domingo, 31 de mayo de 2009

Radio encubierta (The boat that rocked)



En los años 60 en el Reino Unido no había emisoras de radio comerciales y la BBC sólo emitía dos horas de música rock a la semana. Éste fue el campo abonado en el que brotaron numerosas emisoras piratas que emitían música durante 24 horas al día. Para no infringir la ley que prohibía las emisoras de radio privadas en suelo británico, muchas de estas emisoras salían a las ondas desde barcos anclados en el Mar del Norte. A mediados de los años 60, más de 25 millones de británicos escuchaban cada día las emisoras piratas, en un claro desafío al gobierno laborista, empeñado en controlar la música que debían escuchar sus ciudadanos. Radio encubierta utiliza este contexto para ilustrar en tono de comedia el amor por la música, la libertad frente a la dictadura del pensamiento único y la extraordinaria explosión de música popular de la década de los años 60. Radio encubierta es una película coral, protagonizada por algunos de los más destacados actores británicos, como el divertido Nick Frost, el señorial Bill Nighy, el magnético Rhys Ifans o el histriónico Kenneth Branagh. Pero por encima de todos sobresale el gran Philip Seymour Hoffman, que demuestra su valía para cualquier papel. La película es por encima de todo divertida. No pretende más y consigue su propósito, acompañando la historia con una magnífica banda sonora.

Página web de la película, donde se pueden ver algunos tráilers:

Sinopsis y críticas:






jueves, 28 de mayo de 2009

Més que un club


En este artículo de José Samano en el diario El País de hoy se resume en buena medida la contrucción de un equipo con unas señas de identidad únicas.


MÁS QUE UN CLUB, UNA MARCA DE EQUIPO
JOSÉ SAMANO 28/05/2009

Con siete titulares acunados en la fábrica de la Masía y tres en el banquillo, para el Barça hoy es siempre todavía. En Roma no sólo glorificó una de las mayores aventuras de la historia del fútbol, sino que lo hizo con estilo, porque el Barça, este Barça que despegó hace dos décadas, es ya una marca. Como lo son chicos como Xavi, Iniesta y Messi, por citar a los tres guardianes más reconocibles de este sello. Ése es el valor de este club, que ahora sí que es más que un club, es una patente. Y tras ellos llega la generación Muniesa, más carrete.

No es casual que haya cerrado la mejor temporada de sus 109 años de vida con un presidente en off, sin estridencias políticas a su alrededor y todo el protagonismo en el campo, con el mejor eslabón posible con su vivero, con un guía que destila tanto barcelonismo como pasión, alguien capaz de aceptar una beca en el barro de la Tercera. Pep Guardiola ha sido, es, la correa de transmisión que engancha al Barça con lo mejor de sí mismo, con sus raíces, con aquellas que un día sembró el propio técnico cuando un profeta holandés le hizo doctorarse al frente de un equipo de ensueño. Guardiola, parte troncal del cruyffismo, asumió el reto pese a tanto escéptico a su alrededor, aquellos incapaces de comprender aún que el fútbol le pertenece a gente como a este ex alumno de la Masía que jugaba como un entrenador y entrena como un jugador, que sabe, entonces y ahora, que el fútbol es de los futbolistas. Lo demás le resulta irrelevante.

Sobre la figura de Guardiola, un meritorio riesgo asumido por Joan Laporta en plena ventilación del ronaldiñismo, el equipo culminó anoche una vuelta olímpica que, gracias a la onda expansiva de su estilo, comenzó en realidad en Viena. En Roma había muchos rastros de aquella selección, tantos como en el aroma azulgrana que distinguió a aquella roja. Hoy hay un cruce de caminos entre el fútbol español y este Barça omnipresente en el podio. Por eso será para siempre un equipo inolvidable. Tiene las bases sentadas como para que dure la resaca. Eso es lo que supone ganar con estilo y mientras se perpetúe la marca hasta sabrá perder con estilo, pero nunca despojado de su etiqueta. Bajo este sideral triplete hay mucho calado, algo que trasciende al mero éxito deportivo. Esta vez el medio es tan impactante como el fin logrado, impensable hasta para un devoto de los grandes sueños como su mesiánico técnico, la gran bandera culé. Cuando el barcelonismo rebobine comprobará que de sus tres Copas de Europa han sido depositarios Johan Cruyff, Frank Rijkaard y Pep Guardiola, jugadores los tres de equipos de museo: el Ajax de los 70, el Milan de Sacchi y el Barcelona de ensueño del mágico 1992. Todos ellos equipos de autor, como la actual sinfónica azulgrana. La primera Copa que llegó a Canaletas llevó el apellido del dream team, la segunda quiso asociarse a Ronaldinho, último reducto de un club históricamente menos coral, más bien sometido al avispero de su megaestrella de turno. La de ayer es sólo del Barça, la marca predominante en el universo. Ferrari, los Lakers, el Barça... Un año angelical que comenzó con Busquets y concluyó con Pedrito. Si nadie tira la cerilla este club ya no estará sometido a vaivenes electorales, terremotos asamblearios o mociones de censura. Ni siquiera estará bajo el yugo de las leyes del mercado. Este Barça se ha hecho a sí mismo, sus torres estaban en La Masía, la cuna del fútbol actual.

miércoles, 27 de mayo de 2009

Un mes inolvidable


Lo que parecía casi imposible hace un año, se ha convertido en realidad. Con casi el mismo equipo, sin las manzanas podridas que envenenaron el vestuario y con discreción, trabajo sin concesiones, esfuerzo contante y fidelidad a los principios que los hicieron grandes. Esta foto condensa lo mejor del año: el talento unido con la puntería. Felicitats, campions!


Crónica del partido:



Así es

Y, de tanto insistir, todos nos lo hemos acabado creyendo.

lunes, 25 de mayo de 2009

Como en Alpe d´Huez


A pesar del apagón informativo sobre el Giro de Italia en televisión, todavía quedan la prensa escrita y la radio para enterarse de lo que ocurre estos días en las carreteras italianas: la resurrección de Lance Armstrong, el tremendo accidente de Pedro Horrillo y el triunfo a lo grande de hoy de Carlos Sastre en la etapa reina. La televisión sólo tiene interés por el fútbol, el tenis, las motos o la fórmula 1. El ciclismo sólo tiene hueco durante el verano, cuando todos los demás deportes descansan, o cuando apresuradamente hay que comprar los derechos de retransmisión porque empiezan a llover las críticas porque nadie se interesó por cubrir algo que se convierte de repente en noticia, como ocurrió el año pasado con Alberto Contador. Qué asco de mercado y qué buena madurez la de Carlos Sastre.


La crónica de la etapa de hoy:


sábado, 23 de mayo de 2009

Dinero público

Sólo soy un futbolista de la Premier, cariño.
Gastas como si fuera un miembro del Parlamento.

Espero que no le moleste que le pregunte, pero
¿es usted un miembro del Parlamento?

Si pones un ejemplar del Telegraph en la ventana,
mantiene alejados a los políticos.


Éstas son algunas de las viñetas más recientes de Matt, dibujante del Daily Telegraph. Se refieren al último escándalo con el uso del dinero público protagonizado por políticos de todos los partidos en el Reino Unido. Se pueden encontrar casos similares en cualquier país. En éste, sin ir más lejos, parece que medrar desde los cargos públicos, recibir regalos y comprar lo más caro es algo habitual. Y sin embargo, no pasa nada. La gente se indigna momentáneamente, pero luego lo olvidan y todo sigue igual.
Dilemas éticos sobre el pago por obtener información:
Quién vendió la información:







