domingo, 21 de febrero de 2010

Sin palabras

A veces no hacen falta las palabras para calificar una actitud o la personalidad de un individuo. Bastan los gestos.

No hay comentarios: