domingo, 19 de diciembre de 2010

Doblepensar

Aguas residuales

Si algo han puesto de manifiesto las filtraciones de Wikileaks sobre España es toda una sarta de ejemplos del doblepensar (doublethink) orwelliano. En 1984 doblepensar era la capacidad de defender dos opiniones contradictorias a la vez. Orwell lo expresaba de este modo: "Decir mentiras a la vez que se cree sinceramente en ellas, olvidar todo hecho que no convenga recordar, y luego, cuando vuelva a ser necesario, sacarlo del olvido sólo por el tiempo que convenga, negar la existencia de la realidad objetiva sin dejar ni por un momento de saber que existe esa realidad que se niega... todo esto es indispensable". Así se revela a diario que una cosa es el lenguaje oficial, para tener calmados a los ciudadanos, y otra muy distinta el lenguaje de las bambalinas, donde se teje la verdadera política. Una cosa es lo que los distintos gobiernos les dijeron a los familiares de José Couso, a los saharauis o a los ciudadanos contrarios a los transgénicos y otra muy distinta lo que se acordó a espaldas de todos. Nunca un libro de mediados del pasado siglo fue tan actual.

No hay comentarios: