lunes, 31 de mayo de 2010

Crimen en aguas internacionales



En su línea habitual, el gobierno israeli ha utilizado la fuerza bruta para frenar una flota de paz que pretendía romper el bloqueo naval al que se encuentra sometida la franja de Gaza. Los hechos son claros: la flota ha sido asaltada por el ejército israelí en aguas internacionales y el asalto ha provocado al menos 10 muertos y un número indeterminado de heridos. Se mire por donde se mire, es un crimen y de ninguna manera se puede alegar el derecho de legítima defensa cuando para detener a una flota de ayuda humanitaria se envía al ejército y se abordan los barcos en aguas internacionales. Israel incumple sistemáticamente un montón de normas del derecho internacional sin ninguna consecuencia, boicotea una y otra vez la farsa en que se ha convertido el "proceso de paz" y, como señala Enric González en su análisis, se asoma al abismo, pero además en su caída empuja a muchos otros. Mientras tanto, la "comunidad internacional" vuelve a lo de siempre: reuniones de urgencia para no decidir nada y el silencio cómplice de EEUU.

Análisis de Enric González:


Información sobre el asalto:



Cobertura de la noticia en Haaretz, diario israelí:


No hay comentarios: