viernes, 27 de marzo de 2009

Tres noticias enervantes


Las tres noticias de esta semana que más me han hecho enfadar tienen escenarios y protagonistas distintos, aunque se encuentran entre los temas habituales que me molestan especialmente:


- Poco a poco se van conociendo más detalles sobre las atrocidades que cometió el ejército israelí en Gaza hace unos meses. Las investigaciones y declaraciones de soldados que participaron en la invasión de Gaza confirman que se cometieron crímenes de guerra allí. La propia ONU ha utilizado este lenguaje para calificar lo que allí se perpetró, pero esto no se traduce en nada: ni sanciones, ni embargos económicos, ni órdenes de busca y captura para los responsables del gobierno israelí,... La misma historia de siempre.








- Por otro lado, en Francia, el gobierno de Sarkozy planea la elaboración de un censo "étnico" de la población. Sean cuales sean las intenciones de este tipo de clasificación, el hecho es que se siguen juzgando como relevantes la procedencia o el color de la piel, cuando lo que de verdad debería importar es hacer realidad la igualdad de oportunidades. Hay otras diferencias mucho más determinantes a las que dedicar el tiempo y el dinero.




- Finalmente, la mayor parte de la "clase política" española representada en el Parlamento se reunió ayer en sesión secreta para aprobar un dictamen que permite que los diputados que realizan otras actividades remuneradas puedan compatibilizarlas con su trabajo y con su sueldo como diputados. Sorprende conocer que de los 350 diputados sólo 34 ejercen se dedican en exclusiva a representar a los ciudadanos que les votaron y que 79 de ellos han conseguido permiso para seguir ejerciendo actividades privadas. El único grupo parlamentario que anunció su intención de votar en contra del dictamen fue IU. El resto ordenó votar a favor, aunque hubo 43 diputados que votaron en contra y 47 que se abstuvieron, rompiendo así la disciplina de voto. Como la sesión fue secreta, no se conocen los nombres de la mayoría de los diputados díscolos, pero lo llamativo es que hubo 246 votos favorables al dictamen. Los privilegiados se unen para mantener sus privilegios. Una decisión muy edificante y solidaria y aún más en estos tiempos de estrecheces económicas para tanta gente.


No hay comentarios: