viernes, 29 de octubre de 2010

Hasta siempre, compañero



"No nos domaron, no nos doblaron y no nos van a domesticar". Ésta fue una de últimas frases pronunciadas en un acto público por Marcelino Camacho. Tras una vida de intensa lucha y de fidelidad a unos ideales de reforma social, anoche se apagó la luz en casa de Marcelino, ese mismo piso sin ascensor en el que ha vivido toda una vida con su compañera de siempre. La despedida es sólo física. Las ideas y el ejemplo de vida permanecen. Salud, compañero.

Homenaje a Marcelino Camacho en la página web de CCOO:

miércoles, 27 de octubre de 2010

Crímenes de guerra


El Roto vuelve a dar en la diana. Las tácticas de las guerras recientes reveladas de nuevo por el portal Wikileaks demuestran que no hay guerras honorables y que la sangre salpica a todos, incluidos quienes se consideran a sí mismos como defensores de la libertad: masacres, torturas, indiferencia ante el sufrimiento de la población civil, numerosos "errores" y un número interminable de víctimas. 

Últimas filtraciones de Wikileaks sobre la guerra en Irak:

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Wikileaks/divulga/nuevos/videos/abusos/EE/UU/Irak/elpepuint/20101027elpepuint_2/Tes

domingo, 17 de octubre de 2010

La lucha es ahora


No es dentro de 40 años cuando nos incumbirá. Es ahora cuando hay que luchar.

Parece que en Francia sí se toman en serio el recorte de conquistas sociales que requirieron tanto esfuerzo para nuestros antepasados.

Más información sobre la huelga general en Francia:


Gráfico comparativo de los sistemas de pensiones en Europa y las reformas propuestas por los distintos gobiernos:

sábado, 9 de octubre de 2010

Alternativa: exilio



Leer el periódico resulta cada día más frustrante. Aparte de la alarmante pérdida de calidad de los artículos, el contenido resulta desalentador. El exilio, aunque de momento sólo pueda ser mental, se convierte en la mejor alternativa.

http://www.elpais.com/articulo/Comunidad/Valenciana/corrupcion/pasa/factura/PP/elpepuespval/20101009elpval_2/Tes

sábado, 2 de octubre de 2010

Asfixiados y consumidos



Las dos últimas viñetas de El Roto en el diario El País ponen de manifiesto la situación a la que hemos llegado: el fomento del individualismo y la ilusión del consumo han socavado la idea de colectivo solidario dispuesto a pelear por la consecución de mejores condiciones de vida y trabajo. Hoy en día casi todo el mundo se considera de clase media, en parte porque así se nos repite machaconamente por todas partes, y lo que marca las diferencias sociales es el poder adquisitivo. La proliferación de productos low cost ha creado una ilusión de estatus entre los trabajadores con sueldos low cost, que poco a poco se han ido convirtiendo en dóciles empleados más temerosos de perder sus escasos réditos que dispuestos a arriesgarlos por un futuro mejor. Nos aprietan y no nos quejamos. Para mantener o incrementar sus niveles de consumo, seguirán apretando. ¿Hasta cuándo seguiremos sin quejarnos?