martes, 8 de diciembre de 2009

Sangre de nuevo en Bagdad


Es una historia interminable de dolor. No importa si los autores han sido los asesinos de Al Qaeda o los asesinos de la llamada insurgencia suní. El resultado es el mismo: se utiliza como blanco a personas inocentes, se multiplica el sufrimiento, se machaca con la inseguridad y el miedo a una población exhausta. La cuna de la civilización, allí donde se inventó la agricultura y donde se escribieron los primeros textos, sigue siendo víctima de la barbarie de animales sin escrúpulos. ç

Más información:

No hay comentarios: