jueves, 22 de abril de 2010

El escritor (The ghost writer)


Un escritor que colaboraba en la redacción de las memorias del ex-primer ministro del Reino Unido aparece muerto en la costa Este de EEUU. Aparentemente se ha suicidado. Para sustituirle, la editorial que publicará las memorias contrata a otro escritor, con el encargo de dar a la historia del político el estilo que convierta el libro en un best seller. A cambio, el negro recibirá una sustanciosa compensación. La única condición que le imponen es que deberá trasladarse a la isla en la costa Este de EEUU donde el primer ministro se encuentra recluido desde que abandonó el poder. Allí podrá leer el manuscrito de su predecesor y conocer al político. El negro afronta el viaje como una experiencia, pero una vez en la isla empieza a cuestionarse la versión oficial de lo ocurrido con su antecesor y encuentra incongruencias en la historia que se supone que debe reescribir. ëste es el inicio de un interesante y opresivo thriller protagonizado por Ewan McGregor y con evidentes alusiones a la figura política del infame Tony Blair. El ex-primer ministro, interpretado por Pierce Brosnan, no es Tony Blair, pero muchos de los datos utilizados para describir al personaje invitan a identificarlo con él: su papel en la guerra de Irak, las mentiras que urdió para ir a la guerra, el rechazo popular que generó su gestión, la influencia de su mujer en su vida, su obsesión por la forma física y por el dinero,... El argumento es interesante, con una buena dosis de intriga y excelentes interpretaciones de los protagonistas principales. Se vuelve a poner de manifiesto la habilidad de Roman Polanski para crear situaciones claustrofóbicas y escribir guiones que mantienen la atención del espectador hasta el final. Por este trabajo Polanski recibió el Oso de Plata a la mejor dirección del pasado Festival de Cine de Berlín. The ghost writer no es una película excelente, pero sí de las mejores que se pueden ver actualmente en el cine.

Sinopsis y críticas:




No hay comentarios: