miércoles, 12 de enero de 2011

Igual o peor



Todo sigue igual o peor un año después del terremoto de Haití. Una vez más la "oleada de solidaridad" se ha convertido en palabras que se llevó el viento. El país continúa en ruinas, el dinero prometido no ha llegado, se han multiplicado las violaciones de mujeres y niños y el cólera ha echado más leña al fuego del infierno que casi siempre fue Haití. Otro fracaso colectivo que anotar en la lista de desastres agravados por la codicia o la pasividad del género humano. 

Último programa de En portada, dedicado a Haití:

No hay comentarios: