martes, 30 de junio de 2009

Para pensar

- Quien sigue al rebaño acaba pisando excrementos. Darío Lostado.

- Un hombre inteligente se recupera pronto de un fracaso. Uno que no lo es no se recupera nunca de un éxito. Rudyard Kliping.

- La educación es aquello que permanece cuando se ha olvidado todo lo aprendido en el colegio. Albert Einstein.

- Se ríen de mí porque soy diferente. Yo me río de ellos porque son todos iguales. Kurt Cobain.

- Casi todo lo absurdo de nuestra conducta es resultado de imitar a aquellos a quienes no podemos parecernos. Samuel Johnson.

- El mayor castigo para las personas que no se interesan por la política es que serán gobernadas por personas que sí se interesan por ella. Arnold Toynbee.

- En la juventud aprendemos y en la madurez comprendemos. Marie Von Ebner Eschenbach.

- Envejecer es como escalar una montaña: mientras se sube, las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, amplia y serena. Ingmar Bergman.

- Para gobernar a una nación no basta con haberla vencido. Alexis de Tocqueville.

- La vida es algo más que aumentar la velocidad. Mahatma Gandhi.

- Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo. Albert Einstein.

- Un tropiezo previene una caída. Thomas Fuller.

- Una onza de acción vale más que una tonelada de teoría. Friedrich Engels.

- Todo el mundo debería ser respetado, pero ninguno idolatrado. Albert Einstein.

- Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas. Albert Einstein.

- La crueldad es la fuerza de los cobardes. Proverbio árabe.

- La persona más poderosa es aquella que es dueña de sí misma. Séneca.

- No podemos esperar que el viento sople sobre nuestras velas. Queremos y debemos orientar nuestras velas hacia donde sopla el viento. Antonio Machado.

- No es signo de salud el estar bien adaptado a una sociedad enferma. Jiddu Krishnamurti.

- Quienes mantenemos abiertos los ojos podemos leer volúmenes enteros en lo que contemplamos a nuestro alrededor. E. T. Hall.

- Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad. Albert Einstein.

- Cada vez que se encuentre usted en el lado de la mayoría, es tiempo de hacer una pausa y reflexionar. Mark Twain.

- No puedo enseñaros nada, solamente puedo ayudaros a buscar el conocimiento dentro de vosotros mismos, lo cual es mucho mejor que trapasaros mi poca sabiduría. Sócrates.

No hay comentarios: