sábado, 14 de marzo de 2009

Gran Torino


La última película dirigida y protagonizada por Clint Eastwood se titula Gran Torino. En muchos sentidos tiene el inconfundible aroma del fin de una época. Clint Eastwood declaró hace unos meses que no volvería a dirigir y actuar en una misma película y que sería difícil que volviese a ponerse delante de las cámaras. El modelo de coche que da título a la película simboliza también un pasado a punto de desaparecer en estos tiempos de incertidumbre. Pero, como se encarga de destacar Eastwood en la película, no todo tiempo pasado fue mejor y también hay elementos del presente por los que vale la pena luchar para alumbrar un futuro distinto. Gran Torino narra la historia de un jubilado de la factoría Ford de Michigan que acaba de enviudar y se encuentra enfadado con el mundo porque ya no reconoce en él nada de lo que le daba sentido. No se lleva bien con sus hijos, su pasado como soldado en la guerra de Corea aún le atormenta, vive en un vecindario que está llenándose de inmigrantes a los que odia y espera la muerte sentado en el porche de su casa. En el garaje guarda un Gran Torino de 1972, que tendrá un papel decisivo en la historia. Sus vecinos asiáticos acabarán entrando en su vida y darán un sentido nuevo a su existencia. En Gran Torino aparecen temas abordados anteriormente por Clint Eastwood, como la violencia, las secuelas de la guerra, el sentido de la justicia, la familia elegida y no la impuesta, el dolor y las mujeres luchadoras que pelean con armas que no hacen fuego. La maestría de Clint Eastwood convierte una historia aparentemente sencilla en una película profunda e inolvidable. Algunos críticos se han referido a Gran Torino como el testamento cinematográfico de Clint Eastwood. Yo prefiero verlo como una parte del legado de un magnífico creador que a sus 78 años todavía tiene mucho cine en su cabeza.


Sinopsis y críticas:



Los hmong:

2 comentarios:

pan dijo...

A ver si me la descargo que es mi director favorito! como es muy famosa además va más rápido

Paqui Pérez Fons dijo...

Gástate 6 ó 7 € y ve a verla al cine y si puedes, en V. O., que al gran Eastwood hay que verlo en pantalla grande. Cuando fui a ver esta película, al final la gente aplaudió. Todavía hará más películas como director, pero ya será difícil que actúe. Seguro que puedes permitirte hacerle un homenaje yendo a verlo al cine.;)