lunes, 1 de febrero de 2010

Aunque no lo digan, lo piensan


La viñeta de El Roto del pasado sábado resume el espíritu de la medida de retrasar la edad de jubilación de los trabajadores. Con el pretexto del aumento de la esperanza de vida y la consiguiente reducción de la población activa, se arguye que la Seguridad Social entrará en números rojos en los próximos años y que la única forma de sostener el sistema es que los trabajadores trabajen más años. Hay otras soluciones, que no se contemplan, como aumentar la población activa permitiendo la entrada de más inmigrantes o regularizar la situación de los que trabajan en la economía sumergida. Los responsables de las cuentas públicas parecen estar en la misma onda que los protagonistas de la viñeta: a la espera de que muchos mueran antes de poder cobrar sus, por otra parte, exiguas pensiones.

No hay comentarios: