domingo, 25 de octubre de 2009

Llanto por Irak


Los asesinos han vuelto a actuar en Bagdad, utilizando suicidas contra la población indefensa. En la llamada Zona Verde, teóricamente la parte más segura de la ciudad, dos terroristas han hecho estallar dos coches bomba de forma simultánea, causando más de 130 muertos y más de 500 heridos. La violencia integrista encontró hace unos años un campo abonado en Irak con una invasión basada en las mentiras del gobierno de EEUU. Como consecuencia de ello, hoy el país sigue desangrándose y quienes pagan mayor tributo son los ciudadanos. Y mientras tanto, los aprendices de brujo que propiciaron esta situación permanecen tranquilos en sus cómodos despachos y viajan en vehículos blindados.


Más información en:

2 comentarios:

Vicente Rodrigo dijo...

Y seguro que continúan pensando que actuaron de la forma correcta. Es doloroso ver estos titulares.

Paqui Pérez Fons dijo...

La invasión de Irak es una de las mayores barbaridades del último siglo. Allí puede que hubiera un dictador, pero no había terroristas. Ahora el país está sumido en el caos y las consecuencias las sufren los inocentes. Aparte de doloroso, es tremendamente desesperante. Saludos.