viernes, 22 de mayo de 2009

El camino hacia la guerra


Éste es un interesante libro de síntesis histórica sobre una etapa decisiva del pasado reciente: los años de entreguerras, el breve periodo transcurrido entre las dos contiendas de dimensión mundial. El historiador británico Richard J. Overy realiza un análisis a la vez breve y profundo de los elementos que caracterizaron los años de entreguerras: los tratados de paz vengativos, que fueron motivo de descontento y reclamación constante por parte de los países perjudicados, el fin de los grandes imperios decimonónicos, la pérdida de influencia de las potencias europeas en el mundo la aceleración de la modernización y la urbanización, la difícil adaptación de algunos grupos sociales a los cambios, la irrupción de las masas en la política, la crisis de legitimidad de los sistemas democráticos y la expansión de las dictaduras, el temor a la revolución obrera y a que cundiese del ejemplo de la URSS, la ideas de decadencia y necesidad de regeneración, combinadas con la defensa de la "higiene racial", que llevaron a la adopción de políticas de eugenesia y esterilización en muchos países (no sólo en Alemania), las causas de la primera gran crisis del capitalismo, su extensión a todo el mundo y las medidas que tomaron los distintos países para tratar de solucionarla, la debilidad de la Sociedad de Naciones, las consecuencias de la política de apaciguamiento y la escalada de tensión que condujo al pacto germano-soviético de agosto de 1939 y la invasión de Polonia el 1 de septiembre. Las numerosas fuentes consultadas por Overy permiten al lector conocer cómo se percibieron en su momento muchos de los asuntos candentes del periodo, como la crisis de los sistemas liberales, el temor de la población a la guerra y la extensión del pacifismo, las titubeantes decisiones relativas a la intervención de los Estados en la economía durante los años de la Gran Depresión o las dificultades de los contemporáneos la hora de percibir la amenaza que suponía el nazismo. El libro se cierra con una reflexión acerca de si es posible que se vuelvan a dar condiciones parecidas a las que acabaron conduciendo a la guerra más devastadora. El camino hacia la guerra incluye además varios apartados de gran utilidad para profundizar en el tema o refrescar las ideas sobre personajes o conceptos: una recopilación de documentos de la época, la cronología de los principales acontecimientos del periodo, un glosario y breves biografías de personajes. No hay nada superfluo en el libro. Cada línea aporta información de calidad y el conjunto permite comprender mucho mejor un periodo trascendental en la historia del S. XX.

OVERY, Richard J., El camino hacia la guerra. La crisis de 1919-1939 y el inicio de la Segunda Guerra Mundial, Editorial Espasa, Madrid, 2009.

Reseña:

lunes, 18 de mayo de 2009

El último poeta del pueblo


Ayer falleció en Montevideo Mario Benedetti. Se fue lentamente, tras varios años de depresión. Había perdido el interés por la vida, aunque siguió escribiendo hasta el final. Quedarán sus cuentos y sus poemas, escritos con lenguaje sencillo, al alcance de todos. Dejo aquí algunos que me gustan especialmente. Los dos primeros son de su libro Cotidianas, escrito entre 1978 y 1979, y el último de Canciones del que no canta, editado en 2007.

CÁLCULO DE PROBABILIDADES

Cada vez que un dueño de la tierra
proclama
para quitarme este patrimonio
tendrán que pasar
sobre mi cadáver
debería tener en cuenta
que a veces
pasan.


CONTRAOFENSIVA

Si a uno
le dan
palos de ciego
la única
respuesta eficaz
es dar
palos
de vidente.


MÉTODO

Me gusta el disgusto de los malignos
cuando no consiguen envenenar al otro
o no logran vender
sus mentiras de crédito
el modo más tranquilo de defendernos
es estar seguros de quiénes somos
convivir con la pena insobornable
no encandilarnos con las profecías
y sobre todo descubrir
los secretos del antes
para que nos sirvan de algo
en el después.

Reseñas de su vida y obra:


domingo, 17 de mayo de 2009

Dos


No ha sido de la manera más brillante, pero ya van dos títulos, algo que ocurre muy pocas veces. En dos semanas, lo más difícil.

miércoles, 13 de mayo de 2009

Uno


La primera parte de la cosecha de este año y con marca de la casa. Ahora, a por lo que falta.

El ser humano es así


Como dice el anuncio, somos así. Y no tardaremos en volvernos amnésicos. En cuanto las cosas vayan un poco mejor, nos olvidaremos de las penurias y nos lanzaremos a consumir y a vivir como si fuésemos ricos. No hace falta que nadie nos hipnotice.

viernes, 8 de mayo de 2009

Fuera de foco


Éstas son algunas de las noticias que no ocupan la primera plana y que deberían hacernos pensar en si de verdad estamos informados de lo que ocurre en el mundo. De nuevo resulta fácil comprobar el papel de muchos medios de comunicación como meros altavoces de las noticias que otros fabrican y que nuestro interés se focaliza principalmente en aquello que nos "indican" como más urgente o decisivo. Éstos son sólo unos ejemplos recientes:

- La epidemia de meningitis en África, que ha causado ya 50 veces más muertes que la gripe A, pero que es ignorada por casi todos porque no afecta a la población de los países más ricos. Se puede encontrar más información en los siguientes enlaces:




- La peligrosa situación en Afganistán y en Pakistán. Lo que allí ocurre no tiene nada que ver con una misión humanitaria o de estabilización. Es una guerra indiscutible y en las últimas semanas la mancha del caos se está extendiendo al interior de Pakistán . Los talibanes siguen avanzando por el Norte del país y la situación dista mucho de encontrarse bajo control. Pakistán es una potencia nuclear y la sola idea de que los extremistas islámicos puedan acercarse a instalaciones de armamento nuclear pone los pelos de punta. Más información sobre la situación en Afganistán en:


Últimas noticias desde Pakistán:


miércoles, 6 de mayo de 2009

!!! Iniesta, Iniesta, Iniesta !!!


