lunes, 26 de octubre de 2009

El tren de la memoria


El pasado viernes en el programa Versión Española de la 2 se emitió un extraordinario documental: El tren de la memoria, dirigido por Marta Arribas y Ana Pérez. En el año 2000, un momento crítico en la afluencia de imigrantes a España, Arribas y Pérez se plantearon rodar un documental sobre los emigrantes españoles de los años 60 y comienzos de los 70. En el trabajo de documentación contactaron con asociaciones de emigrantes retornados y bucearon en archivos nacionales y de otros países de Europa en busca de imágenes de aquel éxodo obligado al encuentro de una vida mejor. El documental no estuvo terminado hasta 2005, pero el producto final reúne una gran calidad e información muy valiosa sobre un tiempo no muy lejano. El tren de la memoria es una crónica del periplo de miles de españoles que se vieron obligados a dejar el país para tratar de mejorar la vida de sus familias trabajando en las fábricas de diversos países europeos. El documental se centra en una grupo de emigrantes de distintas regiones de España que coincidieron en la ciudad alemana de Nuremberg. Los emigrantes narran la salida de sus pueblos con sus escasas pertenencias en maletas de cartón atadas con cuerdas, el viaje interminable en trenes de madera, la llegada a las estaciones de tren alemanas, la vida en las barracas de las fábricas, que tanto recordaban a los barracones de los campos de concentración, el choque cultural de llegar a un país moderno, el trabajo monótono de las factorías, el desconocimiento del idioma, las dificultades de comunicación,... También muchos aspectos remiten a los inmigrantes actuales en España, como la necesidad de reunirse con los compatriotas en espacios públicos, los recelos de los nativos, el hacinamiento en barrios de viviendas baratas, donde acabaron viviendo mayoritariamente extranjeros, la aparición entre los emigrados de aprovechados, que intentaban hacer fortuna a costa de la necesidad de los demás, la estigmatización de los emigrantes cuando la crisis económica empezó a destruir empleos,... Para una parte de aquellos emigrantes, los más despiertos, la emigración supuso además una oportunidad única de abrir los ojos a otra realidad, tomar conciencia de las injusticias y comenzar la lucha por sus derechos en un país democrático, algo imposible en España en aquella época. En el documental descubrimos a algunos de esos luchadores. Las realizadoras eligen a varias mujeres, para quienes salir de España supuso un reto aún mayor. La experiencia de la emigración las cambió para mejor, aunque a costa de mucho esfuerzo y no pocos sufrimientos. El tren de la memoria nos recuerda quiénes fuimos, la miseria de la que venimos, la necesidad que movió a miles de personas a buscar un futuro mejor lejos de aquí y la dureza de la emigración. Muchos parecen haberlo olvidado cuando critican a quienes llegan ahora buscando lo mismo.

Sinopsis del documental:


No hay comentarios: