viernes, 5 de junio de 2009

La Inquisición y la tolerancia


Siguiendo la línea de peloteo y fascinación global por Barack Obama, todos los medios de comunicación destacan hoy su discurso de ayer en la Universidad de El Cairo. Si se lee con detalle, se puede observar que es un compendio de buenas palabras, pero que hasta la fecha no se han traducido en ningún cambio sustancial. Lo normal en los discursos institucionales son las palabras grandilocuentes y al mismo tiempo vacías de contenido. Sin embargo, sorprende que entre toda la corte de asesores que se dedican a redactar los discursos del presidente de EEUU no haya nadie que sepa algo de historia. Confundir Andalucía con Al-Ándalus es un error de bulto, pero considerar la "Inquisición" como un periodo histórico y además calificarlo como ejemplo de tolerancia es ridículo, anacrónico y una muestra de la superficialidad con la que se abordan temas del pasado. Los medios de comunicación han pasado por encima de esos errores dialécticos o directamente los han ignorado. Es otro ejemplo más de lo poco que interesa la historia y de los limitados conocimientos sobre el pasado de buena parte de la población. POr si a alguien le interesa, dejo unos enlaces para refrescar la memoria sobre la Inquisición y sobre el tribunal en los reinos hispánicos:



Discurso completo de Obama en El Cairo:

2 comentarios:

Ibn Pan dijo...

¡Estás en todo! Leí el discurso ya que un profe me lo mandó pero si te digo la verdad en el fallo de Al-Andalus no lo había equiparado, si me parecía una gran barbaridad lo de la Inquisición que la he estudiado este año y si eso era tolerancia que venga Dios y lo vea. Por lo menos Bush no decía estas buenas palabras, por algo se empieza aunque quede mucho camino por recorrer.

Paqui Pérez Fons dijo...

Hay que esperar a que las palabras se conviertan en hechos. De momento, muy poco. La primera visita a la zona, como con Reagan, Clinton y los dos Bush, a su máximo aliado: Arabia Saudí, todo un ejemplo de "democracia, tolerancia y respeto a los derechos humanos". Eso muestra poca intención de cambiar. Creo que los cambios más grandes que producirá la administración Obama se darán dentro de EEUU ( ya hasta ahora, lo único que se ha hecho es dar dinero público a los incompetentes que gestionaron mal bancos, empresas de seguros y fábricas de automóviles). La política exterior sigue las mismas líneas de siempre. Menos agresivos, tal vez, pero sin cambios sustanciales. Sólo hay que ver cómo se ha abordado la crisis de Corea del Norte. Como siempre desde que acabó la guerra de Corea, hace ya 56 años.

Por otro lado, hacerlo mejor que Bush es bastante fácil.;)

Saludos.