Con lo difíciles que se habían puesto las cosas, si había alguien destinado a escribir una página histórica en una noche no demasiado lucida, ése era Andrés Iniesta. Los grandes de verdad aparecen en los momentos decisivos e Iniesta es sin duda el más grande en muchos sentidos. Y el pase a la final sabe todavía mucho mejor contra el Chelsea, un equipo que me resulta especialmente antipático. Los medios de comunicación se refieren a la justicia poética, la que premia a quienes más lo merecen y castiga a quienes especulan y racanean. Por una vez el balón fue justo y entró en la portería adecuada en el momento más oportuno. Y ahora, a por todas a Roma.

Crónicas del partido:




martes, 5 de mayo de 2009

Las verdaderas pandemias


Exageraciones interesadas aparte, éstas son algunas de las pandemias que azotan el mundo desde hace tiempo. Sin embargo, nunca generan tanta expectación ni tanto valor añadido como negocios.
Algunos apuntes interesantes sobre este tema en la entrada de hoy del blog de Vicente Romero:

domingo, 3 de mayo de 2009

La fidelidad a un estilo


En estos tiempos tan volubles, reconforta observar que todavía hay momentos en los que mantener la fidelidad tiene recompensa. Lo de ayer en el Bernabéu fue el premio al trabajo bien hecho de varias generaciones de soñadores. Por fin hubo justicia y no ganaron quienes tienen siempre la suerte de cara, sino quienes llevan años trabajando para vivir un momento como éste. Y no se ha de olvidar que éste es el triunfo de un estilo de juego, que se aprende en los campos de la Masía. El Barça más grande aparece siempre que se vuelve a los orígenes. Larga vida a los nietos de Cruyff y a los hijos de Guardiola.


La crónica y las valoraciones de un partido histórico:






viernes, 1 de mayo de 2009

Trabajo y conciencia de clase


Ésta es de las pocas fiestas que existen sin origen religioso, aunque hace mucho que perdió su carácter reivindicativo y se convirtió en una ocasión más para hacer puente. Quizás la crisis económica y el paro contribuyan a despertar la aletargada conciencia de clase.

Historia de la fiesta del 1 de mayo:

La sombra del poder (State of play)


Esta película, protagonizada por Russell Crowe, Ben Affleck, Rachel McAdams, Helen Mirren y Robin Wright-Penn, es la adaptación a la gran pantalla de la serie de la BBC State of Play. Es una película sobre la prensa en la época contemporánea y se desarrolla en la ciudad de Washington, uno de los centros de poder del mundo. Allí comienza una investigación periodística dirigida por Russell Crowe, que se empeña en revelar la relación que existe entre unos asesinatos y uno de los oscuros negocios surgidos en la era de la "guerra contra el terror", la privatización de la seguridad. La película aborda las difíciles relaciones entre la prensa y el poder político, la crisis de los diarios de papel, el despegue de los blogs en internet como medio de información, la concentración de las cabeceras de prensa diaria en manos de grupos mediáticos cuyo principal interés se centra en la cuenta de resultados,... A lo largo del metraje flota en el ambiente la lenta agonía de los diarios de papel, desbordados por la inmediatez de las noticias y las reacciones que generan en internet. Pero si algo se pone de manifiesto es que las bases del buen periodismo siguen siendo las fuentes fiables, una buena agenda de contactos, el olfato para encontrar historias interesantes y la necesidad de preservar la independencia. Hay muchos aspectos de La sombra del poder que remiten a otras historias reales y ficticias: la corporación contratista de defensa recuerda a Blackwater y otras empresas similares, el diario The Washington Globe bien podría ser The Washington Post, el grupo mediático que compra el periódico se parece a la News Corporation de Rupert Murdoch. En la película aparecen también el Capitolio, las sesiones de control del Congreso y el edificio Watergate. Pero donde se encuentra la esencia de un periódico es en su redacción y en sus talleres, cuando empiezan a imprimirse las noticias de cada día. Y estos escenarios recuerdan a Lou Grant, la magnífica serie de los años 80 que inspiró tantas vocaciones. Russell Crowe no es Ed Asner, pero en muchos aspectos se le parece.


Sinopsis y críticas: