sábado, 10 de abril de 2010

Prevaricadores


Prevaricador es aquel funcionario público que dicta una sentencia injusta a propósito. El juez Garzón será procesado por abrir una causa para investigar las desapariciones durante la Guerra Civil y la dictadura franquista. El argumento del funesto juez Varela, encargado de encausar a Garzón, es que lo sucedido durante el franquismo quedó borrado con la ley de amnistía de 1977. Según el estatuto de la Corte Internacional de Justicia, los crímenes de lesa humanidad, entre los que se encuentra la desaparición de personas, no prescriben ni pueden ser objeto de amnistía. La viñeta de El Roto recuerda que a pesar del tiempo transcurrido, la sombra del franquismo sigue siendo alargada y que mientras quienes cometieron los crímenes descansan tranquilos en sus tumbas o en dorados retiros, sus víctimas siguen yaciendo en cunetas y fosas comunes y sus familias siguen sin encontrar el consuelo que merecen.

La columna de hoy de Manuel Rivas en El País aborda esta grotesca injusticia:

PREVARICADORES
MANUEL RIVAS

El mundo debe saber que en España no es la justicia democrática la que lleva al juez Garzón al banquillo. Al contrario, es ella, la justicia democrática, la que va a ocupar el banquillo de los acusados y posiblemente va a ser estrangulada. Es decir, "mantenida a raya" por el empeño de un grupo de la escuela de Epimeteo, el inconsciente hermano de Prometeo que entregó a Pandora la caja de los truenos. Así, como un Epimeteo crístiano, críptico pero implacable, le gustaba definirse al kronjurist del Tercer Reich Carl Schmitt, el hombre que tenía por texto de cabecera el Discurso sobre la dictadura de Donoso Cortés. La gran aportación de Schmitt fue el "decisionismo" y una de las inspiraciones que solía paladear era de la Auctoritas, non veritas, facit legem (La autoridad, no la verdad, hace las leyes). En su último auto, el instructor del caso Garzón arremete contra el juez por lo que denomina "imaginación creativa". He ahí una nueva y curiosa figura delictiva. Pero el mundo debe saber que Garzón no actuó por el influjo de fantasías, ni con poderes nigrománticos, sino con el conocimiento de sus compañeros y por las denuncias acumuladas de familiares de víctimas desaparecidas, más de 100.000 sacrificados todavía en fosas y cunetas, por causa de un régimen genocida que ejerció su crueldad mucho más allá de la guerra. En palabras del dictador, pronunciadas después de la "victoria", la tarea tenía que proseguir hasta arrancar "la última raíz de la Enciclopedia". Consciente o inconscientemente, hay quienes siguen a ello. Pero, además, el mundo debe saber que la persecución a Garzón se intensifica cuando pone al descubierto la mayor trama político-mafiosa de la España contemporánea. El mundo debe saber que se le va a juzgar sin acusación fiscal y despreciando pruebas. ¿Quién prevarica? ¿Garzón o los que pretenden hundirlo con una creatio ex nihilo? Es decir, desde la nada.

Estatuto de la Corte Internacional de Justicia:

http://www.un.org/spanish/aboutun/icjstat.htm

Ley de Amnistía de 1977:

http://noticias.juridicas.com/base_datos/Penal/l46-1977.html

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es una vergüenza que todavía este vigente la sombra de Franco. Hemos aguantado muchas cosas, que si estatuas, calles con nombre de franquistas. El PP ya no sabe que hacer para ganar un poco más de votos. De todas formas Garzón tiene dos caras, ya tuvo problemas con las Madres de la Plaza de Mayo y el Sub Marcos.
Paqui que tal te va todo? Haber si tengo un dia libre en la uni, y te llevo los libros. Por cierto no sabras una página donde este el real decreto y los decretos de castilla la mancha, es que tengo que hacer una programacion didactica. salud el boikot

Paqui Pérez Fons dijo...

Garzón es apresurado (por no decir un tanto chapucero)en la instrucción de los casos y le falta centrarse a la hora de hacer su trabajo. Muchas veces sus problemas con los sumarios que ha llevado se derivan de su descuido a la hora de atar bien todos los cabos. Pero es indudable que hacen falta personas que se atrevan a llevar ante los tribunales causas que merecen justicia, aunque eso sea muy difícil de conseguir. Y mucho más cuando en esa "modélica " transición se dejó en su sitio a todo el mundo: jueces, policías,... y se tapó todo con el argumento de la reconciliación necesaria, cuando lo que se hizo fue conceder inmunidad a los criminales e ignorar a las víctimas. Lo único que se pretendía al abrir la causa de los desaparecidos durante la guerra y el franquismo era que se proveyesen recursos para ayudar a excavar las tumbas, porque lo de buscar a los responsables es casi imposible. Pero en éste, como en otros temas, hace falta muy poco para que a algunos les salga la piel franquista que han intentado tapar con trajes (de marca, por supuesto).

Lo de la página web te lo contesto por correo. El fin de semana del Viñarrock estaré por aquí, por si te puedes pasar.

Saludos y salud en este día tricolor, aunque casi nadie lo recuerde ya.