martes, 6 de enero de 2009

Continúa la masacre


La crónica de hoy de la invasión israelí de Gaza no puede ser peor: los tanques del ejército israelí han bombardeado dos escuelas patrocinadas por la ONU, donde se encontraban refugiadas cientos de personas que ya habían perdido sus casas o pensaban que en una escuela se encontrarían algo más seguras ante los ataques israelíes. Pero "los que tienen derecho a defenderse" no respetan nada: para ellos toda la población de la franja de Gaza es un objetivo militar, su política de exterminio no distingue a la población civil, porque todos son potenciales terroristas. Hay más de 40 muertos y muchos más heridos. Desde que comenzó la "operación" de guerra, significativamente denominada "Arrancar de raíz", ya se contabilizan más de 600 muertos en el lado palestino y menos de una veintena del lado israelí. Mientras tanto, quienes tienen el poder de frenar la hemorragia de víctimas, se dedican a contemporizar, a medir sus palabras para no ofender a los israelíes y cargar las tintas contra Hamás. Se suceden las declaraciones vacías, los viajecitos a la zona para hacerse fotos con los responsables de la masacre (en las que por supuesto no se olvidan de sonreír) y el tiempo sigue corriendo, las cifras de víctimas aumentando y el horizonte de un final para un conflicto interminable se aleja un poco más. Este mundo es un asco y algunos de los que lo habitan, más.

Más información:


No hay comentarios: