen con la venganza. Serán numerosas las víctimas inocentes israelíes que paguen la locura de sus dirigentes.

Estas afrentas a los principios más elementales de la humanidad y de la democracia son terribles. E imperdonables.

El enviado especial de la ONU para los derechos humanos en Palestina, Richard Falk, ha declarado que lo que está haciendo Israel al millón y medio de palestinos de Gaza es "un crimen contra la humanidad". Ha dicho que el castigo colectivo infligido a este pueblo es una flagrante violación del artículo 33 de la cuarta Convención de Ginebra. Ha pedido que se constituya urgentemente una corte criminal internacional para averiguar y determinar las responsabilidades de los dirigentes civiles y militares israelíes, y juzgarlos.

Richard Falk es judío, judío americano. Para nosotros Richard Falk representa el honor de los judíos porque defiende, ante lo intolerable, a la humanidad en su conjunto.

Ante estos bombardeos sólo nos queda nuestra indignación. Sólo tenemos nuestras lágrimas para las lágrimas de estas madres que gritan sobre los cuerpos despedazados de sus hijos. Ya sean palestinas o israelíes. Sólo tenemos nuestro dolor ante tanto dolor. Al empezar este año, nos encontramos ante la guerra del fuerte contra el débil. Y ya es medianoche en el siglo para los palestinos. Como lo fue ayer para los pacíficos habitantes de Gernika.


Matanza deliberada de civiles en Gaza:


Información detallada sobre quién rompió la tregua de seis meses (no fue Hamás, como se dice una y otra vez, sino Israel) y quién incumplió las condiciones pactadas de la tregua (si no había lanzamientos de cohetes ni atentados, se levantaría el bloqueo a Gaza) y quién engañó a los mediadores:


Intenciones de Israel en Gaza:


Información desde el interior de Gaza, procedente de cooperantes entre los que se encuentra Alberto Arce, quien mantiene contacto diario con varios medios de comunicación en España:


Sobre el silencio de Obama:

martes, 6 de enero de 2009

Continúa la masacre


La crónica de hoy de la invasión israelí de Gaza no puede ser peor: los tanques del ejército israelí han bombardeado dos escuelas patrocinadas por la ONU, donde se encontraban refugiadas cientos de personas que ya habían perdido sus casas o pensaban que en una escuela se encontrarían algo más seguras ante los ataques israelíes. Pero "los que tienen derecho a defenderse" no respetan nada: para ellos toda la población de la franja de Gaza es un objetivo militar, su política de exterminio no distingue a la población civil, porque todos son potenciales terroristas. Hay más de 40 muertos y muchos más heridos. Desde que comenzó la "operación" de guerra, significativamente denominada "Arrancar de raíz", ya se contabilizan más de 600 muertos en el lado palestino y menos de una veintena del lado israelí. Mientras tanto, quienes tienen el poder de frenar la hemorragia de víctimas, se dedican a contemporizar, a medir sus palabras para no ofender a los israelíes y cargar las tintas contra Hamás. Se suceden las declaraciones vacías, los viajecitos a la zona para hacerse fotos con los responsables de la masacre (en las que por supuesto no se olvidan de sonreír) y el tiempo sigue corriendo, las cifras de víctimas aumentando y el horizonte de un final para un conflicto interminable se aleja un poco más. Este mundo es un asco y algunos de los que lo habitan, más.

Más información:


domingo, 4 de enero de 2009

El miedo a los bárbaros


La principal tesis del libro de Tzvetan Todorov aparece ya en su introducción: el miedo a los bárbaros amenaza con convertirnos también en bárbaros. Así se constata con numerosos ejemplos de los últimos años. El argumento de la prevención contra posibles ataques terroristas ha llevado a los gobiernos de países considerados civilizados a vulnerar leyes y negar la humanidad de aquellos considerados como bárbaros. A lo largo del texto aparecen con frecuencia diversos términos cuyo siginificado aclara Todorov, como barbarie, civilización o identidad. El autor define como bárbaros a aquellos que niegan la plena humanidad de los demás y como civilizados a quienes reconocen la humanidad de los otros y los tratan como seres dignos de respeto. También precisa que tanto la civilización como la barbarie no son atributos exclusivos de ningún grupo humano y que todos nosotros podemos tener un comportamiento deleznable con nuestros semejantes si dejamos de considerarlos humanos.

Otro de los conceptos que se repiten en el texto es el de la identidad. Todorov señala cómo tanto la identidad personal como la colectiva se construyen desde la infancia y se moldean en función de las vivencias personales y sociales de los individuos. Respecto a las identidades colectivas, como la identidad nacional, Todorov observa que siempre se construyen por oposición a los de fuera y claramente en contra de los extranjeros. Tratar de definir con detalle lo que caracteriza a un grupo humano siempre se hace con la intención de excluir a quienes no comparten las características que se tomen en consideración. Estos intentos de definir identidades, que en algunos países se han traducido incluso en la creación de ministerios con esta función, chocan con la realidad de un mundo que a lo largo de la historia se ha caracterizado por la mezcla de culturas y tradiciones, por lo que concretar qué se puede considerar como exclusivo de una población deviene poco menos que una tarea imposible. Todorov aborda el tema de la identidad europea y llega a la conclusión de que resulta dfícil establacer un mínimo común compartido que permita a todos los habitantes del continente identificarse más con la idea de Europa que con la de sus países de origen. Todorov considera que para el futuro podrían rescatarse dos rasgos comunes a todo el continente a lo largo de su historia: la pluralidad y la apertura a las influencias externas. Si estos dos valores prevaleciesen por encima de otros negativos que caracterizaron la historia europea en el pasado, no estaría todo perdido.

En mi opinión, la parte más interesante del libro es aquella en la que el autor estudia casos concretos del pasado reciente y analiza las acusaciones que con frecuencia se vierten contra los musulmanes en general, a los que se les ha colocado la etiqueta de bárbaros contemporáneos. Todorov analiza las características de la llamada guerra contra el terrorismo en el contexto de la teoría del choque de civilizaciones definida por Samuel Huntington y demuestra cómo los argumentos de enfrentamiento de civilizaciones han sido utilizados con fines políticos. Al mismo tiempo, la excusa de la guerra contra el terrorismo ha llevado a traspasar límites, como la vulneración de las convenciones internacionales de derechos humanos y a crear nuevas definiciones de tortura para adecuarlas a los intereses de los torturadores. Todorov analiza también algunos de los conflictos directamente relacionados con el islam, como la polémica del velo en Francia, las caricaturas de Mahoma en Dinamarca, el asesinato del cineasta Theo Van Gogh en Ámsterdam o el discurso del papa Benedicto XVI en Ratisbona. En todos estos temas aparecen asuntos como los límites de la libertad de expresión, la transmisión interesada de una imagen estereotipada del islam, la identificación de los creyentes musulmanes con actitudes que ni mucho menos son generalizadas, como el fundamentalismo y la instrumentalización de la religión con fines políticos.

La principal conclusión que se extrae de la lectura de El miedo a los bárbaros es que el conocimiento resulta fundamental para evitar la manipulación. Atreverse a saber derriba muros mentales, ofrece una visión más matizada de los demás y evita caer en simplificaciones erróneas.

TODOROV, Tzvetan, El miedo a los bárbaros, Galaxia Gutenberg- Círculo de Lectores, Barcelona, 2008.

Sinopsis:

sábado, 3 de enero de 2009

Australia


Esta película reúne a algunos de los principales talentos del cine australiano: el director Baz Luhrmann y los actores Nicole Kidman y Hugh Jackman. La idea inicial era rodar una gran película cuya acción se desarrollase en Australia y presentar en ella algunos de los aspectos que han conformado el carácter australiano: el paisaje agreste, la lucha del hombre contra la naturaleza, el mundo espiritual de los aborígenes, pero también la política racista de los colonos blancos hacia los habitantes originarios de la islay el oscuro episodio de miles de niños mestizos arrebatados por el Estado a sus familias (la llamada "generación robada"). El contexto histórico elegido fue la Segunda Guerra Mundial, en la que Australia participó inicialmente como suministradora de materias primas para los británicos, hasta el ataque japonés a Pearl Harbor, que les llevó a una implicación directa en el conflicto. El largo metraje de Australia combina varios géneros cinematográficos: la clásica película de aventuras (en ocasiones recuerda a los mejores westerns), la historia de amor entre los protagonistas y el contenido social, con la denuncia de la marginación de los aborígenes. El guión es a veces un poco esquemático, sobre todo en el tratamiento de los malos de la película, pero Australia ofrece más de lo que inicialmente se podría pensar: buenas interpretaciones, paisajes espectaculares y episodios históricos casi desconocidos en esta parte del mundo. Mucha gente se sorprenderá al conocer que en Australia existió durante muchos años una política racial comparable al apartheid sudafricano y que los aborígenes australianos siguen sufriendo las consecuencias de la discriminación en la tierra de sus antepasados. POr todas estas razones, Australia es una de las propuestas más atractivas de la cartelera cinimatográfica de estos días e indudablemente es una película que hay que ver en pantalla grande y a oscuras.

Sinopsis y críticas:

viernes, 2 de enero de 2009

Obama el mudo


APROBADO CON EL SILENCIO DEL PRESIDENTE ELECTO
Todos aquellos que esperan grandes cambios con la llegada de Barack Obama a la presidencia de EEUU pueden ir tomando nota de cuál será su actitud respecto al tema de Oriente Medio: en el mejor de los casos el silencio cómplice ante las acciones de Israel y en el peor de ellos el respaldo total a la política de fuerza frente a los palestinos. Las promesas de Obama al lobby israelí durante la campaña electoral y la elección de Hillary Clinton como secretaria de Estado indican claramente que nada va a cambiar en aquella zona del mundo. Lo tiene claro el dibujante Jeff Danziger, que utiliza el lenguaje de los políticos en campaña ("Soy .... y apruebo este mensaje") en su viñeta de hoy para ilustrar la mudez de Obama ante los bombardeos israelíes sobre Gaza.